Turquía: una explosión arrasa una sede policial en una región kurda.Esto es otro autoatentado de erdogan. Todos son calcados y culpar al pueblo kurdo y a la pkk, para arreciar la limpieza etnica sobre ellos.Ya rusia lo advirtió , que ellos iban a proteger al pueblo kurdo y esto acelera a fondo la llegada de las tropas turcas a estambul 

Una gran explosión ha destruido la sede de la Policía turca en la provincia kurda de Diyarbakir.

Origen: Turquía: una explosión arrasa una sede policial en una región kurda

Aunque el mundo no lo vea y siga durmiendo en los placeres mundanos:El año 2016, marca el primero de los 3 años finales de la humanidad y comienzo de la abominación desoladora y la llegada total del reino de la muerte a este planeta

Tomado de rianovosti

2016: el mundo rumbo al desastre

© REUTERS/ Bassam Khabieh
FIRMAS

15:00 13.01.2016(actualizada a las 17:29 13.01.2016) URL corto
Vicky Peláez
1261170

La reciente advertencia del Jefe da las Fuerzas Armadas de Suiza, general André Blattmann para que la población se prepare ante inminentes disturbios en toda Europa adquiriendo armas de fuego, hecho que coincidió con la exhortación del presidente de EE.UU. Barack Obama a los norteamericanos para que no compren armas ya que la población posee más de 300 millones de diferente calibre, hace pensar que el mundo está en vísperas de cambios bruscos y profundos. Por algo el mismo día del pedido de Obama, más de un millón de armas de fuego fue adquirido por sus compatriotas.

Estamos en el mundo, pero con los ojos en la noche

(Jacobo Fijman, 1898-1970)

Todo indica que el año 2016 complicará aún más la difícil situación en nuestro planeta. Actualmente el Sistema Económico Globalizado dominado por el capitalismo neoliberal representa prácticamente un desastre. Frente a la caída de los precios de petróleo, la devaluación de la moneda china el yuan, el colapso de las bolsas de valores, especialmente en China y EE.UU., los analistas económicos han quedado perplejos y mudos, indecisos de formular un pronóstico certero o algo cercano a la certeza. Inclusive la prensa globalizada dejó de hablar de la globalización como un camino hacia el progreso universal. Tampoco hay serios análisis de los 5,080 “think tanks” existentes a nivel mundial sobre el rumbo que está tomando la actual crisis mundial.

La locomotora económica norteamericana está estancada. A pesar de la aseveración del economista jefe del banco UniCredit, Harm Bandholz de que la “economía estadounidense marcha muy bien”, los pronósticos del Banco Mundial (BM) y de la Organización para la Coopeación y el Desarrollo Económico (OCDE) para EE.UU. en el 2016 fueron rebajados ya dos veces al 2.4 de crecimiento y también hay indicios de nuevas rebajas. Los datos de US-CNS News publicados el 6 de noviembre pasado, muestran que los 94,513,000 norteamericanos del total de 251,541,000 en la edad laboral no tienen trabajo, es decir el 37.6 por ciento está desocupado, lo que desmiente cualquier aseveración de Washington indicando que “la economía está marchando bien”.La vieja Europa con sus jóvenes socios del este, ex integrantes del campo socialista, hasta ahora no puede salir de la crisis que se contagió de EE.UU. a partir del 2008, como tampoco sabe aminorar los problemas asimétricos dentro de la Unión Europea donde viven 500 millones de habitantes pertenecientes a 28 países que hablan en 23 idiomas. Según los datos de la Comisión Europea, en el 2011 Alemania tuvo un superávit de 200 mil millones de dólares mientras la Unión Europea registró un déficit equivalente a la misma cantidad de dólares.

El Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la revista Forbes pronostican para Europa un crecimiento de 1.9 por ciento en 2016, que seguramente también será rebajado a medida que pasa el tiempo. En un reciente artículo de Timoshy Garton Ash, publicado en la revista Foreign Affairs, el analista afirma que “Europa está atrapada en un triángulo entre la Política Nacional (de cada país), la política Europea y el sistema de los Mercados Globales”. Habrá que agregar que el socio norteamericano de la “vieja Europa”, que le traspasó su propia crisis económica, sus burbujas financieras y la convirtió finalmente en su títere, no muestra ningún interés, ni tampoco tiene la capacidad para tenderle la mano.

