Este es el plan sionista:Que Trump,debe implementar si o si.Y es la gran Israel,la división y balcanización del medio oriente.Desde egipto hasta Irán.Y este plan comenzó a hacer ejecutado hace 17 años con el 9/11 y ahora llevará al medio oriente,hacia la madre de todas las guerras

17 de mayo de 2018
“Gran Israel”: el plan sionista para Oriente Medio
El infame “Plan Oded Yinon”. Introducción por Michel Chossudovsky

Por Israel Shahak y el Prof Michel Chossudovsky
Compartir Tweet Pin Mail

Introducción

El siguiente documento relacionado con la formación del “Gran Israel” constituye la piedra angular de poderosas facciones sionistas dentro del actual gobierno de Netanyahu, el partido Likud, así como dentro del ejército israelí y el establecimiento de inteligencia. (artículo publicado por primera vez por Global Research el 29 de abril de 2013).

El presidente Donald Trump ha confirmado en términos inequívocos su apoyo a los asentamientos ilegales de Israel (incluida su oposición a la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU , relativa a la ilegalidad de los asentamientos israelíes en la ocupada Cisjordania).

Además, al trasladar la Embajada de los Estados Unidos a Jerusalén y permitir la expansión de los asentamientos israelíes en los territorios ocupados y más allá , el presidente de los Estados Unidos ha respaldado de facto el proyecto “Gran Israel” tal como se formuló en el Plan Yinon.

Tenga en cuenta que este diseño no es estrictamente un Proyecto Sionista para Oriente Medio, es una parte integral de la política exterior de los EE. UU., Es decir, la intención de Washington de fracturar y balcanizar Oriente Medio. La decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel pretende provocar la inestabilidad política en toda la región.

Según el padre fundador del sionismo Theodore Herzl, “el área del Estado judío se extiende:” Desde el arroyo de Egipto hasta el Éufrates “. Según el rabino Fischmann,” La Tierra Prometida se extiende desde el río de Egipto hasta el Éufrates, incluye partes de Siria y Líbano “.

Visto en el contexto actual, incluido el asedio a Gaza, el Plan sionista para Oriente Medio guarda una relación íntima con la invasión de Iraq en 2003, la guerra de 2006 contra Líbano, la guerra de 2011 contra Libia, las guerras en curso contra Siria, Irak y Yemen, por no mencionar la crisis política en Arabia Saudita.

El proyecto “Gran Israel” consiste en debilitar y finalmente fracturar los estados árabes vecinos como parte de un proyecto expansionista estadounidense-israelí, con el apoyo de la OTAN y Arabia Saudita. En este sentido, el acercamiento saudita-israelí es, desde el punto de vista de Netanyahu, un medio para expandir las esferas de influencia de Israel en el Medio Oriente y para enfrentar a Irán. No hace falta que el proyecto del “Gran Israel” sea consistente con el diseño imperial de los Estados Unidos.

“Gran Israel” consiste en un área que se extiende desde el valle del Nilo hasta el Éufrates. Según Stephen Lendman , ” Hace casi un siglo, el plan de la Organización Sionista Mundial para un estado judío incluía:

• Palestina histórica;

• Sur de Líbano hasta Sidón y el río Litani;

• Los Altos del Golán de Siria, Hauran Plain y Deraa; y

• control del Ferrocarril Hijaz desde Deraa a Amman, Jordania y al Golfo de Aqaba.

Algunos sionistas querían más: tierra desde el Nilo en el oeste hasta el Éufrates en el este, que comprende Palestina, Líbano, el oeste de Siria y el sur de Turquía “.

El proyecto sionista apoya el movimiento de asentamientos judíos. En términos más generales, implica una política de exclusión de palestinos de Palestina que conduzca a la eventual anexión de Cisjordania y Gaza al Estado de Israel.

El Gran Israel crearía una serie de Estados indirectos. Incluiría partes de Líbano, Jordania, Siria, el Sinaí, así como partes de Irak y Arabia Saudita. (Ver mapa).

Según Mahdi Darius Nazemroaya en un artículo de 2011 Global Research, The Yinon Plan fue una continuación del diseño colonial de Gran Bretaña en el Medio Oriente:

“[El plan Yinon] es un plan estratégico israelí para garantizar la superioridad regional israelí. Insiste y estipula que Israel debe reconfigurar su entorno geopolítico a través de la balcanización de los estados árabes circundantes en estados más pequeños y más débiles.

Los estrategas israelíes vieron a Iraq como su mayor desafío estratégico desde un estado árabe. Esta es la razón por la cual se describió a Iraq como la pieza central de la balcanización del Medio Oriente y el mundo árabe. En Iraq, sobre la base de los conceptos del Plan Yinon, los estrategas israelíes han pedido la división de Iraq en un estado kurdo y dos estados árabes, uno para los musulmanes chiítas y el otro para los musulmanes sunitas. El primer paso para establecer esto fue una guerra entre Irak e Irán, que el Plan Yinon discute.

El Atlántico, en 2008, y el Diario de las Fuerzas Armadas, del ejército de los EE. UU., En 2006, publicaron mapas ampliamente distribuidos que siguieron de cerca el esquema del Plan Yinon. Además de un Iraq dividido, que el Plan Biden también exige, el Plan Yinon exige un Líbano dividido, Egipto y Siria. La partición de Irán, Turquía, Somalia y Pakistán también están en línea con estos puntos de vista. El Plan Yinon también pide la disolución en el norte de África y pronostica que comenzará en Egipto y luego se extenderá a Sudán, Libia y el resto de la región.

Gran Israel “requiere la división de los estados árabes existentes en pequeños estados.

“El plan opera en dos premisas esenciales. Para sobrevivir, Israel debe 1) convertirse en una potencia regional imperial , y 2) debe efectuar la división de toda el área en estados pequeños mediante la disolución de todos los estados árabes existentes. Lo pequeño aquí dependerá de la composición étnica o sectaria de cada estado. En consecuencia, la esperanza sionista es que los estados sectarios se conviertan en los satélites de Israel e, irónicamente, su fuente de legitimación moral … Esta no es una idea nueva, ni aparece por primera vez en el pensamiento estratégico sionista. De hecho, fragmentar todos los estados árabes en unidades más pequeñas ha sido un tema recurrente “. (Plan Yinon, ver abajo)

Visto en este contexto, la guerra en Siria e Irak es parte del proceso de expansión territorial israelí.

En este sentido, la derrota de los terroristas patrocinados por EE. UU. (ISIS, Al Nusra) por parte de las Fuerzas Sirias con el apoyo de Rusia, Irán y Hezbolá constituye un retroceso significativo para Israel.

Michel Chossudovsky, Global Research, 06 de septiembre de 2015, actualizado el 15 de abril de 2018

El plan sionista para Medio Oriente

Traducido y editado por

Israel Shahak

El Israel de Theodore Herzl (1904) y del rabino Fischmann (1947)

En su Complete Diaries, vol. II. pag. 711, Theodore Herzl, el fundador del sionismo, dice que el área del Estado judío se extiende: “Desde el arroyo de Egipto hasta el Éufrates”.

El rabino Fischmann, miembro de la Agencia Judía para Palestina, declaró en su testimonio ante el Comité Especial de Investigación de la ONU el 9 de julio de 1947: “La Tierra Prometida se extiende desde el río de Egipto hasta el Éufrates, incluye partes de Siria y Líbano. ”

de

Oded Yinon’s

“Una estrategia para Israel en la década de los ochenta”

Publicado por el

Asociación de la Universidad Árabe-Americana Graduates, Inc.

Belmont, Massachusetts, 1982

Documento especial n. ° 1 (ISBN 0-937694-56-8)

Tabla de contenido

Publisher’s Not e1

La Asociación de Graduados de la Universidad Árabe-Americana considera convincente inaugurar su nueva serie de publicaciones, Documentos Especiales, con el artículo de Oded Yinon que apareció en Kivunim (Direcciones), el diario del Departamento de Información de la Organización Sionista Mundial. Oded Yinon es un periodista israelí y anteriormente estaba adscrito al Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel. Hasta donde sabemos, este documento es la declaración más explícita, detallada e inequívoca hasta la fecha de la estrategia sionista en Medio Oriente. Además, se presenta como una representación precisa de la “visión” para todo el Medio Oriente del régimen sionista actualmente en vigencia de Begin, Sharon y Eitan. Su importancia, por lo tanto, no radica en su valor histórico sino en la pesadilla que presenta.

2

El plan opera en dos premisas esenciales. Para sobrevivir, Israel debe 1) convertirse en una potencia regional imperial, y 2) debe efectuar la división de toda el área en estados pequeños mediante la disolución de todos los estados árabes existentes. Lo pequeño aquí dependerá de la composición étnica o sectaria de cada estado. En consecuencia, la esperanza sionista es que los estados sectarios se conviertan en satélites de Israel e, irónicamente, su fuente de legitimación moral.

3

Esta no es una idea nueva, ni aparece por primera vez en el pensamiento estratégico sionista. De hecho, fragmentar todos los estados árabes en unidades más pequeñas ha sido un tema recurrente. Este tema ha sido documentado a una escala muy modesta en la publicación AAUG, Israel’s Sacred Terrorism (1980), de Livia Rokach. Basado en las memorias de Moshe Sharett, ex Primer Ministro de Israel, el estudio de Rokach documenta, en convincente detalle, el plan sionista tal como se aplica al Líbano y tal como fue preparado a mediados de los años cincuenta.

4

La primera invasión israelí masiva del Líbano en 1978 llevó a cabo este plan hasta en el más mínimo detalle. La segunda y más bárbara y abarcadora invasión israelí del Líbano el 6 de junio de 1982, tiene como objetivo efectuar ciertas partes de este plan que espera ver no solo el Líbano, sino también Siria y Jordania, en fragmentos. Esto debería burlar las afirmaciones públicas israelíes con respecto a su deseo de un gobierno central libanés fuerte e independiente. Más exactamente, quieren un gobierno central libanés que sancione sus designios imperialistas regionales firmando un tratado de paz con ellos. También buscan la aquiescencia de sus designios por parte de los gobiernos sirios, iraquíes, jordanos y otros árabes, así como por parte del pueblo palestino. Lo que quieren y lo que están planeando no es un mundo árabe, sino un mundo de fragmentos árabes que está listo para sucumbir a la hegemonía israelí. Por lo tanto, Oded Yinon en su ensayo, “Una estrategia para Israel en la década de 1980”, habla de “oportunidades de gran alcance por primera vez desde 1967” que son creadas por la “situación muy tormentosa [que] rodea a Israel”.

5

La política sionista de desplazar a los palestinos de Palestina es en gran medida una política activa, pero se aplica con más fuerza en tiempos de conflicto, como en la guerra de 1947-1948 y en la guerra de 1967. Un apéndice titulado “Israel habla de un nuevo éxodo” se incluye en esta publicación para demostrar las dispersiones sionistas pasadas de los palestinos de su patria y para mostrar, además del principal documento sionista que presentamos, otra planificación sionista para la despalestinización de Palestina.

6

Del documento de Kivunim, publicado en febrero de 1982, se desprende claramente que las “oportunidades de gran alcance” en las que los estrategas sionistas han estado pensando son las mismas “oportunidades” de las que intentan convencer al mundo y que alegan fueron generadas por su invasión de junio de 1982. También está claro que los palestinos nunca fueron el único objetivo de los planes sionistas, sino el objetivo prioritario dado que su presencia viable e independiente como pueblo niega la esencia del estado sionista. Sin embargo, todos los estados árabes, especialmente aquellos con direcciones nacionalistas cohesivas y claras, son un objetivo real tarde o temprano.

7

En contraste con la estrategia sionista detallada e inequívoca que se dilucida en este documento, la estrategia árabe y palestina, lamentablemente, adolece de ambigüedad e incoherencia. No hay indicios de que los estrategas árabes hayan internalizado el plan sionista en todas sus ramificaciones. En cambio, reaccionan con incredulidad y conmoción cada vez que se desarrolla una nueva etapa. Esto es evidente en la reacción árabe, aunque silenciada, al sitio israelí de Beirut. La triste realidad es que mientras no se tome en serio la estrategia sionista para Oriente Medio, la reacción árabe a cualquier asedio futuro de otras capitales árabes será la misma.

Khalil Nakhleh

23 de julio de 1982

Adelante

por Israel Shahak

1

El siguiente ensayo representa, en mi opinión, el plan preciso y detallado del régimen sionista actual (de Sharon y Eitan) para Oriente Medio, que se basa en la división de toda el área en pequeños estados, y la disolución de todos los existentes Estados árabes. Voy a comentar sobre el aspecto militar de este plan en una nota final. Aquí quiero llamar la atención de los lectores sobre varios puntos importantes:

2

1. La idea de que todos los Estados árabes deberían ser divididos, por Israel, en pequeñas unidades, ocurre una y otra vez en el pensamiento estratégico israelí. Por ejemplo, Ze’ev Schiff, el corresponsal militar de Ha’aretz (y probablemente el más conocedor de Israel sobre este tema) escribe sobre lo “mejor” que puede pasarle a los intereses israelíes en Iraq: “La disolución de Iraq en una Estado chiíta, un estado sunita y la separación de la parte kurda “( Ha’aretz 6/2/1982). En realidad, este aspecto del plan es muy antiguo.

3

2. La fuerte conexión con el pensamiento neoconservador en los Estados Unidos es muy prominente, especialmente en las notas del autor. Pero, si bien se presta sentido a la idea de la “defensa de Occidente” del poder soviético, el objetivo real del autor y del establecimiento israelí actual es claro: convertir un Israel imperial en una potencia mundial. En otras palabras, el objetivo de Sharon es engañar a los estadounidenses después de haber engañado a todos los demás.

4

3. Es obvio que gran parte de los datos relevantes, tanto en las notas como en el texto, son confusos u omitidos, como la ayuda financiera de los EE . UU . A Israel . Gran parte de esto es pura fantasía. Sin embargo , el plan no debe considerarse como no influyente, o no ser capaz de realizarse durante un corto período de tiempo. El plan sigue fielmente las ideas geopolíticas actuales en Alemania de 1890-1933, que fueron tragadas por completo por Hitler y el movimiento Nazi, y determinaron sus objetivos para Europa del Este . Esos objetivos, especialmente la división de los estados existentes, se llevaron a cabo en 1939-1941, y solo una alianza en la escala global impidió su consolidación por un período de tiempo.

5

Las notas del autor siguen el texto. Para evitar confusiones, no agregué ninguna nota mía, sino que puse la sustancia de ellas en este avance y la conclusión al final. Sin embargo, he enfatizado algunas partes del texto.

Israel Shahak

13 de junio de 1982

Una estrategia para Israel en la década de los ochenta

por Oded Yinon

Este ensayo apareció originalmente en hebreo en KIVUNIM (Directions) , A Journal for Judaism and Zionism; Número no, 14 de invierno, 5742, febrero de 1982, editor: Yoram Beck. Comité editorial: Eli Eyal, Yoram Beck, Amnon Hadari, Yohanan Manor, Elieser Schweid. Publicado por el Departamento de Publicidad / The World Sionist Organization , Jerusalem.

1

A comienzos de los años ochenta, el Estado de Israel necesita una nueva perspectiva sobre su lugar, sus objetivos y sus objetivos nacionales, dentro y fuera del país. Esta necesidad se ha vuelto aún más vital debido a una serie de procesos centrales que atraviesan el país, la región y el mundo. Estamos viviendo hoy en las primeras etapas de una nueva época en la historia humana que no es en absoluto similar a su predecesora, y sus características son totalmente diferentes de lo que hemos conocido hasta ahora. Es por eso que necesitamos una comprensión de los procesos centrales que tipifican esta época histórica, por un lado, y, por otro lado, necesitamos una perspectiva mundial y una estrategia operativa de acuerdo con las nuevas condiciones. La existencia, la prosperidad y la firmeza del Estado judío dependerán de su capacidad para adoptar un nuevo marco para sus asuntos internos y externos.

2

Esta época se caracteriza por varios rasgos que ya podemos diagnosticar y que simbolizan una verdadera revolución en nuestro estilo de vida actual. El proceso dominante es la ruptura de la perspectiva racionalista y humanista como la piedra angular principal que sustenta la vida y los logros de la civilización occidental desde el Renacimiento. Los puntos de vista políticos, sociales y económicos que han emanado de esta base se han basado en varias “verdades” que actualmente están desapareciendo, por ejemplo, la visión de que el hombre como individuo es el centro del universo y que todo existe para cumplir su necesidades de materiales básicos. Esta posición está siendo invalidada en el presente cuando se ha hecho evidente que la cantidad de recursos en el cosmos no satisface los requisitos del Hombre, sus necesidades económicas o sus limitaciones demográficas. En un mundo en el que hay cuatro mil millones de seres humanos y los recursos económicos y energéticos, que no crecen proporcionalmente para satisfacer las necesidades de la humanidad, es poco realista esperar que para cumplir con el requisito principal de la sociedad occidental, 1 es decir, el deseo y la aspiración de consumo ilimitado. El punto de vista de que la ética no juega ningún papel en la determinación de la dirección que toma el hombre, sino más bien sus necesidades materiales, esa visión se está volviendo prevalente hoy en día cuando vemos un mundo en el que casi todos los valores están desapareciendo. Estamos perdiendo la capacidad de evaluar las cosas más simples, especialmente cuando se refieren a la simple pregunta de qué es bueno y qué es malo.

