Aviones gringos F15 y Sukhoi rusos:Han estado al borde la colisión en cielos sirios.Ya todos los limites se han irrespetado, dentro de poco veremos aviones derribados de ambos lados y endurecimiento del teatro bélico en Siria

  • Dos cazas Su-24 rusos vuelan cerca del destructor estadounidense USS Donald Cook, en aguas neutrales del mar Báltico, 13 de abril del 2016.

    Dos cazas Su-24 rusos vuelan cerca del destructor estadounidense USS Donald Cook, en aguas neutrales del mar Báltico, 13 de abril del 2016.

Un análisis afirma que el acuerdo militar entre EE.UU. y Rusia para prevenir accidentes aéreos en Siria se ha roto, ya que Rusia «permitió» que sus cazas realizasen “simulacros” de ataques a cazas estadounidenses.

En octubre de 2015, se firmó un memorando entre Estados Unidos y Rusia sobre la prevención de accidentes aéreos en Siria —en el que se comprometían, entre otras cosas, a mantener las distancias entre sus aviones—, después de que sucedieran varios incidentes peligrosos en el espacio aéreo sirio entre sus aviones de combate.

Sin embargo, Rusia ha roto este acuerdo de forma rutinaria, asegura ahora un informe publicado el martes por el laboratorio de ideas británico Chatham House, y redactado por Keir Giles, miembro asociado de su programa Rusia y Eurasia.

Como más reciente incidente cita el de la semana pasada, cuando EE.UU. acusó a Rusia de haber realizado maniobras «agresivas» y «no seguras» después de que dos aviones de combate Su-24 volaran cerca de un destructor estadounidense en el mar Báltico. Un suceso que según el informe, no tenía que haber ocurrido tras haber firmado el memorando.

En realidad, según Giles, el memorando se rompió apenas unas semanas después de su firma, cuando en noviembre, las Fuerzas Aéreas de EE.UU desplegaron en la base aérea de Incirlik, en el sur de Turquía, 12 aviones F-15, la mitad de ellos del modelo F-15C Eagles, diseñados para el combate aire-aire.

Rusia, apunta, vio la llegada de estos aviones de combate como una amenaza potencial a su propia fuerza aérea, por lo que sus pilotos tomaron «la oportunidad de practicar maniobras agresivas contra los aviones estadounidenses” como realizar «posicionamientos para ataques simulados».

La coalición liderada por EE.UU. comenzó a bombardear a los terroristas en Siria en septiembre de 2014 sin la autorización de Damasco, y Rusia empezó su ofensiva aérea contra los terroristas en Siria en septiembre de 2015, tras recibir una petición en ese sentido del presidente sirio, Bashar Al-Asad.

Por último, el gabinete estratégico advierte de que un incidente que implique a las Fuerzas Aéreas de Rusia y de Estados Unidos —o a los aviones de guerra de cualquier otro país de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)— incremementaría el riesgo de una grave crisis internacional.

snr/mla/rba

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s