China, la segunda economía en el mundo a punto de convertirse en la primera, superando su PBI de 17,632,014 millones de dólares en 2014 a él de EE.UU. que era de 17,416,253 de millones de dólares está tratando de salir de tres burbujas. La primera, está relacionada con sus dos bolsas bursátiles: la de Shanghai y la de Schenzen, cuyos índices subieron en el 2014 en 120 por ciento y en el 2015 colapsaron dramáticamente afectando con ello la salud financiera del país. La segunda burbuja fue el resultado del exceso del “bono basura” corporativo (bonos de alto riesgo y baja calificación emitidos por las corporaciones para recaudar el dinero con el fin de expandirse). La tercera burbuja que sigue afectando la economía de China es la del gobierno local cuya deuda pendiente se incrementó en los últimos dos años en un 80 por ciento.Según los informes económicos de la sucursal del Deutche Bank en China, el gobierno local se convirtió en el primer comprador y vendedor de las tierras utilizando los bonos cuyo valor actualmente supera 1,6 millones de millones de yuanes. Debido a estas burbujas la deuda total de China creció entre 2007 y 2015 de 7,7 millones de millones de dólares 28.4 millones de millones, lo que está frenando seriamente la economía del país. Los dirigentes chinos están tratando actualmente de lograr una transición hacia la economía de servicio y del consumo para mantener un crecimiento alrededor de un cinco por ciento.

Si la economía mundial se está haciendo trizas, la geopolítica internacional está experimentando uno de los peores momentos de su existencia. Los globalizadores “iluminados” lograron profundizar el proceso iniciado por Jimmy Carter para desestabilizar el Medio Oriente y posteriormente gran parte de África con el fin de balcanizarlos y así obtener un fácil acceso a su riqueza nacional, principalmente de sus hidrocarburos. Para este propósito sus estrategas “iluminados”, utilizando el pretexto de democratización y de la promoción del humanismo, crearon y diseminaron las revoluciones de colores, el “caos programado” y las guerras híbridas. Donde pisaba la bota de los soldados norteamericanos y la de sus satélites incondicionales destruían a su paso todo lo que representaba la herencia, cultura, las tradiciones y los valores nacionales de cada país.

Como resultado de esta política, Irak, Afganistán, Libia, Siria, Yemen están en ruinas. En el otro lado del planeta, Ucrania está ardiendo contagiada por un fervor fascista implantado desde Washington y que en algún momento podría expandirse a toda Europa. Actualmente, las condiciones son propicias para el asomo del fascismo en Europa debido a los problemas que trajo al continente el flujo del primer millón de los refugiados árabes y africanos, empujados por las guerras “programadas” en sus respectivos países por el departamento de Estado norteamericano. Si tomamos en cuenta que todavía faltan unos 12 millones de refugiados más podremos imaginar las dificultades que tendrá que solucionar la Unión Europea.Precisamente este factor utilizó el Jefe de las Fuerzas Armadas de Suiza el general André Blattman cuando advirtió a sus compatriotas europeos que “el peligro de terror está creciendo, las guerras híbridas están abarcando a todo el mundo, las perspectivas económicas son sombrías y los flujos migratorios de las personas desplazadas y refugiadas han tomado dimensiones no esperadas”. Ya se sabe que entre los refugiados acogidos en Europa hay cientos si no miles de combatientes del Estado Islámico y que en algún momento oportuno mostrarán sus garras. Teniendo en cuenta que el actual Estado Islámico es la creación de todos los presidentes norteamericanos, comenzando con Jimmy Carter, no es de extrañar que su propósito será también producir cambios en Europa, Euroasia y China, de acuerdo a los diseños y necesidades de Washington.

Por lo pronto, los líderes del Estado Islámico (EI) tienen contactos y obtienen armas en Ucrania. También se está observando un lento desplazamiento de los militantes terroristas del EI hacia la frontera de Rusia, China e India. A la vez, el rol del “Golden Boy” (chico de oro) de la CIA, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, cumpliendo órdenes de EE.UU. en el desarrollo y el crecimiento del Estado Islámico y también en la avalancha de los refugiados del Medio Oriente a Europa ya no necesita ninguna prueba. Tanto Barack Obama como Erdogan actúan sincronizadamente y a la par. Recientemente se divulgaron las imágenes de una columna de más de 10,000 camiones cisterna de los terroristas del EI, estos estaban protegidos desde el aire por los aviones militares norteamericanos dirigiéndose desde Irak a Turquía. Debido a la actuación de los aviones de guerra rusos en Siria, este país representa un riesgo para el negocio de oro negro, mientras que en Irak el estado Islámico tiene un apoyo real de Norteamérica.La simple lectura del Presential Study Directive-11 (PSD-11) de 18 páginas auspiciado y firmado por el presidente Barack Obama en el 2010 confirma la directa implicación del gobierno norteamericano en la creación del Estado Islámico y el terror que se desató en el Medio Oriente. Fue Barack Obama quien insistió que para hacer cambios en el Medio Oriente se tenía que estudiar la experiencia de los movimientos revolucionarios en América Latina y los levantamientos populares en Europa oriental y Asia. Así se establecieron en Estados Unidos 22 centros de entrenamiento primero, para los militantes del movimiento Hermanos Musulmanes y posteriormente para los wahabistas, salafistas etc. radicales. Están auspiciados por el Banco de los Hermanos Musulmanes y por el North American Islamic Trust (NAIT). Uno de estos centros de entrenamiento, llamado “Islamville” está ubicado en Dover, Tennessee a 51 kilómetros de la base militar de la División Aerotransportada de Asalto 101 (Screaming Eagles)”Fort Campbell”.