3

La visión de las aspiraciones y capacidades ilimitadas del hombre se reduce ante los tristes hechos de la vida, cuando somos testigos de la ruptura del orden mundial que nos rodea. La visión que promete libertad y libertad para la humanidad parece absurda a la luz del triste hecho de que tres cuartas partes de la raza humana viven bajo regímenes totalitarios. Los puntos de vista sobre la igualdad y la justicia social han sido transformados por el socialismo y especialmente por el comunismo en un hazmerreír. No hay ningún argumento en cuanto a la verdad de estas dos ideas, pero está claro que no se han puesto en práctica adecuadamente y la mayoría de la humanidad ha perdido la libertad, la libertad y la oportunidad de igualdad y justicia. En este mundo nuclear en el que vivimos (todavía) en relativa paz durante treinta años, el concepto de paz y coexistencia entre naciones no tiene sentido cuando una superpotencia como la URSS tiene una doctrina militar y política del tipo que tiene: eso no solo es posible y necesaria una guerra nuclear para alcanzar los fines del marxismo, pero que es posible sobrevivir después de ella, por no hablar del hecho de que uno puede salir victorioso en ella. 2

4

Los conceptos esenciales de la sociedad humana, especialmente los de Occidente, están experimentando un cambio debido a las transformaciones políticas, militares y económicas. Por lo tanto, el poder nuclear y convencional de la URSS ha transformado la época que acaba de terminar en el último respiro antes de la gran saga que demolerá una gran parte de nuestro mundo en una guerra global multidimensional, en comparación con la que el mundo pasado las guerras habrán sido simples juegos de niños. El poder de las armas nucleares y convencionales, su cantidad, su precisión y calidad pondrán patas arriba a la mayoría de nuestro mundo en unos pocos años, y debemos alinearnos para enfrentarlo en Israel. Esa es, entonces, la principal amenaza para nuestra existencia y la del mundo occidental. 3 La guerra por los recursos en el mundo, el monopolio árabe del petróleo y la necesidad de Occidente de importar la mayoría de sus materias primas del Tercer Mundo, están transformando el mundo que conocemos, dado que uno de los principales objetivos de la URSS es vencer a Occidente al obtener el control de los recursos gigantescos en el Golfo Pérsico y en la parte sur de África, donde se encuentra la mayoría de los minerales del mundo. Podemos imaginar las dimensiones de la confrontación global que enfrentaremos en el futuro.

5

La doctrina de Gorshkov exige el control soviético de los océanos y las áreas ricas en minerales del Tercer Mundo. Que junto con la presente doctrina nuclear soviética que sostiene que es posible manejar, ganar y sobrevivir una guerra nuclear, en el curso de la cual el ejército occidental podría ser destruido y sus habitantes convertidos en esclavos al servicio del marxismo-leninismo, es el principal peligro para la paz mundial y para nuestra propia existencia. Desde 1967, los soviéticos han transformado el dicho de Clausewitz en “La guerra es la continuación de la política en medios nucleares” y lo han convertido en el lema que guía todas sus políticas. Ya hoy están ocupados llevando a cabo sus objetivos en nuestra región y en todo el mundo, y la necesidad de enfrentarlos se convierte en el elemento principal de la política de seguridad de nuestro país y, por supuesto, del resto del mundo libre. Ese es nuestro principal desafío extranjero. 4

6

El mundo árabe musulmán, por lo tanto, no es el principal problema estratégico que enfrentaremos en los años ochenta, a pesar de que conlleva la principal amenaza contra Israel, debido a su creciente poderío militar. Este mundo, con sus minorías étnicas, sus facciones y crisis internas, que es asombrosamente autodestructivo, como podemos ver en el Líbano, en el Irán no árabe y ahora también en Siria, es incapaz de enfrentar con éxito sus problemas fundamentales y lo hace por lo tanto, no constituyen una amenaza real contra el Estado de Israel a largo plazo, sino solo a corto plazo, donde su poder militar inmediato tiene gran importancia. A largo plazo, este mundo no podrá existir dentro de su marco actual en las áreas que nos rodean sin tener que pasar por cambios revolucionarios genuinos. El mundo árabe musulmán está construido como un castillo de naipes temporal creado por extranjeros (Francia y Gran Bretaña en los años veinte), sin que se tuvieran en cuenta los deseos y deseos de los habitantes. Se dividió arbitrariamente en 19 estados, todos hechos de combinaciones de minorías y grupos étnicos que son hostiles entre sí, de modo que cada estado árabe musulmán enfrenta hoy la destrucción social étnica desde adentro, y en algunos casos una guerra civil ya está en pleno apogeo. 5 La mayoría de los árabes, 118 millones de los 170 millones, viven en África, principalmente en Egipto (45 millones en la actualidad).

7

Además de Egipto, todos los estados del Magreb están formados por una mezcla de árabes y bereberes no árabes. En Argelia ya hay una guerra civil en las montañas Kabile entre las dos naciones del país. Marruecos y Argelia están en guerra entre sí por el Sahara español, además de la lucha interna en cada uno de ellos. El Islam militante pone en peligro la integridad de Túnez y Gadafi organiza guerras que son destructivas desde el punto de vista árabe, desde un país escasamente poblado y que no puede convertirse en una nación poderosa. Es por eso que ha estado intentando unificaciones en el pasado con estados que son más genuinos, como Egipto y Siria. Sudán, el estado más desgarrado en el mundo árabe musulmán hoy en día se basa en cuatro grupos hostiles entre sí, una minoría musulmana árabe sunita que gobierna sobre la mayoría de los africanos, paganos y cristianos no árabes. En Egipto hay una mayoría musulmana sunita que enfrenta una gran minoría de cristianos que es dominante en el alto Egipto: unos 7 millones de ellos, por lo que incluso Sadat, en su discurso del 8 de mayo, expresó el temor de que querrían un estado de su propio, algo así como un “segundo” Líbano cristiano en Egipto.

8

Todos los Estados árabes al este de Israel están desgarrados, divididos y plagados de conflictos internos incluso más que los del Magreb. Siria no es fundamentalmente diferente de Líbano, excepto en el fuerte régimen militar que lo gobierna. Pero la verdadera guerra civil que tiene lugar hoy en día entre la mayoría suní y la minoría gobernante shiíta alauí (apenas el 12% de la población) atestigua la gravedad de los problemas domésticos.

9

Irak, una vez más, no es diferente en esencia de sus vecinos, aunque su mayoría es chiíta y la minoría gobernante sunita. Sesenta y cinco por ciento de la población no tiene voz en política, en la que una elite de 20 por ciento tiene el poder. Además, hay una gran minoría kurda en el norte, y si no fuera por la fortaleza del régimen gobernante, el ejército y los ingresos del petróleo, el futuro estado de Irak no sería diferente al del Líbano en el pasado o de Siria. hoy. Las semillas del conflicto interno y la guerra civil ya son evidentes hoy, especialmente después del ascenso de Jomeini al poder en Irán, un líder que los chiítas en Iraq ven como su líder natural.

10

Todos los principados del Golfo y Arabia Saudita están construidos sobre una delicada casa de arena en la que solo hay petróleo. En Kuwait, los kuwaitíes constituyen solo una cuarta parte de la población. En Bahréin, los chiítas son mayoría pero están privados de poder. En los Emiratos Árabes Unidos, los chiítas son una vez más la mayoría, pero los suníes están en el poder. Lo mismo es cierto de Omán y el norte de Yemen. Incluso en el Yemen del sur marxista hay una considerable minoría chiíta. En Arabia Saudita, la mitad de la población es extranjera, egipcia y yemenita, pero una minoría saudí tiene el poder.

11

Jordania es en realidad palestino, gobernado por una minoría beduina transjordana, pero la mayor parte del ejército y ciertamente la burocracia son ahora palestinos. De hecho, Amman es tan palestino como Nablus. Todos estos países tienen poderosos ejércitos, en términos relativos. Pero también hay un problema allí. Hoy el ejército sirio es en su mayoría sunita con un cuerpo de oficiales alauitas, el ejército iraquí chiíta con comandantes sunitas. Esto tiene una gran importancia en el largo plazo, y es por eso que no será posible retener la lealtad del ejército durante mucho tiempo, excepto cuando se trata del único denominador común: la hostilidad hacia Israel, y hoy incluso eso es insuficiente .

12

Junto a los árabes, divididos como están, los otros estados musulmanes comparten una situación similar. La mitad de la población de Irán está compuesta por un grupo de habla persa y la otra mitad de un grupo étnicamente turco. La población de Turquía comprende una mayoría musulmana turca sunita, alrededor del 50%, y dos grandes minorías, 12 millones de alauíes chiítas y 6 millones de kurdos sunitas. En Afganistán hay 5 millones

Shi’ites que constituyen un tercio de la población. En el Pakistán sunita hay 15 millones de chiítas que ponen en peligro la existencia de ese estado.

13

Esta imagen de minoría étnica nacional que se extiende desde Marruecos a la India y desde Somalia a Turquía señala la ausencia de estabilidad y una rápida degeneración en toda la región. Cuando se agrega esta imagen a la económica, vemos cómo toda la región se construye como un castillo de naipes, incapaz de resistir sus graves problemas.

14

En este mundo gigante y fracturado, hay unos pocos grupos ricos y una enorme masa de gente pobre. La mayoría de los árabes tienen un ingreso anual promedio de 300 dólares. Esa es la situación en Egipto, en la mayoría de los países del Magreb a excepción de Libia, y en Iraq. El Líbano está destrozado y su economía se está desmoronando. Es un estado en el que no hay un poder centralizado, sino solo 5 autoridades soberanas de facto (cristianos en el norte, apoyados por los sirios y bajo el gobierno del clan Franjieh, en el este un área de conquista siria directa, en el centro de un enclave cristiano controlado por falangistas, en el sur y hasta el río Litani, una región mayoritariamente palestina controlada por la OLP y el estado de cristianos del mayor Haddad y medio millón de chiítas). Siria está en una situación aún más grave e incluso la asistencia que obtendrá en el futuro después de la unificación con Libia no será suficiente para enfrentar los problemas básicos de la existencia y el mantenimiento de un gran ejército. Egipto está en la peor situación: millones están al borde del hambre, la mitad de la fuerza de trabajo está desempleada y la vivienda es escasa en esta zona del mundo, la más densamente poblada. Excepto por el ejército, no hay un solo departamento operando eficientemente y el estado se encuentra en un estado permanente de bancarrota y depende completamente de la asistencia extranjera estadounidense otorgada desde la paz. 6

15

En los estados del Golfo, Arabia Saudita, Libia y Egipto existe la mayor acumulación de dinero y petróleo en el mundo, pero quienes lo disfrutan son pequeñas elites que carecen de una amplia base de apoyo y confianza en sí mismos, algo que ningún ejército puede garantizar. 7 El ejército saudita con todo su equipo no puede defender al régimen de peligros reales en el interior o el exterior, y lo que ocurrió en La Meca en 1980 es solo un ejemplo. Una situación triste y muy tormentosa rodea a Israel y crea desafíos para ella, problemas, riesgos pero también oportunidades de gran alcance por primera vez desde 1967 . Lo más probable es que las oportunidades perdidas en ese momento lleguen a ser alcanzables en los años ochenta en cierta medida y en dimensiones que ni siquiera podemos imaginar hoy.

dieciséis

La política de “paz” y el retorno de los territorios, a través de una dependencia de los EE. UU., Impide la realización de la nueva opción creada para nosotros. Desde 1967, todos los gobiernos de Israel han vinculado nuestros objetivos nacionales a necesidades políticas limitadas, por un lado, y, por el otro, a opiniones destructivas en el país que neutralizan nuestras capacidades tanto en nuestro país como en el extranjero. No tomar medidas hacia la población árabe en los nuevos territorios, adquirida en el curso de una guerra que se nos impuso, es el principal error estratégico cometido por Israel en la mañana posterior a la Guerra de los Seis Días. Podríamos habernos salvado del conflicto amargo y peligroso desde entonces si hubiéramos entregado Jordania a los palestinos que viven al oeste del río Jordán. Haciendo eso habríamos neutralizado el problema palestino al que nos enfrentamos hoy, y para el cual hemos encontrado soluciones que en realidad no son soluciones en absoluto, como el compromiso territorial o la autonomía, que de hecho equivalen a lo mismo. 8 Hoy, de repente enfrentamos inmensas oportunidades para transformar la situación a fondo y esto debemos hacerlo en la próxima década, de lo contrario no sobreviviremos como un estado.

17

En el transcurso de los Diecinueve Años Ochenta, el Estado de Israel tendrá que realizar cambios de largo alcance en su régimen político y económico a nivel nacional, junto con cambios radicales en su política exterior, para hacer frente a los desafíos mundiales y regionales de esta nueva época La pérdida de los campos petrolíferos del Canal de Suez, del inmenso potencial del petróleo, el gas y otros recursos naturales en la península del Sinaí, que es geomorfológicamente idéntico a los ricos países productores de petróleo en la región, provocará una fuga de energía en las cercanías futuro y destruirá nuestra economía doméstica: una cuarta parte de nuestro PNB actual, así como un tercio del presupuesto se utiliza para la compra de petróleo. 9 La búsqueda de materias primas en el Negev y en la costa no servirá, en el futuro cercano, para alterar esa situación.

18

(Recuperar) la península del Sinaí con sus recursos presentes y potenciales es, por lo tanto, una prioridad política que se ve obstaculizada por Camp David y los acuerdos de paz . La culpa es, por supuesto, del gobierno israelí actual y de los gobiernos que prepararon el camino hacia la política de compromiso territorial, los gobiernos de Alineación desde 1967. Los egipcios no necesitarán mantener el tratado de paz después del regreso del Sinaí, y harán todo lo posible para regresar al redil del mundo árabe y a la URSS con el fin de obtener apoyo y asistencia militar. La ayuda estadounidense está garantizada solo por un corto tiempo, ya que los términos de la paz y el debilitamiento de los EE. UU. Tanto en el interior como en el exterior provocarán una reducción de la ayuda. Sin petróleo y sus ingresos, con los enormes gastos actuales, no podremos llegar a 1982 bajo las condiciones actuales y tendremos que actuar para devolver la situación al status quo que existía en el Sinaí antes de la de Sadat. visita y el acuerdo de paz equivocado firmado con él en marzo de 1979 . 1 0

19

Israel tiene dos rutas principales a través de las cuales realizar este propósito, uno directo y el otro indirecto. La opción directa es la menos realista por la naturaleza del régimen y el gobierno en Israel, así como la sabiduría de Sadat que obtuvo nuestra retirada del Sinaí, que fue, junto a la guerra de 1973, su mayor logro desde que asumió el poder. . Israel no romperá unilateralmente el tratado, ni hoy, ni en 1982, a menos que sea muy difícil económicamente y políticamente y Egipto proporciona a Israel la excusa para volver a tomar el Sinaí en nuestras manos por cuarta vez en nuestra corta historia. Lo que queda por lo tanto, es la opción indirecta. La situación económica en Egipto, la naturaleza del régimen y su

La política árabe generará una situación posterior a abril de 1982 en la que Israel se verá obligado a actuar directa o indirectamente para recuperar el control del Sinaí como reserva estratégica, económica y energética a largo plazo . Egipto no constituye un problema estratégico militar debido a sus conflictos internos y podría retroceder a la situación de guerra posterior a 1967 en no más de un día. 1 1

20

El mito de Egipto como el fuerte líder del mundo árabe fue demolido en 1956 y definitivamente no sobrevivió en 1967, pero nuestra política, como en el regreso del Sinaí, sirvió para convertir el mito en “hecho”. En realidad, sin embargo , El poder de Egipto en proporción tanto a Israel solo como al resto del mundo árabe ha disminuido alrededor del 50 por ciento desde 1967. Egipto ya no es el principal poder político en el mundo árabe y está económicamente al borde de una crisis. Sin asistencia extranjera, la crisis llegará mañana. 12 En el corto plazo, debido al regreso del Sinaí, Egipto obtendrá varias ventajas a costa nuestra, pero solo en el corto plazo hasta 1982, y eso no cambiará el equilibrio de poder para su beneficio, y posiblemente traerá consigo su caída. Egipto, en su presente imagen política interna, ya es un cadáver, más aún si tenemos en cuenta la creciente brecha entre musulmanes y cristianos. Romper a Egipto territorialmente en distintas regiones geográficas es el objetivo político de Israel en la década de los ochenta en su frente occidental .

