Se está desatando una ola de islamofobia, ahora en Suecia, para derrumbar la vieja Europa y crear grupos de radicalismo de derecha, con grupos neonazis

Tomado de hispantv

  • Una captura de imagen de un video casero muestra como neonazis encapuchados atacan a solicitantes de asilo en el centro de Estocolmo, capital de Suecia, 29 de enero de 2016.

    Una captura de imagen de un video casero muestra como neonazis encapuchados atacan a solicitantes de asilo en el centro de Estocolmo, capital de Suecia, 29 de enero de 2016.

Unos cien encapuchados, presuntamente vinculados con el movimiento neonazi sueco, atacaron a solicitantes de asilo la noche del viernes en Estocolmo, capital de Suecia.

La Policía local, que ha informado este sábado de los incidentes, precisa que los asaltantes repartían panfletos “con la intención de incitar a la gente a delinquir”.

Según el portavoz policial, Towe Hägg, hasta tres personas fueron detenidas —aunque liberadas esta mañana— por agredir a un policía de paisano y otra por estar en posesión de un puño americano.

Los encapuchados se congregaron en Sergels Torg, una gran plaza peatonal de la capital sueca donde a diario se cruzan jóvenes, marginales y refugiados menores solos que no están acompañados por adultos.

Los panfletos repartidos iban especialmente dirigidoscontra “los niños de la calle norteafricanos que pululan por todas partes” y amenazaban con darles “el castigo que merecen”, según recoge el diario sueco The Local.

De acuerdo con testigos citados por el diario sueco Aftonbladet, los agresores atacaron a “personas de apariencia extranjera” y las autoridades, que recibieron el aviso de que se preparaba “un proyecto de agresión contra inmigrantes menores no acompañados en el centro de Estocolmo”, desplegaron unidades antidisturbios y helicópteros.

El grupo neonazi Movimiento de la Resistencia Sueca reivindicó el viernes por la noche que había “limpiado de criminales norteafricanos la zona de la Estación Central”, a los que acusó de haber “robado y agredido sexualmente a los suecos durante demasiado tiempo”.

En 2015, unos 163 000 refugiados presentaron una demanda de asilo en Suecia. Según anunció el pasado miércoles el ministro de Interior, Anders Ygeman, el país pretende expulsar a 80 000 solicitantes de asilo, porque su demanda fue o será rechazada.

En los últimos meses, particularmente entre agosto y noviembre de 2015, Europa ha afrontado una afluencia sin precedentes de refugiados provenientes, sobre todo, de países azotados por el terrorismo de grupos como el EIIL (Daesh, en árabe), entre ellos Siria, Irak y Afganistán.

snr/nii/

sábado, 30 de enero de 2016 19:01

Etiquetas