Por eso no es de extrañar que las 23,144 bombas que lanzaron los bombarderos norteamericanos en el 2015 dizque contra el EI en Irak, Siria, Afganistán, Paquistán, Yemen y Somalia, no le hicieron ningún daño al Estado Islámico sino a la infraestructura económica y a las fuerzas armadas de estos países. Este ha sido el propósito real de Washington. En resumidas cuentas, los “iluminados globalizados” están promoviendo una geopolítica de desastre a vista y paciencia de todo el mundo y que se deja a “torcer el brazo” voluntariamente con la rara excepción de Rusia e Irán. Ya es hora que Europa despierte de su estado zombi y que China deje de ser tan cautelosa para apoyar activamente a Rusia en su lucha contra el Estado Islámico “made in the USA”.Parafraseando a Winston Churchill que decía “Me siento solitario sin guerra”, Vladimir Putin debe también sentirse abandonado luchando solo contra la guerra. ¡Ojalá la palabra “juntarse”, como decía José Martí, sea “la palabra del mundo” para parar todas la guerras y para mandar al retiro a todos los guerreros “iluminados” globalizados con ansias de dominar el planeta y enriquecimiento sin límites, sólo así se podrá cortar el camino al desastre al que está marchando el mundo.


LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

Les invitamos a comentar la publicación en nuestra página de Facebook o nuestrocanal de Twitter.

EE.UU.: Se ha producido un incendio en una instalación petrolífera de Oklahoma.Ya lo hemos dicho los autoatentados en los estados unidos se incrementarán hasta lograr y coronar a la población mundial en el trono de la estatua luciferina de la libertad en new york.  Este autoatentado deprimirá mas las bolsas y el petróleo. Y el de new york le dará la estocada final al dólar y a la economía mundial  

Se ha producido un incendio en una instalación petrolífera al este de la ciudad de Chickasha (Oklahoma, EE.UU.).

Origen: EE.UU.: Se ha producido un incendio en una instalación petrolífera de Oklahoma

¿Pekín sabe algo que no conocemos?: China compra petróleo a un ritmo récord.Los chinos son bastante sagaces, primero se llenan de petróleo barato y segundo sabiendo ellos, que la importación de petróleo de parte de irán y de arabia saudita se va volver complicado y muy delicado.Una vez comience el conflicto entre arabia saudita y el pais persa.En este momento israel , lo ataca, y ellos cierran el golfo pérsico y el estrecho de ormuz.Sellando la salida del petróleo hacia el mundo y debido a la poca oferta disponible en este instante, los precios se suben a una escala de 200 dólares por barril.En este caso se verán favorecidos los paises latinoamericanos, por su libre tránsito hacia europa y américa .En este momento china no dispondría de petróleo del medio oriente y  el coste del crudo de américa latina hacia el extremo oriente sería caro

Mientras que los precios de petróleo se desploman, las importaciones del crudo en China alcanzan un registro nunca visto.