21

Egipto está dividido y dividido en muchos focos de autoridad. Si Egipto se derrumba, países como Libia, Sudán o incluso los estados más distantes no continuarán existiendo en su forma presente y se unirán a la caída y disolución de Egipto. La visión de un Estado copto cristiano en el Alto Egipto junto con varios estados débiles con poder muy localizado y sin un gobierno centralizado hasta la fecha, es la clave de un desarrollo histórico que fue solo retrasado por el acuerdo de paz pero que parece inevitable en a largo plazo . 1 3

22

El frente occidental, que en la superficie parece ser más problemático, es de hecho menos complicado que el frente oriental, en el que la mayoría de los eventos que aparecen en los titulares han tenido lugar recientemente. La disolución total del Líbano en cinco provincias sirve como precendente para todo el mundo árabe, incluidos Egipto, Siria, Iraq y la península arábiga, y ya está siguiendo ese camino. La disolución de Siria e Iraq más adelante en áreas étnicas o religiosas únicas, como en el Líbano, es el principal objetivo de Israel en el frente oriental a largo plazo, mientras que la disolución del poder militar de esos estados sirve como objetivo primario a corto plazo. Siria se derrumbará, de acuerdo con su estructura étnica y religiosa, en varios estados, como en el Líbano actual, de modo que habrá un estado chiíta alawi a lo largo de su costa, un estado sunita en el área de Alepo, otro estado sunita en Damasco hostil a su vecino del norte, y los drusos que establecerán un estado , tal vez incluso en nuestro Golán, y ciertamente en el Hauran y en el norte de Jordania . Este estado de cosas será la garantía para la paz y la seguridad en el área en el largo plazo, y ese objetivo ya está a nuestro alcance hoy . 1 4

23

Irak, rico en petróleo por un lado e internamente desgarrado por el otro, está garantizado como candidato para los objetivos de Israel . Su disolución es aún más importante para nosotros que la de Siria. Irak es más fuerte que Siria. A corto plazo, es el poder iraquí el que constituye la mayor amenaza para Israel. Una guerra iraquí-iraní desgarrará a Iraq y causará su caída en casa incluso antes de que sea capaz de organizar una lucha en un amplio frente contra nosotros. Cada tipo de enfrentamiento interárabe nos ayudará en el corto plazo y acortará el camino hacia el objetivo más importante de dividir a Iraq en denominaciones como en Siria y en el Líbano . En Iraq, es posible una división en provincias a lo largo de líneas étnicas / religiosas como en Siria durante la época otomana. Entonces, tres (o más) estados existirán alrededor de las tres ciudades principales: Basora, Bagdad y Mosul, y las áreas chiítas en el sur se separarán del norte sunita y kurdo. Es posible que la actual confrontación iraní-iraquí profundice esta polarización. 1 5

24

Toda la Península Arábiga es un candidato natural para la disolución debido a presiones internas y externas, y el asunto es inevitable especialmente en Arabia Saudita. Independientemente de si su poder económico basado en el petróleo permanece intacto o si se ve disminuido a largo plazo, las divisiones y divisiones internas son un desarrollo claro y natural a la luz de la estructura política actual. 1 6

25

Jordania constituye un objetivo estratégico inmediato a corto plazo, pero no a largo plazo, ya que no constituye una amenaza real a largo plazo después de su disolución , la terminación del largo gobierno del Rey Hussein y la transferencia del poder a los palestinos. a corto plazo.

26

No hay ninguna posibilidad de que Jordania continúe existiendo en su estructura actual durante mucho tiempo, y la política de Israel, tanto en la guerra como en la paz, debería estar dirigida a la liquidación de Jordania bajo el régimen actual y la transferencia de poder a la Mayoría palestina Cambiar el régimen al este del río también causará la terminación del problema de los territorios densamente poblados de árabes al oeste del río Jordán. Ya sea en guerra o en condiciones de paz, la emigración desde los territorios y la congelación demográfica económica en ellos, son las garantías para el cambio que se avecina en ambas orillas del río, y debemos estar activos para acelerar este proceso en el futuro cercano. . El plan de autonomía también debe ser rechazado, así como cualquier compromiso o división de los territorios ya que, dados los planes de la OLP y los de los mismos árabes israelíes, el plan Shefa’amr de septiembre de 1980, no es posible ir. en vivir en este país en la situación actual sin separar las dos naciones, los árabes a Jordania y los judíos a las áreas al oeste del río . La auténtica convivencia y la paz reinarán sobre la tierra solo cuando los árabes comprendan que sin un gobierno judío entre el Jordán y el mar no tendrán existencia ni seguridad. Una nación propia y la seguridad serán suyas solo en Jordania. 1 7

27

Dentro de Israel, la distinción entre las áreas del 67 y los territorios más allá de ellas, las del 48, siempre ha sido insignificante para los árabes y hoy en día ya no tiene ningún significado para nosotros. El problema debería verse en su totalidad sin divisiones a partir de ’67. Debería quedar claro, en cualquier situación política futura o constelación militar, que la solución del problema de los árabes indígenas vendrá solo cuando reconozcan la existencia de Israel en fronteras seguras hasta el río Jordán y más allá de ella, como nuestra necesidad existencial en esta época difícil, la época nuclear en la que pronto entraremos. Ya no es posible vivir con las tres cuartas partes de la población judía en la costa densa que es tan peligrosa en una época nuclear.

28

La dispersión de la población es, por lo tanto, un objetivo estratégico interno de primer orden; de lo contrario, dejaremos de existir dentro de cualquier frontera. Judea, Samaria y Galilea son nuestra única garantía para la existencia nacional, y si no nos convertimos en la mayoría en las áreas montañosas, no gobernaremos en el país y seremos como los cruzados, que perdieron este país que no era suyo. de todos modos, y en el que eran extranjeros, para empezar. Reequilibrar el país demográficamente, estratégica y económicamente es el objetivo más alto y más central en la actualidad. Tomar la cuenca de la montaña desde Beersheba hasta la Alta Galilea es el objetivo nacional generado por la principal consideración estratégica que se está estableciendo en la parte montañosa del país que está vacía de judíos en la actualidad . l 8

29

Realizar nuestros objetivos en el frente oriental depende primero de la realización de este objetivo estratégico interno. La transformación de la estructura política y económica, para permitir la realización de estos objetivos estratégicos, es la clave para lograr todo el cambio. Necesitamos cambiar de una economía centralizada en la que el gobierno está muy involucrado, a un mercado abierto y libre, así como a pasar de depender del contribuyente estadounidense a desarrollar, con nuestras propias manos, una verdadera infraestructura económica productiva. Si no podemos hacer este cambio libre y voluntariamente, nos veremos forzados a ello por los desarrollos mundiales, especialmente en las áreas de economía, energía y política, y por nuestro propio y creciente aislamiento. l 9

30

Desde un punto de vista militar y estratégico, Occidente, liderado por los EE. UU., No puede resistir las presiones globales de la URSS en todo el mundo, e Israel debe por lo tanto estar solo en los años ochenta, sin asistencia extranjera, militar o económica, y esto está dentro de nuestras capacidades hoy, sin compromisos. 20 Los rápidos cambios en el mundo también traerán un cambio en la condición de los judíos del mundo a los que Israel se convertirá no solo en el último recurso sino en la única opción existencial. No podemos suponer que los judíos de EE. UU. Y las comunidades de Europa y América Latina continuarán existiendo en la forma actual en el futuro . 2 1

31

Nuestra existencia en este país es cierta, y no hay fuerza que nos pueda sacar de aquí ni por la fuerza ni por traición (método de Sadat). A pesar de las dificultades de la política equivocada de “paz” y el problema de los árabes israelíes y los de los territorios, podemos enfrentar de manera efectiva estos problemas en el futuro previsible.

Conclusión

1

Se deben aclarar tres puntos importantes para poder comprender las posibilidades significativas de realización de este plan sionista para Oriente Medio, y también por qué tuvo que publicarse.

2

Antecedentes militares del plan

Las condiciones militares de este plan no se han mencionado anteriormente, pero en las numerosas ocasiones en que algo similar se está “explicando” en reuniones cerradas a miembros del establecimiento israelí, se aclara este punto. Se supone que las fuerzas militares israelíes, en todas sus ramas, son insuficientes para el trabajo real de ocupación de territorios tan amplios como se discutió anteriormente. De hecho, incluso en tiempos de intensos “disturbios” palestinos en Cisjordania, las fuerzas del ejército israelí están demasiado tensas. La respuesta a eso es el método de gobernar por medio de “fuerzas de Haddad” o de “Asociaciones de Aldea” (también conocidas como “Ligas de Aldea”): fuerzas locales bajo “líderes” completamente disociados de la población, sin tener ni siquiera ningún feudal o estructura del partido (como los falangistas tienen, por ejemplo). Los “estados” propuestos por Yinon son “Haddadland” y “Asociaciones de aldeas”, y sus fuerzas armadas serán, sin duda, bastante similares. Además, la superioridad militar israelí en tal situación será mucho mayor de lo que es ahora, de modo que cualquier movimiento de revuelta será “castigado” ya sea por humillación masiva como en Cisjordania y la Franja de Gaza, o por bombardeo y aniquilación de ciudades, como en Líbano ahora (junio de 1982), o por ambos. Para garantizar esto, el plan , como se explica oralmente, exige el establecimiento de guarniciones israelíes en lugares focales entre los mini estados, equipados con las fuerzas destructivas móviles necesarias. De hecho, hemos visto algo como esto en Haddadland y seguramente veremos pronto el primer ejemplo de funcionamiento de este sistema en el sur del Líbano o en todo el Líbano.

3

Es obvio que las suposiciones militares anteriores, y también todo el plan, también dependen de que los árabes continúen estando aún más divididos de lo que están ahora, y de la falta de un movimiento de masas verdaderamente progresivo entre ellos. Es posible que esas dos condiciones se eliminen solo cuando el plan esté bien avanzado, con consecuencias que no pueden preverse.

4

¿Por qué es necesario publicar esto en Israel?

El motivo de la publicación es la naturaleza dual de la sociedad israelí-judía: una gran medida de libertad y democracia, especialmente para los judíos, combinada con el expansionismo y la discriminación racista. En tal situación, la élite israelí-judía (para que las masas sigan los discursos de TV y Begin) debe ser persuadida . Los primeros pasos en el proceso de persuasión son orales, como se indicó anteriormente, pero llega un momento en que se vuelve inconveniente. El material escrito debe ser producido en beneficio de los “persuasores” y “explicadores” más estúpidos (por ejemplo, oficiales de rango medio, que son, por lo general, notablemente estúpidos). Luego “lo aprenden”, más o menos, y predican a los demás. Cabe señalar que Israel, e incluso el Yishuv de los años veinte, siempre ha funcionado de esta manera. Yo mismo recuerdo bien cómo (antes de estar “en la oposición”) se me explicó la necesidad de la guerra y la de otros un año antes de la guerra de 1956, y la necesidad de conquistar “el resto de Palestina occidental cuando tendremos la oportunidad” fue explicado en los años 1965-67.

5

¿Por qué se supone que no existe un riesgo especial desde el exterior en la publicación de dichos planes?

Tales riesgos pueden provenir de dos fuentes, siempre que la oposición de principios dentro de Israel sea muy débil (una situación que puede cambiar como consecuencia de la guerra en el Líbano): el mundo árabe, incluidos los palestinos y los Estados Unidos. El mundo árabe se ha mostrado incapaz hasta el momento de realizar un análisis detallado y racional de la sociedad israelí-judía, y los palestinos han sido, en promedio, no mejores que el resto. En tal situación, incluso aquellos que están gritando sobre los peligros del expansionismo israelí (que son lo suficientemente reales) lo están haciendo no por un conocimiento detallado y basado en hechos, sino por la creencia en el mito. Un buen ejemplo es la creencia muy persistente en la escritura inexistente en la pared del Knesset del verso bíblico sobre el Nilo y el Éufrates. Otro ejemplo son las declaraciones persistentes y completamente falsas, que fueron hechas por algunos de los líderes árabes más importantes, que las dos franjas azules de la bandera israelí simbolizan el Nilo y el Éufrates, mientras que de hecho se toman de las rayas del Mantón de oración judío (Talit). Los especialistas israelíes suponen que, en general, los árabes no prestarán atención a sus serias discusiones sobre el futuro, y la guerra en el Líbano les ha dado la razón. Entonces, ¿por qué no deberían continuar con sus viejos métodos de persuadir a otros israelíes?

6

En los Estados Unidos existe una situación muy similar, al menos hasta ahora. Los comentaristas más o menos serios toman su información sobre Israel, y muchas de sus opiniones al respecto, de dos fuentes. El primero es de artículos en la prensa estadounidense “liberal”, escritos casi en su totalidad por admiradores judíos de Israel que, incluso si son críticos con algunos aspectos del estado israelí, practican lealmente lo que Stalin solía llamar “la crítica constructiva”. De hecho, aquellos de entre quienes afirman ser “antiestalinistas” son en realidad más estalinistas que Stalin, con Israel como su dios que aún no ha fallado). En el marco de tal culto crítico, se debe suponer que Israel siempre tiene “buenas intenciones” y solo “comete errores”, y por lo tanto ese plan no sería materia de discusión, exactamente como los genocidios bíblicos cometidos por judíos no son mencionados . La otra fuente de información, The Jerusalem Post , tiene políticas similares. Tanto tiempo, por lo tanto, como existe la situación en la que Israel es realmente una “sociedad cerrada” para el resto del mundo, porque el mundo quiere cerrar los ojos , la publicación e incluso el comienzo de la realización de dicho plan es realista y factible

Israel Shahak

17 de junio de 1982 Jerusalén

Sobre el traductor

Israel Shahak es profesor de química orgánica en la Universidad Hebrea de Jerusalén y presidente de la Liga Israelí para los Derechos Humanos y Civiles. Publicó The Shahak Papers , colecciones de artículos clave de la prensa hebrea, y es autor de numerosos artículos y libros, entre ellos, no judíos en el estado judío . Su último libro es El Papel Global de Israel: Armas para la Represión , publicado por la AAUG en 1982. Israel Shahak: (1933-2001)

Notas

1. Personal de campo de las universidades americanas. Informe n. 33, 1979. Según esta investigación, la población del mundo será de 6 mil millones en el año 2000. La población mundial actual se puede desglosar de la siguiente manera: China, 958 millones; India, 635 millones; URSS, 261 millones; EE. UU., 218 millones de Indonesia, 140 millones; Brasil y Japón, 110 millones cada uno. Según las cifras del Fondo de Población de las Naciones Unidas para 1980, habrá, en 2000, 50 ciudades con una población de más de 5 millones cada una. La población del tercer mundo será el 80% de la población mundial. Según Justin Blackwelder, jefe de la Oficina del Censo de los Estados Unidos, la población mundial no llegará a los 6.000 millones debido al hambre.

2. La política nuclear soviética ha sido bien resumida por dos soviéticos estadounidenses: Joseph D. Douglas y Amoretta M. Hoeber, Estrategia soviética para la guerra nuclear (Stanford, Ca., Hoover Inst. Press, 1979). En la Unión Soviética se publican decenas y cientos de artículos y libros cada año que detallan la doctrina soviética para la guerra nuclear y hay una gran cantidad de documentación traducida al inglés y publicada por la Fuerza Aérea de los EE. UU., Incluida la USAF: marxismo-leninismo sobre la guerra y el Ejército: The Soviet View , Moscow, 1972; USAF: las fuerzas armadas del estado soviético . Moscú, 1975, por el mariscal A. Grechko. El enfoque básico soviético al respecto se presenta en el libro del mariscal Sokolovski publicado en 1962 en Moscú: el mariscal VD Sokolovski, Estrategia militar, Doctrina soviética y conceptos (Nueva York, Praeger, 1963).

3. Una ilustración de las intenciones soviéticas en diversas partes del mundo puede extraerse del libro de Douglas y Hoeber, ibid. Para material adicional, ver: Michael Morgan, “Los minerales de la URSS como arma estratégica en el futuro”, Defensa y Asuntos Exteriores , Washington, DC, diciembre de 1979.

4. Almirante de la flota Sergei Gorshkov, Sea Power and the State , Londres, 1979. Morgan, loc. cit. General George S. Brown (USAF) C-JCS, Declaración al Congreso sobre la Postura de Defensa de los Estados Unidos para el año fiscal 1979 , p. 103; Consejo de Seguridad Nacional, Revisión de la Política Minera No Combustible , (Washington, DC 1979,); Drew Middleton, The New York Times , (15/09/79); Hora , 21/09/80.

5. Elie Kedourie, “El fin del imperio otomano”, Journal of Contemporary History , vol. 3, No.4, 1968.

6. Al-Thawra , Siria 20/12/79, Al-Ahram , 12/30/79 , Al Ba’ath , Siria, 5/6/79. 55% de los árabes tienen 20 años o menos, 70% de los árabes viven en África, 55% de los árabes menores de 15 años están desempleados, 33% viven en áreas urbanas, Oded Yinon, “Problema de la población de Egipto”, The Jerusalem Quarterly , No. 15, primavera de 1980.

7. E. Kanovsky, “Arab Haves and Have Nots”, The Jerusalem Quarterly , No.1, otoño de 1976, Al Ba’ath , Siria, 5/6/79.

8. En su libro, el ex primer ministro Yitzhak Rabin dijo que el gobierno israelí es de hecho responsable del diseño de la política estadounidense en Oriente Medio, después de junio de 1967, debido a su propia indecisión respecto del futuro de los territorios y el inconsistencia en sus posiciones ya que estableció los antecedentes de la Resolución 242 y ciertamente doce años después para los acuerdos de Camp David y el tratado de paz con Egipto. Según Rabin, el 19 de junio de 1967, el presidente Johnson envió una carta al primer ministro Eshkol en la que no mencionaba nada sobre la retirada de los nuevos territorios, sino exactamente el mismo día en que el gobierno resolvió devolver los territorios a cambio de la paz. Después de las resoluciones árabes en Jartum (9/1/67) el gobierno modificó su posición, pero, contrariamente a su decisión del 19 de junio, no notificó a los Estados Unidos de la modificación y los Estados Unidos continuaron apoyando a 242 en el Consejo de Seguridad sobre la base de su comprensión anterior de que Israel está preparado para devolver territorios. En ese momento, ya era demasiado tarde para cambiar la posición de Estados Unidos y la política de Israel. Desde aquí, se abrió el camino a los acuerdos de paz sobre la base de 242, como se acordó posteriormente en Camp David. Ver Yitzhak Rabin. Pinkas Sherut , ( Ma’ariv 1979) pp. 226-227.

9. El Presidente del Comité de Asuntos Exteriores y Defensa, Prof. Moshe Arens, argumentó en una entrevista ( Ma’ariv , 10/3/80 ) que el gobierno israelí no preparó un plan económico antes de los acuerdos de Camp David y se sorprendió a sí mismo por el costo del acuerdos, aunque ya durante las negociaciones fue posible calcular el alto precio y el grave error que implica no haber preparado los fundamentos económicos para la paz.

El ex ministro del Tesoro, el Sr. Yigal Holwitz, declaró que si no fuera por la retirada de los yacimientos petrolíferos, Israel tendría una balanza de pagos positiva (17/09/80). Esa misma persona dijo dos años antes que el gobierno de Israel (del cual se retiró) le había puesto una soga al cuello. Se estaba refiriendo a los acuerdos de Camp David ( Ha’aretz , 11/3/78). En el curso de las negociaciones de paz, ni un experto ni un asesor económico fueron consultados, y el propio Primer Ministro, que carece de conocimientos y experiencia en economía, en una iniciativa errónea, solicitó a los Estados Unidos que nos otorgara un préstamo en lugar de una subvención, debido a su deseo de mantener nuestro respeto y el respeto de los Estados Unidos hacia nosotros. Ver Ha’aretz 1/5/79. Jerusalem Post , 7/7/79. El profesor Asaf Razin, anteriormente consultor senior en el Tesoro, criticó duramente la conducción de las negociaciones; Ha’aretz , 5/5/79. Ma’ariv , 9/7/79. En cuanto a los asuntos relacionados con los campos petroleros y la crisis energética de Israel, vea la entrevista con el Sr. Eitan Eisenberg, un asesor del gobierno en estos asuntos, Ma’arive Weekly , 12/12/78. El Ministro de Energía, quien personalmente firmó los acuerdos de Camp David y la evacuación de Sdeh Alma, desde entonces ha enfatizado la gravedad de nuestra condición desde el punto de vista del suministro de petróleo más de una vez … ver Yediot Ahronot , 20/7/79. El ministro de Energía Modai incluso admitió que el gobierno no lo consultó en absoluto sobre el tema del petróleo durante las negociaciones de Camp David y Blair House. Ha’aretz , 8/22/79.

1 0. Muchas fuentes informan sobre el crecimiento del presupuesto de armamento en Egipto y sobre las intenciones de dar preferencia al ejército en un presupuesto de época de paz sobre las necesidades internas para las cuales supuestamente se obtuvo la paz. Véase el ex primer ministro Mamduh Salam en una entrevista 18/12/77, el ministro del Tesoro, Abd El Sayeh, en una entrevista 25/7/78, y el periódico Al Akhbar , 12/2/78, que claramente hizo hincapié en que el presupuesto militar recibirá primero prioridad, a pesar de la paz. Esto es lo que el ex primer ministro Mustafa Khalil ha declarado en el documento programático de su gabinete que se presentó al Parlamento, 25/11/78. Véase la traducción al inglés, ICA, FBIS, 27 de noviembre de 1978, págs. D 1-10.

Según estas fuentes, el presupuesto militar de Egipto aumentó en un 10% entre el año fiscal de 1977 y 1978, y el proceso continúa. Una fuente saudita divulgó que los egipcios planean aumentar su presupuesto militar en un 100% en los próximos dos años; Ha’aretz , 2/12/79 y Jerusalem Post , 14/1/79.

1 1. La mayoría de las estimaciones económicas arrojaron dudas sobre la capacidad de Egipto para reconstruir su economía en 1982. Véase Unidad de Inteligencia Económica , Suplemento de 1978, “La República Árabe de Egipto”; E. Kanovsky, “Desarrollos económicos recientes en el Medio Oriente” , Documentos ocasionales , The Shiloah Institution, junio de 1977; Kanovsky, “La economía egipcia desde mediados de los años sesenta, The Micro Sectors”, Occasional Papers , junio de 1978; Robert McNamara, presidente del Banco Mundial, según lo informado en Times , Londres, 24/1/78.

1 2. Ver la comparación hecha por la investigación del Instituto de Estudios Estratégicos en Londres, y la investigación realizada en el Centro de Estudios Estratégicos de la Universidad de Tel Aviv, así como la investigación del científico británico, Denis Champlin, Military Review , Nov. 1979, ISS: The Military Balance 1979-1980, CSS; Arreglos de seguridad en el Sinaí … por Brig. Gen. (Res.) A Shalev, No. 3.0 CSS; El Balance Militar y las Opciones Militares después del Tratado de Paz con Egipto , por el Brig. Gen. (Res.) Y. Raviv, No. 4, diciembre de 1978, así como muchos informes de prensa, incluyendo El Hawadeth , Londres, 7/7/80; El Watan El Arabi , París, 14/12/79.

1 3. En cuanto al fermento religioso en Egipto y las relaciones entre coptos y musulmanes, véase la serie de artículos publicados en el periódico kuwaití, El Qabas , 15/9/80. La autora inglesa Irene Beeson informa sobre la brecha entre musulmanes y coptos, ver: Irene Beeson, Guardian , Londres, 24/6/80, y Desmond Stewart, Middle East Interntional , Londres 6/6/80. Para otros informes, vea a Pamela Ann Smith, Guardian , Londres, 24/12/79; The Christian Science Monitor 27/12/79, así como Al Dustour , Londres, 15/10/79; El Kefah El Arabi, 15/10/79.

1 4. Servicio de Prensa Árabe , Beirut, 8 / 6-13 / 80. The New Republic , 16/8/80, Der Spiegel citado por Ha’aretz , 3/21/80, y 4 / 30-5 / 5/80; The Economist , 22/3/80; Robert Fisk, Times , Londres, 26/3/80; Ellsworth Jones, Sunday Times , 30/3/80.

1 5. JP Peroncell Hugoz, Le Monde , París 28/4/80; Dr. Abbas Kelidar, Middle East Review , verano de 1979;

Conflict Studies , ISS, julio de 1975; Andreas Kolschitter, Der Zeit , ( Ha’aretz , 21/09/79) Economist Foreign Report , 10/10/79, Afro-Asian Affairs , Londres, julio de 1979.

1 6. Arnold Hottinger, “The Rich Arab States in Trouble”, The New York Review of Books , 15/5/80; Arab Press Service , Beirut, 6 / 25-7 / 2/80; US News and World Report , 5/5/79, así como El Ahram , 11/9/79; El Nahar El Arabi Wal Duwali , París, 9/7/79; El Hawadeth, 9/11/79; David Hakham, Monthly Review , IDF, enero-febrero. 79.

1 7. En cuanto a las políticas y los problemas de Jordania, véase El Nahar El Arabi Wal Duwali , 30/4/79, 7/2/79; Prof. Elie Kedouri, Ma’ariv 6/8/79; Prof. Tanter, Davar 12/7/79; A. Safdi, Jerusalem Post , 31/05/79; El Watan El Arabi 28/11/79; El Qabas , 19/11/79. En cuanto a las posiciones de la OLP, ver: Las resoluciones del Cuarto Congreso de Fatah, Damasco, agosto de 1980. El programa Shefa’amr de los árabes israelíes se publicó en Ha’aretz , 24/9/80, y en Arab Press Report 6/18 / 80. Para conocer los hechos y cifras sobre la inmigración de árabes a Jordania, ver Amos Ben Vered, Ha’aretz , 16/2/77; Yossef Zuriel, Ma’ariv 1/12/80. En cuanto a la posición de la OLP hacia Israel, ver Shlomo Gazit, Monthly Review ; Julio de 1980; Hani El Hasan en una entrevista, Al Rai Al’Am , Kuwait 15/04/80; Avi Plaskov, “El problema palestino” , Survival , ISS, Londres, ene. Feb. 78; David Gutrnann, “El mito palestino” , Comentario , 75 de octubre; Bernard Lewis, “Los palestinos y la OLP”, Comentario del 75 de enero; Lunes por la mañana , Beirut, 8 / 18-21 / 80; Journal of Palestine Studies , invierno de 1980.

1 8. Prof. Yuval Neeman, “Samaria: la base para la seguridad de Israel”, Ma’arakhot 272-273, mayo / junio de 1980; Ya’akov Hasdai, “Paz, el camino y el derecho a saber”, Dvar Hashavua , 2/23/80. Aharon Yariv, “Profundidad estratégica: una perspectiva israelí”, Ma’arakhot 270-271, octubre de 1979; Yitzhak Rabin, “Los problemas de defensa de Israel en los años ochenta”, Ma’arakhot, octubre de 1979.

1 9. Ezra Zohar, En los alicates del régimen (Shikmona, 1974); Motti Heinrich, ¿Tenemos una oportunidad de Israel? Verdad contra leyenda (Reshafim, 1981).

2 0. Henry Kissinger, “Las Lecciones del Pasado”, The Washington Review Vol 1, enero de 1978; Arthur Ross, “Desafío de la OPEP al Oeste”, The Washington Quarterly , Winter, 1980; Walter Levy, “El petróleo y la decadencia de Occidente”, Foreign Affairs , verano de 1980; Informe especial: “¿Nuestra armada está lista o no?”. Noticias de EE. UU. E informe mundial 10/10/77; Stanley Hoffman, “Reflexiones sobre el peligro actual”, The New York Review of Books 3/6/80; Tiempo 4/3/80; Leopold Lavedez “Las ilusiones de sal” Comentario septiembre 79; Norman Podhoretz, “The Present Danger”, comentario de marzo de 1980; Robert Tucker, “El petróleo y el poder estadounidense seis años después”, comentario de septiembre de 1979; Norman Podhoretz, “El abandono de Israel”, Comentario de julio de 1976; Elie Kedourie, “Interpretar mal el Medio Oriente”, Comentario de julio de 1979.

2 1. Según las cifras publicadas por Ya’akov Karoz, Yediot Ahronot , 17/10/80, la suma total de incidentes antisemitas registrados en el mundo en 1979 fue el doble de la registrada en 1978. En Alemania, Francia y Gran Bretaña, la cantidad de incidentes antisemitas fue mucho mayor en ese año. También en los EE. UU. Ha habido un fuerte aumento de los incidentes antisemitas que se informaron en ese artículo. Para el nuevo antisemitismo, véase L. Talmon, “The New Anti-Semitism”, The New Republic , 18/9/76; Barbara Tuchman, “envenenaron a los Wells”, Newsweek 2/3/75.

La fuente original de este artículo es la Association of Arab-American University Graduates, Inc.
Copyright © Israel Shahak y Prof Michel Chossudovsky , Asociación de la Universidad Árabe-Americana Graduates, Inc., 2018
Comenta sobre los artículos de Global Research en nuestra página de Facebook

Conviértase en un miembro de Global Research

Este es el plan sionista:Que Trump,debe implementar si o si.Y es la gran Israel,la división y balcanización del medio oriente.Desde egipto hasta Irán.Y este plan comenzó a hacer ejecutado hace 17 años con el 9/11 y ahora llevará al medio oriente,hacia la madre de todas las guerras

17 de mayo de 2018
“Gran Israel”: el plan sionista para Oriente Medio
El infame “Plan Oded Yinon”. Introducción por Michel Chossudovsky

Por Israel Shahak y el Prof Michel Chossudovsky
Compartir Tweet Pin Mail

Introducción

El siguiente documento relacionado con la formación del “Gran Israel” constituye la piedra angular de poderosas facciones sionistas dentro del actual gobierno de Netanyahu, el partido Likud, así como dentro del ejército israelí y el establecimiento de inteligencia. (artículo publicado por primera vez por Global Research el 29 de abril de 2013).

El presidente Donald Trump ha confirmado en términos inequívocos su apoyo a los asentamientos ilegales de Israel (incluida su oposición a la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU , relativa a la ilegalidad de los asentamientos israelíes en la ocupada Cisjordania).

Además, al trasladar la Embajada de los Estados Unidos a Jerusalén y permitir la expansión de los asentamientos israelíes en los territorios ocupados y más allá , el presidente de los Estados Unidos ha respaldado de facto el proyecto “Gran Israel” tal como se formuló en el Plan Yinon.

Tenga en cuenta que este diseño no es estrictamente un Proyecto Sionista para Oriente Medio, es una parte integral de la política exterior de los EE. UU., Es decir, la intención de Washington de fracturar y balcanizar Oriente Medio. La decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel pretende provocar la inestabilidad política en toda la región.

Según el padre fundador del sionismo Theodore Herzl, “el área del Estado judío se extiende:” Desde el arroyo de Egipto hasta el Éufrates “. Según el rabino Fischmann,” La Tierra Prometida se extiende desde el río de Egipto hasta el Éufrates, incluye partes de Siria y Líbano “.

Visto en el contexto actual, incluido el asedio a Gaza, el Plan sionista para Oriente Medio guarda una relación íntima con la invasión de Iraq en 2003, la guerra de 2006 contra Líbano, la guerra de 2011 contra Libia, las guerras en curso contra Siria, Irak y Yemen, por no mencionar la crisis política en Arabia Saudita.

El proyecto “Gran Israel” consiste en debilitar y finalmente fracturar los estados árabes vecinos como parte de un proyecto expansionista estadounidense-israelí, con el apoyo de la OTAN y Arabia Saudita. En este sentido, el acercamiento saudita-israelí es, desde el punto de vista de Netanyahu, un medio para expandir las esferas de influencia de Israel en el Medio Oriente y para enfrentar a Irán. No hace falta que el proyecto del “Gran Israel” sea consistente con el diseño imperial de los Estados Unidos.

“Gran Israel” consiste en un área que se extiende desde el valle del Nilo hasta el Éufrates. Según Stephen Lendman , ” Hace casi un siglo, el plan de la Organización Sionista Mundial para un estado judío incluía:

• Palestina histórica;

• Sur de Líbano hasta Sidón y el río Litani;

• Los Altos del Golán de Siria, Hauran Plain y Deraa; y

• control del Ferrocarril Hijaz desde Deraa a Amman, Jordania y al Golfo de Aqaba.

Algunos sionistas querían más: tierra desde el Nilo en el oeste hasta el Éufrates en el este, que comprende Palestina, Líbano, el oeste de Siria y el sur de Turquía “.

El proyecto sionista apoya el movimiento de asentamientos judíos. En términos más generales, implica una política de exclusión de palestinos de Palestina que conduzca a la eventual anexión de Cisjordania y Gaza al Estado de Israel.

El Gran Israel crearía una serie de Estados indirectos. Incluiría partes de Líbano, Jordania, Siria, el Sinaí, así como partes de Irak y Arabia Saudita. (Ver mapa).

Según Mahdi Darius Nazemroaya en un artículo de 2011 Global Research, The Yinon Plan fue una continuación del diseño colonial de Gran Bretaña en el Medio Oriente:

“[El plan Yinon] es un plan estratégico israelí para garantizar la superioridad regional israelí. Insiste y estipula que Israel debe reconfigurar su entorno geopolítico a través de la balcanización de los estados árabes circundantes en estados más pequeños y más débiles.

Los estrategas israelíes vieron a Iraq como su mayor desafío estratégico desde un estado árabe. Esta es la razón por la cual se describió a Iraq como la pieza central de la balcanización del Medio Oriente y el mundo árabe. En Iraq, sobre la base de los conceptos del Plan Yinon, los estrategas israelíes han pedido la división de Iraq en un estado kurdo y dos estados árabes, uno para los musulmanes chiítas y el otro para los musulmanes sunitas. El primer paso para establecer esto fue una guerra entre Irak e Irán, que el Plan Yinon discute.