Origen: ¿Pekín sabe algo que no conocemos?: China compra petróleo a un ritmo récord

La misma bestia es estúpida en sus movimientos:Ha dejado a cada uno de sus gobernantes latinoaméricanos a expensas del pueblo, ya con el deterioro de la calidad de vida y aumento de impuestos, creen ellos, que van a seguir gobernando a espaldas del pueblo.Ninguno de ellos va a quedar, con la quiebra de las economías por el colapso del petróleo, hacia los 20 dólares

 

Tomado de las 2orillas.com

Petróleo a tiro de 20 dólares: una caída en picada
El ministro Cárdenas calculó mal y proyectó el presupuesto con un barril a US$62 quedando un hueco de 31 billones que piensa cubrir a punta de impuestos y deuda
Por: Elisa Pastrana
enero 13, 2016
Petróleo a tiro de 20 dólares: una caída en picada
No se habían apagado las luces de año nuevo cuando llegó la resaca acompañada de la gran tormenta china en las principales bolsas de valores del mundo, arrastrando el precio del petróleo a mínimos históricos. Casi diez por ciento perdió el crudo en los primeros cinco días del 2016. Con cotizaciones del Brent y el WTI rozando los 30 dólares no vistas en 12 años, fue el momento para recordar la amenaza del ministro de Arabia Saudita, Alí al Naimi, en aquel diciembre de 2014 cuando señaló como “irrelevante” que el petróleo bajara a 20 dólares en su batalla contra los esquistos de Estados Unidos. Y para recordar también que Goldman Sachs pronosticó hace cinco meses que el crudo podría caer hasta ese nivel —aunque cautelosamente le dio pocas probabilidades al escenario—. Hoy, la amenaza del saudita que suena a profecía, está a punto de cumplirse, como las previsiones del banco de inversión. Los incrédulos están perdiendo sus apuestas.

La devaluación del yuan fue el detonante para que el Brent llegara a registrar cotizaciones de 32,16 dólares por barril la semana pasada, un nivel no señalado desde abril del 2004, y que el WTI cayera a 32,10 dólares, un mínimo desde finales del 2003. Pero estos son los precios para crudos livianos y con bajo contenido de azufre, porque las variedades más densas, negras y sulfúricas ya están muy cerca de los 20 dólares. La mezcla de crudos mexicanos de Pemex está valuada en 26,26 su mínimo de 11 años, Irak está ofreciendo su variedad más pesada a compradores de Asia por unos 25, y en el oeste de Canadá, el Western Canada Select se está vendiendo en 21,37.

A la quema de su embajada en Teherán, Arabia Saudita contraatacó rebajándole el precio del petróleo a los antiguos clientes de Irán
A la quema de su embajada en Teherán, Arabia Saudita contraatacó rebajándole el precio del petróleo a los antiguos clientes de Irán
Hasta dónde y hasta cuándo llegará el tobogán de los precios es la pregunta que se hace al registrar una caída de 68 % en 18 meses. El presidente de BP, Bob Dudley se aventuró a decir hace unos días a la radio de la BBC que “se podría tocar fondo en el primer trimestre del 2016”, pero que los precios se mantendrán bajos “por un par de años”. En esto último coincide gran parte de la industria petrolera. Razones hay muchas y evidentes. La sobreproducción se estima hoy en 2,91 millones de barriles diarios según cifras de Bloomberg, y no se ven señales de que se reverse la situación. Los productores dentro y fuera de Opep (Organización de Países Exportadores de Petróleo) bombean sin parar para no perder su cuota de mercado y paliar los efectos de los menores precios.

Para empezar, el cartel que es responsable de la tercera parte del petróleo del mundo, ha aumentado en 1,40 millones de barriles la producción desde su negativa en noviembre de 2014 a reducir los suministros. Y el pasado 10 de diciembre acordó en Viena elevar su techo a 31,5 millones de barriles por día, oficializando el bombeo actual, el más alto en los últimos tres años.

Dentro de Opep se libra la más encarnizada batalla entre Arabia Saudita e Irán por el liderazgo regional. Esta es hoy por hoy una de las claves más importantes para descifrar el mercado petrolero en Oriente Medio. Porque tras la descolgada de precios propiciada por Arabia Saudita parece estar no solo un golpe al fracking estadounidense por la tajada del mercado, sino el deseo de mantener a raya al archirrival Irán, minando sus ingresos. Para la muestra, cuando el 2 de enero Arabia Saudita, regida por suníes, ejecutó al clérigo chiíta Nimr Baqir al Nimr, la respuesta de Irán, de mayoría chiíta, fue una revuelta que terminó con el incendio de la embajada saudita en Teherán. Mientras todos esperaban un alza de los precios —como es usual ante un torbellino político— Arabia Saudita estaba contraatacando con grandes rebajas a los compradores europeos que antes de las sanciones eran clientes de Irán.