El Atlántico, en 2008, y el Diario de las Fuerzas Armadas, del ejército de los EE. UU., En 2006, publicaron mapas ampliamente distribuidos que siguieron de cerca el esquema del Plan Yinon. Además de un Iraq dividido, que el Plan Biden también exige, el Plan Yinon exige un Líbano dividido, Egipto y Siria. La partición de Irán, Turquía, Somalia y Pakistán también están en línea con estos puntos de vista. El Plan Yinon también pide la disolución en el norte de África y pronostica que comenzará en Egipto y luego se extenderá a Sudán, Libia y el resto de la región.

Gran Israel “requiere la división de los estados árabes existentes en pequeños estados.

“El plan opera en dos premisas esenciales. Para sobrevivir, Israel debe 1) convertirse en una potencia regional imperial , y 2) debe efectuar la división de toda el área en estados pequeños mediante la disolución de todos los estados árabes existentes. Lo pequeño aquí dependerá de la composición étnica o sectaria de cada estado. En consecuencia, la esperanza sionista es que los estados sectarios se conviertan en los satélites de Israel e, irónicamente, su fuente de legitimación moral … Esta no es una idea nueva, ni aparece por primera vez en el pensamiento estratégico sionista. De hecho, fragmentar todos los estados árabes en unidades más pequeñas ha sido un tema recurrente “. (Plan Yinon, ver abajo)

Visto en este contexto, la guerra en Siria e Irak es parte del proceso de expansión territorial israelí.

En este sentido, la derrota de los terroristas patrocinados por EE. UU. (ISIS, Al Nusra) por parte de las Fuerzas Sirias con el apoyo de Rusia, Irán y Hezbolá constituye un retroceso significativo para Israel.

Michel Chossudovsky, Global Research, 06 de septiembre de 2015, actualizado el 15 de abril de 2018

El plan sionista para Medio Oriente

Traducido y editado por

Israel Shahak

El Israel de Theodore Herzl (1904) y del rabino Fischmann (1947)

En su Complete Diaries, vol. II. pag. 711, Theodore Herzl, el fundador del sionismo, dice que el área del Estado judío se extiende: “Desde el arroyo de Egipto hasta el Éufrates”.

El rabino Fischmann, miembro de la Agencia Judía para Palestina, declaró en su testimonio ante el Comité Especial de Investigación de la ONU el 9 de julio de 1947: “La Tierra Prometida se extiende desde el río de Egipto hasta el Éufrates, incluye partes de Siria y Líbano. ”

de

Oded Yinon’s

“Una estrategia para Israel en la década de los ochenta”

Publicado por el

Asociación de la Universidad Árabe-Americana Graduates, Inc.

Belmont, Massachusetts, 1982

Documento especial n. ° 1 (ISBN 0-937694-56-8)

Tabla de contenido

Publisher’s Not e1

La Asociación de Graduados de la Universidad Árabe-Americana considera convincente inaugurar su nueva serie de publicaciones, Documentos Especiales, con el artículo de Oded Yinon que apareció en Kivunim (Direcciones), el diario del Departamento de Información de la Organización Sionista Mundial. Oded Yinon es un periodista israelí y anteriormente estaba adscrito al Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel. Hasta donde sabemos, este documento es la declaración más explícita, detallada e inequívoca hasta la fecha de la estrategia sionista en Medio Oriente. Además, se presenta como una representación precisa de la “visión” para todo el Medio Oriente del régimen sionista actualmente en vigencia de Begin, Sharon y Eitan. Su importancia, por lo tanto, no radica en su valor histórico sino en la pesadilla que presenta.

2

El plan opera en dos premisas esenciales. Para sobrevivir, Israel debe 1) convertirse en una potencia regional imperial, y 2) debe efectuar la división de toda el área en estados pequeños mediante la disolución de todos los estados árabes existentes. Lo pequeño aquí dependerá de la composición étnica o sectaria de cada estado. En consecuencia, la esperanza sionista es que los estados sectarios se conviertan en satélites de Israel e, irónicamente, su fuente de legitimación moral.

3

Esta no es una idea nueva, ni aparece por primera vez en el pensamiento estratégico sionista. De hecho, fragmentar todos los estados árabes en unidades más pequeñas ha sido un tema recurrente. Este tema ha sido documentado a una escala muy modesta en la publicación AAUG, Israel’s Sacred Terrorism (1980), de Livia Rokach. Basado en las memorias de Moshe Sharett, ex Primer Ministro de Israel, el estudio de Rokach documenta, en convincente detalle, el plan sionista tal como se aplica al Líbano y tal como fue preparado a mediados de los años cincuenta.

4

La primera invasión israelí masiva del Líbano en 1978 llevó a cabo este plan hasta en el más mínimo detalle. La segunda y más bárbara y abarcadora invasión israelí del Líbano el 6 de junio de 1982, tiene como objetivo efectuar ciertas partes de este plan que espera ver no solo el Líbano, sino también Siria y Jordania, en fragmentos. Esto debería burlar las afirmaciones públicas israelíes con respecto a su deseo de un gobierno central libanés fuerte e independiente. Más exactamente, quieren un gobierno central libanés que sancione sus designios imperialistas regionales firmando un tratado de paz con ellos. También buscan la aquiescencia de sus designios por parte de los gobiernos sirios, iraquíes, jordanos y otros árabes, así como por parte del pueblo palestino. Lo que quieren y lo que están planeando no es un mundo árabe, sino un mundo de fragmentos árabes que está listo para sucumbir a la hegemonía israelí. Por lo tanto, Oded Yinon en su ensayo, “Una estrategia para Israel en la década de 1980”, habla de “oportunidades de gran alcance por primera vez desde 1967” que son creadas por la “situación muy tormentosa [que] rodea a Israel”.

5

La política sionista de desplazar a los palestinos de Palestina es en gran medida una política activa, pero se aplica con más fuerza en tiempos de conflicto, como en la guerra de 1947-1948 y en la guerra de 1967. Un apéndice titulado “Israel habla de un nuevo éxodo” se incluye en esta publicación para demostrar las dispersiones sionistas pasadas de los palestinos de su patria y para mostrar, además del principal documento sionista que presentamos, otra planificación sionista para la despalestinización de Palestina.

6

Del documento de Kivunim, publicado en febrero de 1982, se desprende claramente que las “oportunidades de gran alcance” en las que los estrategas sionistas han estado pensando son las mismas “oportunidades” de las que intentan convencer al mundo y que alegan fueron generadas por su invasión de junio de 1982. También está claro que los palestinos nunca fueron el único objetivo de los planes sionistas, sino el objetivo prioritario dado que su presencia viable e independiente como pueblo niega la esencia del estado sionista. Sin embargo, todos los estados árabes, especialmente aquellos con direcciones nacionalistas cohesivas y claras, son un objetivo real tarde o temprano.

7

En contraste con la estrategia sionista detallada e inequívoca que se dilucida en este documento, la estrategia árabe y palestina, lamentablemente, adolece de ambigüedad e incoherencia. No hay indicios de que los estrategas árabes hayan internalizado el plan sionista en todas sus ramificaciones. En cambio, reaccionan con incredulidad y conmoción cada vez que se desarrolla una nueva etapa. Esto es evidente en la reacción árabe, aunque silenciada, al sitio israelí de Beirut. La triste realidad es que mientras no se tome en serio la estrategia sionista para Oriente Medio, la reacción árabe a cualquier asedio futuro de otras capitales árabes será la misma.

Khalil Nakhleh

23 de julio de 1982

Adelante

por Israel Shahak

1

El siguiente ensayo representa, en mi opinión, el plan preciso y detallado del régimen sionista actual (de Sharon y Eitan) para Oriente Medio, que se basa en la división de toda el área en pequeños estados, y la disolución de todos los existentes Estados árabes. Voy a comentar sobre el aspecto militar de este plan en una nota final. Aquí quiero llamar la atención de los lectores sobre varios puntos importantes:

2

1. La idea de que todos los Estados árabes deberían ser divididos, por Israel, en pequeñas unidades, ocurre una y otra vez en el pensamiento estratégico israelí. Por ejemplo, Ze’ev Schiff, el corresponsal militar de Ha’aretz (y probablemente el más conocedor de Israel sobre este tema) escribe sobre lo “mejor” que puede pasarle a los intereses israelíes en Iraq: “La disolución de Iraq en una Estado chiíta, un estado sunita y la separación de la parte kurda “( Ha’aretz 6/2/1982). En realidad, este aspecto del plan es muy antiguo.

3

2. La fuerte conexión con el pensamiento neoconservador en los Estados Unidos es muy prominente, especialmente en las notas del autor. Pero, si bien se presta sentido a la idea de la “defensa de Occidente” del poder soviético, el objetivo real del autor y del establecimiento israelí actual es claro: convertir un Israel imperial en una potencia mundial. En otras palabras, el objetivo de Sharon es engañar a los estadounidenses después de haber engañado a todos los demás.

4

3. Es obvio que gran parte de los datos relevantes, tanto en las notas como en el texto, son confusos u omitidos, como la ayuda financiera de los EE . UU . A Israel . Gran parte de esto es pura fantasía. Sin embargo , el plan no debe considerarse como no influyente, o no ser capaz de realizarse durante un corto período de tiempo. El plan sigue fielmente las ideas geopolíticas actuales en Alemania de 1890-1933, que fueron tragadas por completo por Hitler y el movimiento Nazi, y determinaron sus objetivos para Europa del Este . Esos objetivos, especialmente la división de los estados existentes, se llevaron a cabo en 1939-1941, y solo una alianza en la escala global impidió su consolidación por un período de tiempo.

5

Las notas del autor siguen el texto. Para evitar confusiones, no agregué ninguna nota mía, sino que puse la sustancia de ellas en este avance y la conclusión al final. Sin embargo, he enfatizado algunas partes del texto.

Israel Shahak

13 de junio de 1982

Una estrategia para Israel en la década de los ochenta

por Oded Yinon

Este ensayo apareció originalmente en hebreo en KIVUNIM (Directions) , A Journal for Judaism and Zionism; Número no, 14 de invierno, 5742, febrero de 1982, editor: Yoram Beck. Comité editorial: Eli Eyal, Yoram Beck, Amnon Hadari, Yohanan Manor, Elieser Schweid. Publicado por el Departamento de Publicidad / The World Sionist Organization , Jerusalem.

1

A comienzos de los años ochenta, el Estado de Israel necesita una nueva perspectiva sobre su lugar, sus objetivos y sus objetivos nacionales, dentro y fuera del país. Esta necesidad se ha vuelto aún más vital debido a una serie de procesos centrales que atraviesan el país, la región y el mundo. Estamos viviendo hoy en las primeras etapas de una nueva época en la historia humana que no es en absoluto similar a su predecesora, y sus características son totalmente diferentes de lo que hemos conocido hasta ahora. Es por eso que necesitamos una comprensión de los procesos centrales que tipifican esta época histórica, por un lado, y, por otro lado, necesitamos una perspectiva mundial y una estrategia operativa de acuerdo con las nuevas condiciones. La existencia, la prosperidad y la firmeza del Estado judío dependerán de su capacidad para adoptar un nuevo marco para sus asuntos internos y externos.

2

Esta época se caracteriza por varios rasgos que ya podemos diagnosticar y que simbolizan una verdadera revolución en nuestro estilo de vida actual. El proceso dominante es la ruptura de la perspectiva racionalista y humanista como la piedra angular principal que sustenta la vida y los logros de la civilización occidental desde el Renacimiento. Los puntos de vista políticos, sociales y económicos que han emanado de esta base se han basado en varias “verdades” que actualmente están desapareciendo, por ejemplo, la visión de que el hombre como individuo es el centro del universo y que todo existe para cumplir su necesidades de materiales básicos. Esta posición está siendo invalidada en el presente cuando se ha hecho evidente que la cantidad de recursos en el cosmos no satisface los requisitos del Hombre, sus necesidades económicas o sus limitaciones demográficas. En un mundo en el que hay cuatro mil millones de seres humanos y los recursos económicos y energéticos, que no crecen proporcionalmente para satisfacer las necesidades de la humanidad, es poco realista esperar que para cumplir con el requisito principal de la sociedad occidental, 1 es decir, el deseo y la aspiración de consumo ilimitado. El punto de vista de que la ética no juega ningún papel en la determinación de la dirección que toma el hombre, sino más bien sus necesidades materiales, esa visión se está volviendo prevalente hoy en día cuando vemos un mundo en el que casi todos los valores están desapareciendo. Estamos perdiendo la capacidad de evaluar las cosas más simples, especialmente cuando se refieren a la simple pregunta de qué es bueno y qué es malo.

3

La visión de las aspiraciones y capacidades ilimitadas del hombre se reduce ante los tristes hechos de la vida, cuando somos testigos de la ruptura del orden mundial que nos rodea. La visión que promete libertad y libertad para la humanidad parece absurda a la luz del triste hecho de que tres cuartas partes de la raza humana viven bajo regímenes totalitarios. Los puntos de vista sobre la igualdad y la justicia social han sido transformados por el socialismo y especialmente por el comunismo en un hazmerreír. No hay ningún argumento en cuanto a la verdad de estas dos ideas, pero está claro que no se han puesto en práctica adecuadamente y la mayoría de la humanidad ha perdido la libertad, la libertad y la oportunidad de igualdad y justicia. En este mundo nuclear en el que vivimos (todavía) en relativa paz durante treinta años, el concepto de paz y coexistencia entre naciones no tiene sentido cuando una superpotencia como la URSS tiene una doctrina militar y política del tipo que tiene: eso no solo es posible y necesaria una guerra nuclear para alcanzar los fines del marxismo, pero que es posible sobrevivir después de ella, por no hablar del hecho de que uno puede salir victorioso en ella. 2

4

Los conceptos esenciales de la sociedad humana, especialmente los de Occidente, están experimentando un cambio debido a las transformaciones políticas, militares y económicas. Por lo tanto, el poder nuclear y convencional de la URSS ha transformado la época que acaba de terminar en el último respiro antes de la gran saga que demolerá una gran parte de nuestro mundo en una guerra global multidimensional, en comparación con la que el mundo pasado las guerras habrán sido simples juegos de niños. El poder de las armas nucleares y convencionales, su cantidad, su precisión y calidad pondrán patas arriba a la mayoría de nuestro mundo en unos pocos años, y debemos alinearnos para enfrentarlo en Israel. Esa es, entonces, la principal amenaza para nuestra existencia y la del mundo occidental. 3 La guerra por los recursos en el mundo, el monopolio árabe del petróleo y la necesidad de Occidente de importar la mayoría de sus materias primas del Tercer Mundo, están transformando el mundo que conocemos, dado que uno de los principales objetivos de la URSS es vencer a Occidente al obtener el control de los recursos gigantescos en el Golfo Pérsico y en la parte sur de África, donde se encuentra la mayoría de los minerales del mundo. Podemos imaginar las dimensiones de la confrontación global que enfrentaremos en el futuro.

5

La doctrina de Gorshkov exige el control soviético de los océanos y las áreas ricas en minerales del Tercer Mundo. Que junto con la presente doctrina nuclear soviética que sostiene que es posible manejar, ganar y sobrevivir una guerra nuclear, en el curso de la cual el ejército occidental podría ser destruido y sus habitantes convertidos en esclavos al servicio del marxismo-leninismo, es el principal peligro para la paz mundial y para nuestra propia existencia. Desde 1967, los soviéticos han transformado el dicho de Clausewitz en “La guerra es la continuación de la política en medios nucleares” y lo han convertido en el lema que guía todas sus políticas. Ya hoy están ocupados llevando a cabo sus objetivos en nuestra región y en todo el mundo, y la necesidad de enfrentarlos se convierte en el elemento principal de la política de seguridad de nuestro país y, por supuesto, del resto del mundo libre. Ese es nuestro principal desafío extranjero. 4

6

El mundo árabe musulmán, por lo tanto, no es el principal problema estratégico que enfrentaremos en los años ochenta, a pesar de que conlleva la principal amenaza contra Israel, debido a su creciente poderío militar. Este mundo, con sus minorías étnicas, sus facciones y crisis internas, que es asombrosamente autodestructivo, como podemos ver en el Líbano, en el Irán no árabe y ahora también en Siria, es incapaz de enfrentar con éxito sus problemas fundamentales y lo hace por lo tanto, no constituyen una amenaza real contra el Estado de Israel a largo plazo, sino solo a corto plazo, donde su poder militar inmediato tiene gran importancia. A largo plazo, este mundo no podrá existir dentro de su marco actual en las áreas que nos rodean sin tener que pasar por cambios revolucionarios genuinos. El mundo árabe musulmán está construido como un castillo de naipes temporal creado por extranjeros (Francia y Gran Bretaña en los años veinte), sin que se tuvieran en cuenta los deseos y deseos de los habitantes. Se dividió arbitrariamente en 19 estados, todos hechos de combinaciones de minorías y grupos étnicos que son hostiles entre sí, de modo que cada estado árabe musulmán enfrenta hoy la destrucción social étnica desde adentro, y en algunos casos una guerra civil ya está en pleno apogeo. 5 La mayoría de los árabes, 118 millones de los 170 millones, viven en África, principalmente en Egipto (45 millones en la actualidad).

7

Además de Egipto, todos los estados del Magreb están formados por una mezcla de árabes y bereberes no árabes. En Argelia ya hay una guerra civil en las montañas Kabile entre las dos naciones del país. Marruecos y Argelia están en guerra entre sí por el Sahara español, además de la lucha interna en cada uno de ellos. El Islam militante pone en peligro la integridad de Túnez y Gadafi organiza guerras que son destructivas desde el punto de vista árabe, desde un país escasamente poblado y que no puede convertirse en una nación poderosa. Es por eso que ha estado intentando unificaciones en el pasado con estados que son más genuinos, como Egipto y Siria. Sudán, el estado más desgarrado en el mundo árabe musulmán hoy en día se basa en cuatro grupos hostiles entre sí, una minoría musulmana árabe sunita que gobierna sobre la mayoría de los africanos, paganos y cristianos no árabes. En Egipto hay una mayoría musulmana sunita que enfrenta una gran minoría de cristianos que es dominante en el alto Egipto: unos 7 millones de ellos, por lo que incluso Sadat, en su discurso del 8 de mayo, expresó el temor de que querrían un estado de su propio, algo así como un “segundo” Líbano cristiano en Egipto.

8

Todos los Estados árabes al este de Israel están desgarrados, divididos y plagados de conflictos internos incluso más que los del Magreb. Siria no es fundamentalmente diferente de Líbano, excepto en el fuerte régimen militar que lo gobierna. Pero la verdadera guerra civil que tiene lugar hoy en día entre la mayoría suní y la minoría gobernante shiíta alauí (apenas el 12% de la población) atestigua la gravedad de los problemas domésticos.

9

Irak, una vez más, no es diferente en esencia de sus vecinos, aunque su mayoría es chiíta y la minoría gobernante sunita. Sesenta y cinco por ciento de la población no tiene voz en política, en la que una elite de 20 por ciento tiene el poder. Además, hay una gran minoría kurda en el norte, y si no fuera por la fortaleza del régimen gobernante, el ejército y los ingresos del petróleo, el futuro estado de Irak no sería diferente al del Líbano en el pasado o de Siria. hoy. Las semillas del conflicto interno y la guerra civil ya son evidentes hoy, especialmente después del ascenso de Jomeini al poder en Irán, un líder que los chiítas en Iraq ven como su líder natural.

10

Todos los principados del Golfo y Arabia Saudita están construidos sobre una delicada casa de arena en la que solo hay petróleo. En Kuwait, los kuwaitíes constituyen solo una cuarta parte de la población. En Bahréin, los chiítas son mayoría pero están privados de poder. En los Emiratos Árabes Unidos, los chiítas son una vez más la mayoría, pero los suníes están en el poder. Lo mismo es cierto de Omán y el norte de Yemen. Incluso en el Yemen del sur marxista hay una considerable minoría chiíta. En Arabia Saudita, la mitad de la población es extranjera, egipcia y yemenita, pero una minoría saudí tiene el poder.

11

Jordania es en realidad palestino, gobernado por una minoría beduina transjordana, pero la mayor parte del ejército y ciertamente la burocracia son ahora palestinos. De hecho, Amman es tan palestino como Nablus. Todos estos países tienen poderosos ejércitos, en términos relativos. Pero también hay un problema allí. Hoy el ejército sirio es en su mayoría sunita con un cuerpo de oficiales alauitas, el ejército iraquí chiíta con comandantes sunitas. Esto tiene una gran importancia en el largo plazo, y es por eso que no será posible retener la lealtad del ejército durante mucho tiempo, excepto cuando se trata del único denominador común: la hostilidad hacia Israel, y hoy incluso eso es insuficiente .

12

Junto a los árabes, divididos como están, los otros estados musulmanes comparten una situación similar. La mitad de la población de Irán está compuesta por un grupo de habla persa y la otra mitad de un grupo étnicamente turco. La población de Turquía comprende una mayoría musulmana turca sunita, alrededor del 50%, y dos grandes minorías, 12 millones de alauíes chiítas y 6 millones de kurdos sunitas. En Afganistán hay 5 millones

Shi’ites que constituyen un tercio de la población. En el Pakistán sunita hay 15 millones de chiítas que ponen en peligro la existencia de ese estado.

13

Esta imagen de minoría étnica nacional que se extiende desde Marruecos a la India y desde Somalia a Turquía señala la ausencia de estabilidad y una rápida degeneración en toda la región. Cuando se agrega esta imagen a la económica, vemos cómo toda la región se construye como un castillo de naipes, incapaz de resistir sus graves problemas.

14

En este mundo gigante y fracturado, hay unos pocos grupos ricos y una enorme masa de gente pobre. La mayoría de los árabes tienen un ingreso anual promedio de 300 dólares. Esa es la situación en Egipto, en la mayoría de los países del Magreb a excepción de Libia, y en Iraq. El Líbano está destrozado y su economía se está desmoronando. Es un estado en el que no hay un poder centralizado, sino solo 5 autoridades soberanas de facto (cristianos en el norte, apoyados por los sirios y bajo el gobierno del clan Franjieh, en el este un área de conquista siria directa, en el centro de un enclave cristiano controlado por falangistas, en el sur y hasta el río Litani, una región mayoritariamente palestina controlada por la OLP y el estado de cristianos del mayor Haddad y medio millón de chiítas). Siria está en una situación aún más grave e incluso la asistencia que obtendrá en el futuro después de la unificación con Libia no será suficiente para enfrentar los problemas básicos de la existencia y el mantenimiento de un gran ejército. Egipto está en la peor situación: millones están al borde del hambre, la mitad de la fuerza de trabajo está desempleada y la vivienda es escasa en esta zona del mundo, la más densamente poblada. Excepto por el ejército, no hay un solo departamento operando eficientemente y el estado se encuentra en un estado permanente de bancarrota y depende completamente de la asistencia extranjera estadounidense otorgada desde la paz. 6

15

En los estados del Golfo, Arabia Saudita, Libia y Egipto existe la mayor acumulación de dinero y petróleo en el mundo, pero quienes lo disfrutan son pequeñas elites que carecen de una amplia base de apoyo y confianza en sí mismos, algo que ningún ejército puede garantizar. 7 El ejército saudita con todo su equipo no puede defender al régimen de peligros reales en el interior o el exterior, y lo que ocurrió en La Meca en 1980 es solo un ejemplo. Una situación triste y muy tormentosa rodea a Israel y crea desafíos para ella, problemas, riesgos pero también oportunidades de gran alcance por primera vez desde 1967 . Lo más probable es que las oportunidades perdidas en ese momento lleguen a ser alcanzables en los años ochenta en cierta medida y en dimensiones que ni siquiera podemos imaginar hoy.

dieciséis

La política de “paz” y el retorno de los territorios, a través de una dependencia de los EE. UU., Impide la realización de la nueva opción creada para nosotros. Desde 1967, todos los gobiernos de Israel han vinculado nuestros objetivos nacionales a necesidades políticas limitadas, por un lado, y, por el otro, a opiniones destructivas en el país que neutralizan nuestras capacidades tanto en nuestro país como en el extranjero. No tomar medidas hacia la población árabe en los nuevos territorios, adquirida en el curso de una guerra que se nos impuso, es el principal error estratégico cometido por Israel en la mañana posterior a la Guerra de los Seis Días. Podríamos habernos salvado del conflicto amargo y peligroso desde entonces si hubiéramos entregado Jordania a los palestinos que viven al oeste del río Jordán. Haciendo eso habríamos neutralizado el problema palestino al que nos enfrentamos hoy, y para el cual hemos encontrado soluciones que en realidad no son soluciones en absoluto, como el compromiso territorial o la autonomía, que de hecho equivalen a lo mismo. 8 Hoy, de repente enfrentamos inmensas oportunidades para transformar la situación a fondo y esto debemos hacerlo en la próxima década, de lo contrario no sobreviviremos como un estado.

17

En el transcurso de los Diecinueve Años Ochenta, el Estado de Israel tendrá que realizar cambios de largo alcance en su régimen político y económico a nivel nacional, junto con cambios radicales en su política exterior, para hacer frente a los desafíos mundiales y regionales de esta nueva época La pérdida de los campos petrolíferos del Canal de Suez, del inmenso potencial del petróleo, el gas y otros recursos naturales en la península del Sinaí, que es geomorfológicamente idéntico a los ricos países productores de petróleo en la región, provocará una fuga de energía en las cercanías futuro y destruirá nuestra economía doméstica: una cuarta parte de nuestro PNB actual, así como un tercio del presupuesto se utiliza para la compra de petróleo. 9 La búsqueda de materias primas en el Negev y en la costa no servirá, en el futuro cercano, para alterar esa situación.

18

(Recuperar) la península del Sinaí con sus recursos presentes y potenciales es, por lo tanto, una prioridad política que se ve obstaculizada por Camp David y los acuerdos de paz . La culpa es, por supuesto, del gobierno israelí actual y de los gobiernos que prepararon el camino hacia la política de compromiso territorial, los gobiernos de Alineación desde 1967. Los egipcios no necesitarán mantener el tratado de paz después del regreso del Sinaí, y harán todo lo posible para regresar al redil del mundo árabe y a la URSS con el fin de obtener apoyo y asistencia militar. La ayuda estadounidense está garantizada solo por un corto tiempo, ya que los términos de la paz y el debilitamiento de los EE. UU. Tanto en el interior como en el exterior provocarán una reducción de la ayuda. Sin petróleo y sus ingresos, con los enormes gastos actuales, no podremos llegar a 1982 bajo las condiciones actuales y tendremos que actuar para devolver la situación al status quo que existía en el Sinaí antes de la de Sadat. visita y el acuerdo de paz equivocado firmado con él en marzo de 1979 . 1 0

19

Israel tiene dos rutas principales a través de las cuales realizar este propósito, uno directo y el otro indirecto. La opción directa es la menos realista por la naturaleza del régimen y el gobierno en Israel, así como la sabiduría de Sadat que obtuvo nuestra retirada del Sinaí, que fue, junto a la guerra de 1973, su mayor logro desde que asumió el poder. . Israel no romperá unilateralmente el tratado, ni hoy, ni en 1982, a menos que sea muy difícil económicamente y políticamente y Egipto proporciona a Israel la excusa para volver a tomar el Sinaí en nuestras manos por cuarta vez en nuestra corta historia. Lo que queda por lo tanto, es la opción indirecta. La situación económica en Egipto, la naturaleza del régimen y su

La política árabe generará una situación posterior a abril de 1982 en la que Israel se verá obligado a actuar directa o indirectamente para recuperar el control del Sinaí como reserva estratégica, económica y energética a largo plazo . Egipto no constituye un problema estratégico militar debido a sus conflictos internos y podría retroceder a la situación de guerra posterior a 1967 en no más de un día. 1 1

20

El mito de Egipto como el fuerte líder del mundo árabe fue demolido en 1956 y definitivamente no sobrevivió en 1967, pero nuestra política, como en el regreso del Sinaí, sirvió para convertir el mito en “hecho”. En realidad, sin embargo , El poder de Egipto en proporción tanto a Israel solo como al resto del mundo árabe ha disminuido alrededor del 50 por ciento desde 1967. Egipto ya no es el principal poder político en el mundo árabe y está económicamente al borde de una crisis. Sin asistencia extranjera, la crisis llegará mañana. 12 En el corto plazo, debido al regreso del Sinaí, Egipto obtendrá varias ventajas a costa nuestra, pero solo en el corto plazo hasta 1982, y eso no cambiará el equilibrio de poder para su beneficio, y posiblemente traerá consigo su caída. Egipto, en su presente imagen política interna, ya es un cadáver, más aún si tenemos en cuenta la creciente brecha entre musulmanes y cristianos. Romper a Egipto territorialmente en distintas regiones geográficas es el objetivo político de Israel en la década de los ochenta en su frente occidental .

21

Egipto está dividido y dividido en muchos focos de autoridad. Si Egipto se derrumba, países como Libia, Sudán o incluso los estados más distantes no continuarán existiendo en su forma presente y se unirán a la caída y disolución de Egipto. La visión de un Estado copto cristiano en el Alto Egipto junto con varios estados débiles con poder muy localizado y sin un gobierno centralizado hasta la fecha, es la clave de un desarrollo histórico que fue solo retrasado por el acuerdo de paz pero que parece inevitable en a largo plazo . 1 3

22

El frente occidental, que en la superficie parece ser más problemático, es de hecho menos complicado que el frente oriental, en el que la mayoría de los eventos que aparecen en los titulares han tenido lugar recientemente. La disolución total del Líbano en cinco provincias sirve como precendente para todo el mundo árabe, incluidos Egipto, Siria, Iraq y la península arábiga, y ya está siguiendo ese camino. La disolución de Siria e Iraq más adelante en áreas étnicas o religiosas únicas, como en el Líbano, es el principal objetivo de Israel en el frente oriental a largo plazo, mientras que la disolución del poder militar de esos estados sirve como objetivo primario a corto plazo. Siria se derrumbará, de acuerdo con su estructura étnica y religiosa, en varios estados, como en el Líbano actual, de modo que habrá un estado chiíta alawi a lo largo de su costa, un estado sunita en el área de Alepo, otro estado sunita en Damasco hostil a su vecino del norte, y los drusos que establecerán un estado , tal vez incluso en nuestro Golán, y ciertamente en el Hauran y en el norte de Jordania . Este estado de cosas será la garantía para la paz y la seguridad en el área en el largo plazo, y ese objetivo ya está a nuestro alcance hoy . 1 4

23

Irak, rico en petróleo por un lado e internamente desgarrado por el otro, está garantizado como candidato para los objetivos de Israel . Su disolución es aún más importante para nosotros que la de Siria. Irak es más fuerte que Siria. A corto plazo, es el poder iraquí el que constituye la mayor amenaza para Israel. Una guerra iraquí-iraní desgarrará a Iraq y causará su caída en casa incluso antes de que sea capaz de organizar una lucha en un amplio frente contra nosotros. Cada tipo de enfrentamiento interárabe nos ayudará en el corto plazo y acortará el camino hacia el objetivo más importante de dividir a Iraq en denominaciones como en Siria y en el Líbano . En Iraq, es posible una división en provincias a lo largo de líneas étnicas / religiosas como en Siria durante la época otomana. Entonces, tres (o más) estados existirán alrededor de las tres ciudades principales: Basora, Bagdad y Mosul, y las áreas chiítas en el sur se separarán del norte sunita y kurdo. Es posible que la actual confrontación iraní-iraquí profundice esta polarización. 1 5

24

Toda la Península Arábiga es un candidato natural para la disolución debido a presiones internas y externas, y el asunto es inevitable especialmente en Arabia Saudita. Independientemente de si su poder económico basado en el petróleo permanece intacto o si se ve disminuido a largo plazo, las divisiones y divisiones internas son un desarrollo claro y natural a la luz de la estructura política actual. 1 6

25

Jordania constituye un objetivo estratégico inmediato a corto plazo, pero no a largo plazo, ya que no constituye una amenaza real a largo plazo después de su disolución , la terminación del largo gobierno del Rey Hussein y la transferencia del poder a los palestinos. a corto plazo.

26

No hay ninguna posibilidad de que Jordania continúe existiendo en su estructura actual durante mucho tiempo, y la política de Israel, tanto en la guerra como en la paz, debería estar dirigida a la liquidación de Jordania bajo el régimen actual y la transferencia de poder a la Mayoría palestina Cambiar el régimen al este del río también causará la terminación del problema de los territorios densamente poblados de árabes al oeste del río Jordán. Ya sea en guerra o en condiciones de paz, la emigración desde los territorios y la congelación demográfica económica en ellos, son las garantías para el cambio que se avecina en ambas orillas del río, y debemos estar activos para acelerar este proceso en el futuro cercano. . El plan de autonomía también debe ser rechazado, así como cualquier compromiso o división de los territorios ya que, dados los planes de la OLP y los de los mismos árabes israelíes, el plan Shefa’amr de septiembre de 1980, no es posible ir. en vivir en este país en la situación actual sin separar las dos naciones, los árabes a Jordania y los judíos a las áreas al oeste del río . La auténtica convivencia y la paz reinarán sobre la tierra solo cuando los árabes comprendan que sin un gobierno judío entre el Jordán y el mar no tendrán existencia ni seguridad. Una nación propia y la seguridad serán suyas solo en Jordania. 1 7

27

Dentro de Israel, la distinción entre las áreas del 67 y los territorios más allá de ellas, las del 48, siempre ha sido insignificante para los árabes y hoy en día ya no tiene ningún significado para nosotros. El problema debería verse en su totalidad sin divisiones a partir de ’67. Debería quedar claro, en cualquier situación política futura o constelación militar, que la solución del problema de los árabes indígenas vendrá solo cuando reconozcan la existencia de Israel en fronteras seguras hasta el río Jordán y más allá de ella, como nuestra necesidad existencial en esta época difícil, la época nuclear en la que pronto entraremos. Ya no es posible vivir con las tres cuartas partes de la población judía en la costa densa que es tan peligrosa en una época nuclear.