Vladimir Putin se reunió con el el príncipe Salmán, ministro de Defensa de Arabia Saudita, con una grave crisis económica a cuestas por la caída del petróleo

Vladimir Putin se reunió con el el príncipe Salmán, ministro de Defensa de Arabia Saudita, con una grave crisis económica a cuestas por la caída del petróleo
El reino también estaría sancionando a Rusia con un duro golpe en sus finanzas, por haber ayudado a levantar el embargo iraní y por tratar de construir un eje de influencia chiíta con Irán, Irak, Bachar el Asad en Siria, y el apoyo de Hezbolá desde el Líbano contra Isis, como coartada diplomática. De paso, los sauditas le estarían dando una mano a su aliado Barack Obama en el conflicto de Ucrania, reeditando la ayuda del finado rey Fahd a Ronald Reagan para destruir la Unión Soviética inundado el mercado petrolero en 1986.

El caso es que Irán volverá a exportar crudo este año cuando se haga efectivo el levantamiento del embargo por parte del Congreso de Estados Unidos. Y aunque Al Naimi le haga difícil el reingreso al mercado, el millón de barriles extras significarán una caída adicional de los precios en 10 dólares, según estima el Banco Mundial.

Por otro lado, Irak ha aumentado a 4,1 millones su producción, y los no Opep reportan 65,21 mbd, cifra sin precedentes en la historia petrolera. Rusia acaba de alcanzar la máxima producción de los tiempos postsoviéticos con 10,83 millones de barriles y Estados Unidos con 9,33 millones tomó recientemente la decisión de eliminar una prohibición a la exportación de petróleo vigente desde hace 40 años, reconociendo el crecimiento del sector

A lo anterior habría que sumar actores clandestinos como el Estado Islámico que en los nueve pozos de su asentamiento entre Irak y Siria produce unos 48.000 barriles diarios vendidos en contenedores a comercializadores de estos países, según informe del Financial Times. El viceministro de Defensa de Rusia, Anatoli Antónov, va más allá. Durante el reciente conflicto ruso-turco por el derribamiento de un avión, sostuvo que el EI transporta unos 200.000 barriles diarios de petróleo, y que los vende a bajo precio en Turquía, involucrando hasta a la familia del primer ministro en el ilícito. Turquía siempre lo ha negado.

En diciembre, Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, tuvo que anunciar recortes del gasto por 3,5 billones de pesos para 2016
En diciembre, Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, tuvo que anunciar recortes del gasto por 3,5 billones de pesos para 2016
Por el lado de la demanda las cosas no son mejores. La debilidad de la economía de China está contribuyendo a la caída de los precios. El gigante asiático representa casi la tercera parte del crecimiento de la demanda de crudo en todo el mundo y se cree que si esa contribución es menor de 6,5 % en 2016, el mercado petrolero seguirá en desequilibrio durante mucho tiempo.

Ahora, la pregunta del millón: ¿dónde está el piso de la caída en picada? Nadie se atreve a casarse con un número. No es difícil apostar por niveles de 20 dólares. O aventurarse a algo menos. Acertar dependerá del límite a que esté dispuesta a llegar Arabia Saudita en su guerra contra los rivales políticos y del mercado, y lo que aguanten las finanzas de los demás miembros de Opep.

Este sería el peor de los mundos para los productores con alta dependencia del petróleo en sus finanzas. Como Rusia que decreció 3,8 % el año pasado y Venezuela 9 % según estimaciones de Ecoanalítica. Colombia también ha pagado la factura. Y seguirá pagándola. En términos de devaluación de 42 %, de inflación de 6,8 % (por encima de la meta del gobierno) y crecimiento que la Cepal proyecta en 3,0 % para el 2016, y el ministro de Hacienda en 3,2 %.

La renta petrolera ¡pasó de 23 millones ¡a 3 billones en dos años! La producción de 1,009 millones de barriles diarios del año pasado va en descenso —Ecopetrol proyecta 5000 barriles menos por día frente a los 760.000 del 2015— y las exportaciones disminuyen al tenor de un crudo que representa la mitad de ellas. En el presupuesto de 2016 por 215,9 billones de pesos aprobado por el Congreso en septiembre, el precio se proyectó en un optimista 62 dólares por barril. En diciembre Minhacienda tuvo que anunciar ajustes: reducción del gasto en 3,5 billones, y plan antievasión por 4 billones. Todavía quedó un hueco de 30,9 billones. Para taparlo, además de crédito externo e interno, vendrá una reforma tributaria que en borrador presupone tres puntos más de IVA, del que no escaparían ni los cuadernos, el internet de los más pobres y la mesada de los jubilados. En resumen, un azaroso cuarteto de cifras para empezar el bisiesto: dólar de 3.200, inflación de 7 %, IVA de 19 % y… ¿petróleo de 20? ¡Sálvese quien pueda!