28

La dispersión de la población es, por lo tanto, un objetivo estratégico interno de primer orden; de lo contrario, dejaremos de existir dentro de cualquier frontera. Judea, Samaria y Galilea son nuestra única garantía para la existencia nacional, y si no nos convertimos en la mayoría en las áreas montañosas, no gobernaremos en el país y seremos como los cruzados, que perdieron este país que no era suyo. de todos modos, y en el que eran extranjeros, para empezar. Reequilibrar el país demográficamente, estratégica y económicamente es el objetivo más alto y más central en la actualidad. Tomar la cuenca de la montaña desde Beersheba hasta la Alta Galilea es el objetivo nacional generado por la principal consideración estratégica que se está estableciendo en la parte montañosa del país que está vacía de judíos en la actualidad . l 8

29

Realizar nuestros objetivos en el frente oriental depende primero de la realización de este objetivo estratégico interno. La transformación de la estructura política y económica, para permitir la realización de estos objetivos estratégicos, es la clave para lograr todo el cambio. Necesitamos cambiar de una economía centralizada en la que el gobierno está muy involucrado, a un mercado abierto y libre, así como a pasar de depender del contribuyente estadounidense a desarrollar, con nuestras propias manos, una verdadera infraestructura económica productiva. Si no podemos hacer este cambio libre y voluntariamente, nos veremos forzados a ello por los desarrollos mundiales, especialmente en las áreas de economía, energía y política, y por nuestro propio y creciente aislamiento. l 9

30

Desde un punto de vista militar y estratégico, Occidente, liderado por los EE. UU., No puede resistir las presiones globales de la URSS en todo el mundo, e Israel debe por lo tanto estar solo en los años ochenta, sin asistencia extranjera, militar o económica, y esto está dentro de nuestras capacidades hoy, sin compromisos. 20 Los rápidos cambios en el mundo también traerán un cambio en la condición de los judíos del mundo a los que Israel se convertirá no solo en el último recurso sino en la única opción existencial. No podemos suponer que los judíos de EE. UU. Y las comunidades de Europa y América Latina continuarán existiendo en la forma actual en el futuro . 2 1

31

Nuestra existencia en este país es cierta, y no hay fuerza que nos pueda sacar de aquí ni por la fuerza ni por traición (método de Sadat). A pesar de las dificultades de la política equivocada de “paz” y el problema de los árabes israelíes y los de los territorios, podemos enfrentar de manera efectiva estos problemas en el futuro previsible.

Conclusión

1

Se deben aclarar tres puntos importantes para poder comprender las posibilidades significativas de realización de este plan sionista para Oriente Medio, y también por qué tuvo que publicarse.

2

Antecedentes militares del plan

Las condiciones militares de este plan no se han mencionado anteriormente, pero en las numerosas ocasiones en que algo similar se está “explicando” en reuniones cerradas a miembros del establecimiento israelí, se aclara este punto. Se supone que las fuerzas militares israelíes, en todas sus ramas, son insuficientes para el trabajo real de ocupación de territorios tan amplios como se discutió anteriormente. De hecho, incluso en tiempos de intensos “disturbios” palestinos en Cisjordania, las fuerzas del ejército israelí están demasiado tensas. La respuesta a eso es el método de gobernar por medio de “fuerzas de Haddad” o de “Asociaciones de Aldea” (también conocidas como “Ligas de Aldea”): fuerzas locales bajo “líderes” completamente disociados de la población, sin tener ni siquiera ningún feudal o estructura del partido (como los falangistas tienen, por ejemplo). Los “estados” propuestos por Yinon son “Haddadland” y “Asociaciones de aldeas”, y sus fuerzas armadas serán, sin duda, bastante similares. Además, la superioridad militar israelí en tal situación será mucho mayor de lo que es ahora, de modo que cualquier movimiento de revuelta será “castigado” ya sea por humillación masiva como en Cisjordania y la Franja de Gaza, o por bombardeo y aniquilación de ciudades, como en Líbano ahora (junio de 1982), o por ambos. Para garantizar esto, el plan , como se explica oralmente, exige el establecimiento de guarniciones israelíes en lugares focales entre los mini estados, equipados con las fuerzas destructivas móviles necesarias. De hecho, hemos visto algo como esto en Haddadland y seguramente veremos pronto el primer ejemplo de funcionamiento de este sistema en el sur del Líbano o en todo el Líbano.

3

Es obvio que las suposiciones militares anteriores, y también todo el plan, también dependen de que los árabes continúen estando aún más divididos de lo que están ahora, y de la falta de un movimiento de masas verdaderamente progresivo entre ellos. Es posible que esas dos condiciones se eliminen solo cuando el plan esté bien avanzado, con consecuencias que no pueden preverse.

4

¿Por qué es necesario publicar esto en Israel?

El motivo de la publicación es la naturaleza dual de la sociedad israelí-judía: una gran medida de libertad y democracia, especialmente para los judíos, combinada con el expansionismo y la discriminación racista. En tal situación, la élite israelí-judía (para que las masas sigan los discursos de TV y Begin) debe ser persuadida . Los primeros pasos en el proceso de persuasión son orales, como se indicó anteriormente, pero llega un momento en que se vuelve inconveniente. El material escrito debe ser producido en beneficio de los “persuasores” y “explicadores” más estúpidos (por ejemplo, oficiales de rango medio, que son, por lo general, notablemente estúpidos). Luego “lo aprenden”, más o menos, y predican a los demás. Cabe señalar que Israel, e incluso el Yishuv de los años veinte, siempre ha funcionado de esta manera. Yo mismo recuerdo bien cómo (antes de estar “en la oposición”) se me explicó la necesidad de la guerra y la de otros un año antes de la guerra de 1956, y la necesidad de conquistar “el resto de Palestina occidental cuando tendremos la oportunidad” fue explicado en los años 1965-67.

5

¿Por qué se supone que no existe un riesgo especial desde el exterior en la publicación de dichos planes?

Tales riesgos pueden provenir de dos fuentes, siempre que la oposición de principios dentro de Israel sea muy débil (una situación que puede cambiar como consecuencia de la guerra en el Líbano): el mundo árabe, incluidos los palestinos y los Estados Unidos. El mundo árabe se ha mostrado incapaz hasta el momento de realizar un análisis detallado y racional de la sociedad israelí-judía, y los palestinos han sido, en promedio, no mejores que el resto. En tal situación, incluso aquellos que están gritando sobre los peligros del expansionismo israelí (que son lo suficientemente reales) lo están haciendo no por un conocimiento detallado y basado en hechos, sino por la creencia en el mito. Un buen ejemplo es la creencia muy persistente en la escritura inexistente en la pared del Knesset del verso bíblico sobre el Nilo y el Éufrates. Otro ejemplo son las declaraciones persistentes y completamente falsas, que fueron hechas por algunos de los líderes árabes más importantes, que las dos franjas azules de la bandera israelí simbolizan el Nilo y el Éufrates, mientras que de hecho se toman de las rayas del Mantón de oración judío (Talit). Los especialistas israelíes suponen que, en general, los árabes no prestarán atención a sus serias discusiones sobre el futuro, y la guerra en el Líbano les ha dado la razón. Entonces, ¿por qué no deberían continuar con sus viejos métodos de persuadir a otros israelíes?

6

En los Estados Unidos existe una situación muy similar, al menos hasta ahora. Los comentaristas más o menos serios toman su información sobre Israel, y muchas de sus opiniones al respecto, de dos fuentes. El primero es de artículos en la prensa estadounidense “liberal”, escritos casi en su totalidad por admiradores judíos de Israel que, incluso si son críticos con algunos aspectos del estado israelí, practican lealmente lo que Stalin solía llamar “la crítica constructiva”. De hecho, aquellos de entre quienes afirman ser “antiestalinistas” son en realidad más estalinistas que Stalin, con Israel como su dios que aún no ha fallado). En el marco de tal culto crítico, se debe suponer que Israel siempre tiene “buenas intenciones” y solo “comete errores”, y por lo tanto ese plan no sería materia de discusión, exactamente como los genocidios bíblicos cometidos por judíos no son mencionados . La otra fuente de información, The Jerusalem Post , tiene políticas similares. Tanto tiempo, por lo tanto, como existe la situación en la que Israel es realmente una “sociedad cerrada” para el resto del mundo, porque el mundo quiere cerrar los ojos , la publicación e incluso el comienzo de la realización de dicho plan es realista y factible

Israel Shahak

17 de junio de 1982 Jerusalén

Sobre el traductor

Israel Shahak es profesor de química orgánica en la Universidad Hebrea de Jerusalén y presidente de la Liga Israelí para los Derechos Humanos y Civiles. Publicó The Shahak Papers , colecciones de artículos clave de la prensa hebrea, y es autor de numerosos artículos y libros, entre ellos, no judíos en el estado judío . Su último libro es El Papel Global de Israel: Armas para la Represión , publicado por la AAUG en 1982. Israel Shahak: (1933-2001)

Notas

1. Personal de campo de las universidades americanas. Informe n. 33, 1979. Según esta investigación, la población del mundo será de 6 mil millones en el año 2000. La población mundial actual se puede desglosar de la siguiente manera: China, 958 millones; India, 635 millones; URSS, 261 millones; EE. UU., 218 millones de Indonesia, 140 millones; Brasil y Japón, 110 millones cada uno. Según las cifras del Fondo de Población de las Naciones Unidas para 1980, habrá, en 2000, 50 ciudades con una población de más de 5 millones cada una. La población del tercer mundo será el 80% de la población mundial. Según Justin Blackwelder, jefe de la Oficina del Censo de los Estados Unidos, la población mundial no llegará a los 6.000 millones debido al hambre.

2. La política nuclear soviética ha sido bien resumida por dos soviéticos estadounidenses: Joseph D. Douglas y Amoretta M. Hoeber, Estrategia soviética para la guerra nuclear (Stanford, Ca., Hoover Inst. Press, 1979). En la Unión Soviética se publican decenas y cientos de artículos y libros cada año que detallan la doctrina soviética para la guerra nuclear y hay una gran cantidad de documentación traducida al inglés y publicada por la Fuerza Aérea de los EE. UU., Incluida la USAF: marxismo-leninismo sobre la guerra y el Ejército: The Soviet View , Moscow, 1972; USAF: las fuerzas armadas del estado soviético . Moscú, 1975, por el mariscal A. Grechko. El enfoque básico soviético al respecto se presenta en el libro del mariscal Sokolovski publicado en 1962 en Moscú: el mariscal VD Sokolovski, Estrategia militar, Doctrina soviética y conceptos (Nueva York, Praeger, 1963).

3. Una ilustración de las intenciones soviéticas en diversas partes del mundo puede extraerse del libro de Douglas y Hoeber, ibid. Para material adicional, ver: Michael Morgan, “Los minerales de la URSS como arma estratégica en el futuro”, Defensa y Asuntos Exteriores , Washington, DC, diciembre de 1979.

4. Almirante de la flota Sergei Gorshkov, Sea Power and the State , Londres, 1979. Morgan, loc. cit. General George S. Brown (USAF) C-JCS, Declaración al Congreso sobre la Postura de Defensa de los Estados Unidos para el año fiscal 1979 , p. 103; Consejo de Seguridad Nacional, Revisión de la Política Minera No Combustible , (Washington, DC 1979,); Drew Middleton, The New York Times , (15/09/79); Hora , 21/09/80.

5. Elie Kedourie, “El fin del imperio otomano”, Journal of Contemporary History , vol. 3, No.4, 1968.

6. Al-Thawra , Siria 20/12/79, Al-Ahram , 12/30/79 , Al Ba’ath , Siria, 5/6/79. 55% de los árabes tienen 20 años o menos, 70% de los árabes viven en África, 55% de los árabes menores de 15 años están desempleados, 33% viven en áreas urbanas, Oded Yinon, “Problema de la población de Egipto”, The Jerusalem Quarterly , No. 15, primavera de 1980.

7. E. Kanovsky, “Arab Haves and Have Nots”, The Jerusalem Quarterly , No.1, otoño de 1976, Al Ba’ath , Siria, 5/6/79.

8. En su libro, el ex primer ministro Yitzhak Rabin dijo que el gobierno israelí es de hecho responsable del diseño de la política estadounidense en Oriente Medio, después de junio de 1967, debido a su propia indecisión respecto del futuro de los territorios y el inconsistencia en sus posiciones ya que estableció los antecedentes de la Resolución 242 y ciertamente doce años después para los acuerdos de Camp David y el tratado de paz con Egipto. Según Rabin, el 19 de junio de 1967, el presidente Johnson envió una carta al primer ministro Eshkol en la que no mencionaba nada sobre la retirada de los nuevos territorios, sino exactamente el mismo día en que el gobierno resolvió devolver los territorios a cambio de la paz. Después de las resoluciones árabes en Jartum (9/1/67) el gobierno modificó su posición, pero, contrariamente a su decisión del 19 de junio, no notificó a los Estados Unidos de la modificación y los Estados Unidos continuaron apoyando a 242 en el Consejo de Seguridad sobre la base de su comprensión anterior de que Israel está preparado para devolver territorios. En ese momento, ya era demasiado tarde para cambiar la posición de Estados Unidos y la política de Israel. Desde aquí, se abrió el camino a los acuerdos de paz sobre la base de 242, como se acordó posteriormente en Camp David. Ver Yitzhak Rabin. Pinkas Sherut , ( Ma’ariv 1979) pp. 226-227.

9. El Presidente del Comité de Asuntos Exteriores y Defensa, Prof. Moshe Arens, argumentó en una entrevista ( Ma’ariv , 10/3/80 ) que el gobierno israelí no preparó un plan económico antes de los acuerdos de Camp David y se sorprendió a sí mismo por el costo del acuerdos, aunque ya durante las negociaciones fue posible calcular el alto precio y el grave error que implica no haber preparado los fundamentos económicos para la paz.

El ex ministro del Tesoro, el Sr. Yigal Holwitz, declaró que si no fuera por la retirada de los yacimientos petrolíferos, Israel tendría una balanza de pagos positiva (17/09/80). Esa misma persona dijo dos años antes que el gobierno de Israel (del cual se retiró) le había puesto una soga al cuello. Se estaba refiriendo a los acuerdos de Camp David ( Ha’aretz , 11/3/78). En el curso de las negociaciones de paz, ni un experto ni un asesor económico fueron consultados, y el propio Primer Ministro, que carece de conocimientos y experiencia en economía, en una iniciativa errónea, solicitó a los Estados Unidos que nos otorgara un préstamo en lugar de una subvención, debido a su deseo de mantener nuestro respeto y el respeto de los Estados Unidos hacia nosotros. Ver Ha’aretz 1/5/79. Jerusalem Post , 7/7/79. El profesor Asaf Razin, anteriormente consultor senior en el Tesoro, criticó duramente la conducción de las negociaciones; Ha’aretz , 5/5/79. Ma’ariv , 9/7/79. En cuanto a los asuntos relacionados con los campos petroleros y la crisis energética de Israel, vea la entrevista con el Sr. Eitan Eisenberg, un asesor del gobierno en estos asuntos, Ma’arive Weekly , 12/12/78. El Ministro de Energía, quien personalmente firmó los acuerdos de Camp David y la evacuación de Sdeh Alma, desde entonces ha enfatizado la gravedad de nuestra condición desde el punto de vista del suministro de petróleo más de una vez … ver Yediot Ahronot , 20/7/79. El ministro de Energía Modai incluso admitió que el gobierno no lo consultó en absoluto sobre el tema del petróleo durante las negociaciones de Camp David y Blair House. Ha’aretz , 8/22/79.

1 0. Muchas fuentes informan sobre el crecimiento del presupuesto de armamento en Egipto y sobre las intenciones de dar preferencia al ejército en un presupuesto de época de paz sobre las necesidades internas para las cuales supuestamente se obtuvo la paz. Véase el ex primer ministro Mamduh Salam en una entrevista 18/12/77, el ministro del Tesoro, Abd El Sayeh, en una entrevista 25/7/78, y el periódico Al Akhbar , 12/2/78, que claramente hizo hincapié en que el presupuesto militar recibirá primero prioridad, a pesar de la paz. Esto es lo que el ex primer ministro Mustafa Khalil ha declarado en el documento programático de su gabinete que se presentó al Parlamento, 25/11/78. Véase la traducción al inglés, ICA, FBIS, 27 de noviembre de 1978, págs. D 1-10.

Según estas fuentes, el presupuesto militar de Egipto aumentó en un 10% entre el año fiscal de 1977 y 1978, y el proceso continúa. Una fuente saudita divulgó que los egipcios planean aumentar su presupuesto militar en un 100% en los próximos dos años; Ha’aretz , 2/12/79 y Jerusalem Post , 14/1/79.

1 1. La mayoría de las estimaciones económicas arrojaron dudas sobre la capacidad de Egipto para reconstruir su economía en 1982. Véase Unidad de Inteligencia Económica , Suplemento de 1978, “La República Árabe de Egipto”; E. Kanovsky, “Desarrollos económicos recientes en el Medio Oriente” , Documentos ocasionales , The Shiloah Institution, junio de 1977; Kanovsky, “La economía egipcia desde mediados de los años sesenta, The Micro Sectors”, Occasional Papers , junio de 1978; Robert McNamara, presidente del Banco Mundial, según lo informado en Times , Londres, 24/1/78.

1 2. Ver la comparación hecha por la investigación del Instituto de Estudios Estratégicos en Londres, y la investigación realizada en el Centro de Estudios Estratégicos de la Universidad de Tel Aviv, así como la investigación del científico británico, Denis Champlin, Military Review , Nov. 1979, ISS: The Military Balance 1979-1980, CSS; Arreglos de seguridad en el Sinaí … por Brig. Gen. (Res.) A Shalev, No. 3.0 CSS; El Balance Militar y las Opciones Militares después del Tratado de Paz con Egipto , por el Brig. Gen. (Res.) Y. Raviv, No. 4, diciembre de 1978, así como muchos informes de prensa, incluyendo El Hawadeth , Londres, 7/7/80; El Watan El Arabi , París, 14/12/79.

1 3. En cuanto al fermento religioso en Egipto y las relaciones entre coptos y musulmanes, véase la serie de artículos publicados en el periódico kuwaití, El Qabas , 15/9/80. La autora inglesa Irene Beeson informa sobre la brecha entre musulmanes y coptos, ver: Irene Beeson, Guardian , Londres, 24/6/80, y Desmond Stewart, Middle East Interntional , Londres 6/6/80. Para otros informes, vea a Pamela Ann Smith, Guardian , Londres, 24/12/79; The Christian Science Monitor 27/12/79, así como Al Dustour , Londres, 15/10/79; El Kefah El Arabi, 15/10/79.

1 4. Servicio de Prensa Árabe , Beirut, 8 / 6-13 / 80. The New Republic , 16/8/80, Der Spiegel citado por Ha’aretz , 3/21/80, y 4 / 30-5 / 5/80; The Economist , 22/3/80; Robert Fisk, Times , Londres, 26/3/80; Ellsworth Jones, Sunday Times , 30/3/80.

1 5. JP Peroncell Hugoz, Le Monde , París 28/4/80; Dr. Abbas Kelidar, Middle East Review , verano de 1979;

Conflict Studies , ISS, julio de 1975; Andreas Kolschitter, Der Zeit , ( Ha’aretz , 21/09/79) Economist Foreign Report , 10/10/79, Afro-Asian Affairs , Londres, julio de 1979.

1 6. Arnold Hottinger, “The Rich Arab States in Trouble”, The New York Review of Books , 15/5/80; Arab Press Service , Beirut, 6 / 25-7 / 2/80; US News and World Report , 5/5/79, así como El Ahram , 11/9/79; El Nahar El Arabi Wal Duwali , París, 9/7/79; El Hawadeth, 9/11/79; David Hakham, Monthly Review , IDF, enero-febrero. 79.

1 7. En cuanto a las políticas y los problemas de Jordania, véase El Nahar El Arabi Wal Duwali , 30/4/79, 7/2/79; Prof. Elie Kedouri, Ma’ariv 6/8/79; Prof. Tanter, Davar 12/7/79; A. Safdi, Jerusalem Post , 31/05/79; El Watan El Arabi 28/11/79; El Qabas , 19/11/79. En cuanto a las posiciones de la OLP, ver: Las resoluciones del Cuarto Congreso de Fatah, Damasco, agosto de 1980. El programa Shefa’amr de los árabes israelíes se publicó en Ha’aretz , 24/9/80, y en Arab Press Report 6/18 / 80. Para conocer los hechos y cifras sobre la inmigración de árabes a Jordania, ver Amos Ben Vered, Ha’aretz , 16/2/77; Yossef Zuriel, Ma’ariv 1/12/80. En cuanto a la posición de la OLP hacia Israel, ver Shlomo Gazit, Monthly Review ; Julio de 1980; Hani El Hasan en una entrevista, Al Rai Al’Am , Kuwait 15/04/80; Avi Plaskov, “El problema palestino” , Survival , ISS, Londres, ene. Feb. 78; David Gutrnann, “El mito palestino” , Comentario , 75 de octubre; Bernard Lewis, “Los palestinos y la OLP”, Comentario del 75 de enero; Lunes por la mañana , Beirut, 8 / 18-21 / 80; Journal of Palestine Studies , invierno de 1980.

1 8. Prof. Yuval Neeman, “Samaria: la base para la seguridad de Israel”, Ma’arakhot 272-273, mayo / junio de 1980; Ya’akov Hasdai, “Paz, el camino y el derecho a saber”, Dvar Hashavua , 2/23/80. Aharon Yariv, “Profundidad estratégica: una perspectiva israelí”, Ma’arakhot 270-271, octubre de 1979; Yitzhak Rabin, “Los problemas de defensa de Israel en los años ochenta”, Ma’arakhot, octubre de 1979.

1 9. Ezra Zohar, En los alicates del régimen (Shikmona, 1974); Motti Heinrich, ¿Tenemos una oportunidad de Israel? Verdad contra leyenda (Reshafim, 1981).

2 0. Henry Kissinger, “Las Lecciones del Pasado”, The Washington Review Vol 1, enero de 1978; Arthur Ross, “Desafío de la OPEP al Oeste”, The Washington Quarterly , Winter, 1980; Walter Levy, “El petróleo y la decadencia de Occidente”, Foreign Affairs , verano de 1980; Informe especial: “¿Nuestra armada está lista o no?”. Noticias de EE. UU. E informe mundial 10/10/77; Stanley Hoffman, “Reflexiones sobre el peligro actual”, The New York Review of Books 3/6/80; Tiempo 4/3/80; Leopold Lavedez “Las ilusiones de sal” Comentario septiembre 79; Norman Podhoretz, “The Present Danger”, comentario de marzo de 1980; Robert Tucker, “El petróleo y el poder estadounidense seis años después”, comentario de septiembre de 1979; Norman Podhoretz, “El abandono de Israel”, Comentario de julio de 1976; Elie Kedourie, “Interpretar mal el Medio Oriente”, Comentario de julio de 1979.

2 1. Según las cifras publicadas por Ya’akov Karoz, Yediot Ahronot , 17/10/80, la suma total de incidentes antisemitas registrados en el mundo en 1979 fue el doble de la registrada en 1978. En Alemania, Francia y Gran Bretaña, la cantidad de incidentes antisemitas fue mucho mayor en ese año. También en los EE. UU. Ha habido un fuerte aumento de los incidentes antisemitas que se informaron en ese artículo. Para el nuevo antisemitismo, véase L. Talmon, “The New Anti-Semitism”, The New Republic , 18/9/76; Barbara Tuchman, “envenenaron a los Wells”, Newsweek 2/3/75.

La fuente original de este artículo es la Association of Arab-American University Graduates, Inc.
Copyright © Israel Shahak y Prof Michel Chossudovsky , Asociación de la Universidad Árabe-Americana Graduates, Inc., 2018
Comenta sobre los artículos de Global Research en nuestra página de Facebook

Conviértase en un miembro de Global Research

Detrás del poder y de todas las revoluciones,religiones y detrás del poder :Esta la oculta masoneria,que llevan todo hacia el nuevo orden mundial

Masonería como herramienta de revolución (subversión comunista)

17 de mayo de 2018

La humanidad es víctima de una antigua conspiración satánica. El significado esotérico de la revolución está poniendo al mundo patas arriba, reemplazando a Dios con SATANÁS.

Esto está detrás de la subversión en curso de los países occidentales: cohesión racial, género (familia), independencia nacional y cristianismo . Esto está detrás del control comunista de los medios de comunicación, la academia y la censura de la libertad de expresión.

Comenzando con la Revolución Inglesa, 1688 , que condujo a la formación del Banco de Inglaterra (1694), e incluyendo a los estadounidenses (1776) franceses (1789) y las Revoluciones de Rusia (1918), el mundo ha sido puesto bajo el control de los masónicos Banqueros centrales judíos . Esta conspiración comunista multigeneracional está llegando a buen término hoy con el francmasón Donald Trump en control de los EE. UU. Y francmasones en el poder en todo el mundo. Aquí Arnold Leese describe cómo

ellos diseñaron la revolución francesa.

Ver también – Makow– El objetivo de la francmasonería es el triunfo del comunismo y

“¿Qué es el comunismo?” y la mayoría de los políticos son francmasones y masones crearon los EE. UU. para avanzar en el NWO

Primera parte: la francmasonería oculta su secreto diabólico a los miembros

Francmasonería Pt 2. (1935)

por Arnold Leese

(Extracto de henrymakow.com)

9. Francmasonería y política.

Los judíos concibieron la idea de conquistar Francia por la Francmasonería cuando descubrieron que no se podía hacer con la guerra. Sigamos, por lo tanto, el crecimiento de la Francmasonería desde el momento de su fundación en Inglaterra en 1717.

La Francmasonería se extendió a Francia en 1730, y su historia temprana es una lucha interna. Sin embargo, se logró algún tipo de cooperación en 1766, bajo una nueva “Grande Loge Nationale de France”, que luego se llamó el “Gran Oriente”. Entonces, tal como está sucediendo hoy, la francmasonería francesa fue penetrada por “ritos superiores” en la forma de una sociedad secreta notoriamente conocida como los Illuminati, de Adam Weishaupt (1748-1830).

Es muy interesante observar el desarrollo de la influencia judía en la preparación y consumación de la Revolución Francesa de 1789. Uno al lado del otro ve el crecimiento del Iluminismo entre los gentiles y los judíos con un poder directivo único ejercido en Berlín por los judíos, Moisés Mendelssohn (1728-1786, abuelo del famoso compositor), Naphtali Wessely (1725-1805), y los banqueros judíos, Daniel Itzig, Friedlander, Meyer, Cerfbeer y los Goldsmid Brothers en Londres. El Iluminismo Judío se llamaba Haskalah, y estaba dirigido y dirigido por Moses Mendelssohn, quien también inspiró a los líderes del Iluminismo Masónico como Adam Weishaupt, HS Reimarus, Lessing, Nicolai, Ch. Dohm, Mirabeau y otros. El judío, Bernard Lazare, escribió: “Había judíos detrás de Weishaupt”. {“L’antisémitisme”, página 339.}

En 1782, se celebró el Congreso Masónico más importante en Wilhelmsbad, cerca de Frankfurt, en el que se decidió el plan de acción. El conde de Virieu, que estaba presente y quedó consternado por lo que escuchó allí, declaró a su regreso a París:

“No te contaré los secretos que traje, pero lo que creo que puedo decirte es que está tramando un complot, tan bien elaborado y tan profundo, que será difícil para la religión y para el Gobierno no sucumbir.”

Tres años más tarde, un miembro de los Illuminati fue alcanzado por un rayo en Ratisbona mientras llevaba documentos secretos. La policía encontró papeles tan comprometedores sobre él que el gobierno bávaro buscó en los archivos de los Illuminati en Munich. Se descubrió un plan completo para la revolución mundial y se enviaron copias a los distintos gobiernos europeos, que no hicieron ningún comentario al respecto y permanecieron inactivos.

… Los Illuminati fueron reprimidos en Baviera en 1785, pero Weishaupt escapó, y su trabajo revolucionario continuó en otros países como antes. El resultado fue la Primera Revolución Francesa de 1789. Sus promotores fueron los Illuminati Mirabeau, l’Abbé Grégoire, Anacharsis Clootz, etc. Frecuentemente ha sido aclamado abiertamente por los masones como su trabajo.

El siguiente es un ejemplo {Ver Léon de Ponçins, “Les forces secrètes de la Révolution”. }: –

“Durante el siglo XVIII, la línea gloriosa de las Encyclopædists encontró en nuestros templos una audiencia ferviente, que, solo en ese período, invocó el radiante lema, todavía desconocido para la gente, de ‘Libertad, Igualdad, Fraternidad’. La semilla revolucionaria germinó rápidamente en esa selecta compañía. Nuestros ilustres hermanos albañiles, D’Alembert, Diderot, Helvetius, d’Holbach, Voltaire y Condorcet, completaron la evolución de las mentes de las personas y prepararon el camino para una nueva era. La Bastilla cayó, la Masonería tuvo el honor supremo de presentar a la humanidad la carta que ha elaborado con amor.

“Fue nuestro hermano albañil, Lafayette, quien fue el primero en presentar la propuesta de una ‘declaración de los derechos naturales del hombre y del ciudadano que vive en la sociedad’, para convertirla en el primer capítulo de la constitución.

“El 25 de agosto de 1789, la Asamblea Constituyente, de la cual más de 300 miembros eran masones, finalmente adoptó, casi palabra por palabra, como se había elaborado durante mucho tiempo en las Logias, el texto de la Declaración Inmortal de los derechos de hombre …, etc., etc. “- el albañil Bonnet, orador del Convento del Gran Oriente de Francia en 1904.

Francia, en 1789, contó más de 2,000 logias afiliadas al Gran Oriente, con más de 100,000 adeptos; y es un hecho que al estallar la Revolución, todas las logias de repente se convirtieron en Clubes Jacobin.

Las Revoluciones francesas de 1830, 1848 y 1870 fueron igualmente obra de Judæo-Freemasonry. En los primeros días de la revolución de 1848, 300 francmasones, con sus estandartes sobrevolando hermanos de todos los ritos que representaban la francmasonería francesa, marcharon al Hotel de Ville y allí ofrecieron su estandarte al Gobierno Provisional de la República, proclamando en voz alta la parte que acababa de aceptar la gloriosa revolución. M. de Lamartine les hizo esta respuesta, que fue recibida con entusiasmo por las Logias:

“Es desde lo más profundo de sus logias que las ideas han emanado, primero en la oscuridad, luego en el crepúsculo, y ahora a plena luz del día, que han sentado las bases de las Revoluciones de 1789, 1830 y 1848. ” {Gargano, masones irlandeses y sus hermanos extranjeros , página 55.}

EL COMUNISMO BUSCA LA DESTRUCCIÓN DE LA NACIÓN, LA RAZA, LA FAMILIA Y LA RELIGIÓN

Lo siguiente es tomado del discurso de Domenico Anghera, Gran Maestre del Consejo Supremo de los Ritos Escoceses, al conferirle al general Giuseppe Garibaldi el grado 33: –

“… Nuestro primer paso, como constructores del nuevo templo para la felicidad de la gloria humana, debe ser la destrucción. Para destruir el presente estado social, hemos suprimido la enseñanza religiosa y los derechos individuales de las personas. Como hemos derrocado. el poder temporal del Papa, nuestro enemigo más terrible e infame, por medio de Francia e Italia , debemos ahora romper Francia , el apoyo más fuerte del poder espiritual. Que debemos hacer con la ayuda de nuestro propio poder y el de Alemania ”

Este discurso se hizo antes de la guerra franco-prusiana de 1870. {Domenico Margiotta, ” Le Culte de la Nature dans la Franc-Maçonnerie Universelle”, página 45 y siguientes . Margiotta era un Masón de 33º grado, pero publicó todo lo que sabía porque no se le dio una posición responsable.}

El 1 de septiembre de 1870, el Segundo Imperio Francés cayó en la Batalla de Sedán. La Internacional y la Francmasonería tomaron el poder, llamando a su gobierno “El Gobierno de Defensa Nacional”, y el 4 de septiembre el Ministerio de Masonería elegido a mano se constituyó con Leon Gambetta (Judío) como Ministro del Interior. De sus once miembros, nueve al menos eran francmasones, tres eran judíos (incluido Adolph Cremieux, fundador de la Alliance Israelite Universelle). A continuación vino la “Comuna”, famosa a través de la historia por su resurgimiento de las atrocidades de la Primera Revolución Francesa de 1793.

CONCLUSIÓN

Los motivos para atacar a la Francmasonería se pueden resumir bajo cuatro encabezados:

1.- Es una sociedad secreta que organiza un boicot político y económico contra los no masones, lo que es contrario al interés superior del Estado.

2. Es universal, y predica la Hermandad Universal del Hombre, lo que significa en la práctica la mestización de la especie humana.

3 .– Es subversivo en un sentido político, y fue iniciado por la judería y ahora está controlado por la judería con el propósito de allanar el camino para el bolchevismo, como se describe en los Protocolos de los Sabios de Sión.

4. Es subversivo en un sentido ético, y su propósito es socavar todos los credos gentiles y sustituir al gnosticismo.

——————–

Henry Makow recibió su Ph.D. en Literatura Inglesa de la Universidad de Toronto en 1982. Él recibe sus comentarios en henry@henrymakow.com

·