Algunos sionistas querían más: tierras desde el Nilo en el oeste hasta el Eufrates en el este, que comprenden Palestina, el Líbano, Siria occidental y el sur de Turquía. Este es el nefasto plan de la gran Israel, en ejecución total y lo harán a punta de guerras

26 de marzo de 2019
“Gran Israel”: el plan sionista para el Medio Oriente
El infame “Oded plan Yinon “. Introducción de Michel Chossudovsky
Por Israel Shahak y el profesor Michel Chossudovsky
CompartirTweetPinMail
Introducción

El siguiente documento relacionado con la formación del “Gran Israel” constituye la piedra angular de las poderosas facciones sionistas dentro del actual gobierno de Netanyahu, el partido Likud, así como dentro del establecimiento israelí militar y de inteligencia. (artículo publicado por primera vez por Global Research el 29 de abril de 2013).

El presidente Donald Trump ha confirmado en términos inequívocos su apoyo a los asentamientos ilegales de Israel (incluida su oposición a la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU , relativa a la ilegalidad de los asentamientos israelíes en la ocupada Cisjordania). En los últimos acontecimientos, el gobierno de Trump ha expresado su reconocimiento de la soberanía israelí sobre los Altos del Golán.

Tenga en cuenta: este diseño no es estrictamente un Proyecto Sionista para el Medio Oriente, es una parte integral de la política exterior de los Estados Unidos, es decir, la intención de Washington de fracturar y balcanizar el Medio Oriente. La decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel tiene la intención de desencadenar la inestabilidad política en toda la región.

Según el padre fundador del sionismo Theodore Herzl, “el área del estado judío se extiende:” Desde el arroyo de Egipto hasta el Éufrates “. Según el rabino Fischmann,” La tierra prometida se extiende desde el río de Egipto hasta el Éufrates. Incluye partes de Siria y el Líbano “.



Cuando se lo observa en el contexto actual, incluido el sitio en Gaza, el Plan Sionista para el Medio Oriente tiene una relación íntima con la invasión de Irak en 2003, la guerra de 2006 en el Líbano, la guerra de 2011 en Libia, la guerra en curso en Siria, Irak y Yemen, por no hablar de la crisis política en Arabia Saudita.


El proyecto “Gran Israel” consiste en debilitar y eventualmente fracturar los estados árabes vecinos como parte de un proyecto expansionista estadounidense-israelí, con el apoyo de la OTAN y Arabia Saudita. En este sentido, el acercamiento saudí-israelí es desde el punto de vista de Netanyahu, un medio para expandir las esferas de influencia de Israel en el Medio Oriente, así como para enfrentar a Irán. No hace falta hoy en día, el proyecto del “Gran Israel” es consistente con el diseño imperial de Estados Unidos.

El “Gran Israel” consiste en un área que se extiende desde el valle del Nilo hasta el Éufrates. Según Stephen Lendman , “ Hace casi un siglo, el plan de la Organización Sionista Mundial para un estado judío incluía:

• Palestina histórica;

• sur del Líbano hasta Sidón y el río Litani;

• Altos del Golán de Siria, Hauran Plain y Deraa; y

• Control del ferrocarril Hijaz desde Deraa a Amman, Jordania y el Golfo de Aqaba.

Algunos sionistas querían más: tierras desde el Nilo en el oeste hasta el Eufrates en el este, que comprenden Palestina, el Líbano, Siria occidental y el sur de Turquía “.

El proyecto sionista apoya el movimiento de asentamientos judíos. En términos más generales, implica una política de exclusión de los palestinos de Palestina que conduce a la eventual anexión de Cisjordania y Gaza al Estado de Israel.

El Gran Israel crearía una serie de Estados proxy. Incluiría partes de Líbano, Jordania, Siria, el Sinaí, así como partes de Irak y Arabia Saudita. (Ver mapa).

Según Mahdi Darius Nazemroaya en un artículo de Global Research de 2011, El Plan Yinon fue una continuación del diseño colonial británico en el Medio Oriente:

“[El plan Yinon] es un plan estratégico israelí para garantizar la superioridad regional israelí. Insiste y estipula que Israel debe reconfigurar su entorno geopolítico a través de la balcanización de los estados árabes circundantes en estados más pequeños y más débiles.

Los estrategas israelíes vieron a Irak como su mayor desafío estratégico de un estado árabe. Esta es la razón por la que Irak se definió como la pieza central de la balcanización de Oriente Medio y el mundo árabe. En Irak, sobre la base de los conceptos del Plan Yinon, los estrategas israelíes han pedido la división de Irak en un estado kurdo y dos estados árabes, uno para los musulmanes chiítas y el otro para los musulmanes sunitas. El primer paso para establecer esto fue una guerra entre Irak e Irán, que se discute en el Plan Yinon.

El Atlántico, en 2008, y el Diario de las Fuerzas Armadas de los militares de EE. UU., En 2006, publicaron mapas de amplia circulación que seguían de cerca el esquema del Plan Yinon. Aparte de un Irak dividido, que también exige el Plan Biden, el Plan Yinon exige un Líbano, Egipto y Siria divididos. La partición de Irán, Turquía, Somalia y Pakistán también están en línea con estos puntos de vista. El Plan Yinon también exige la disolución en el norte de África y pronostica que comenzará a partir de Egipto y luego se extenderá a Sudán, Libia y el resto de la región.

El Gran Israel ”requiere la división de los estados árabes existentes en pequeños estados.

“El plan opera en dos premisas esenciales. Para sobrevivir, Israel debe 1) convertirse en una potencia regional imperial , y 2) debe efectuar la división de toda el área en pequeños estados mediante la disolución de todos los estados árabes existentes. Lo pequeño aquí dependerá de la composición étnica o sectaria de cada estado. En consecuencia, la esperanza sionista es que los estados sectarios se conviertan en satélites de Israel e, irónicamente, su fuente de legitimación moral … Esta no es una idea nueva, ni aparece por primera vez en el pensamiento estratégico sionista. De hecho, la fragmentación de todos los estados árabes en unidades más pequeñas ha sido un tema recurrente “. (Plan Yinon, ver más abajo)

En este contexto, la guerra contra Siria e Irak es parte del proceso de expansión territorial israelí.

En este sentido, la derrota de los terroristas patrocinados por los Estados Unidos (ISIS, Al Nusra) por las fuerzas sirias con el apoyo de Rusia, Irán y Hezbolá constituye un importante revés para Israel.

Michel Chossudovsky, Global Research, 06 de septiembre de 2015, actualizado el 26 de marzo de 2019

El plan sionista para el Medio Oriente
Traducido y editado por

Israel Shahak

El Israel de Theodore Herzl (1904) y de Rabbi Fischmann (1947)

En sus diarios completos, vol. II. pag. 711, Theodore Herzl, el fundador del sionismo, dice que el área del estado judío se extiende: “Desde el arroyo de Egipto hasta el Éufrates”.

El rabino Fischmann, miembro de la Agencia Judía para Palestina, declaró en su testimonio ante el Comité Especial de Investigación de las Naciones Unidas el 9 de julio de 1947: “La tierra prometida se extiende desde el río de Egipto hasta el Eufrates, incluye partes de Siria y el Líbano. ”

desde

De Oded Yinon

“Una estrategia para Israel en los años ochenta”
Publicado por el

Asociación de Graduados de la Universidad Árabe-Americana, Inc.

Belmont, Massachusetts, 1982

Documento Especial No. 1 (ISBN 0-937694-56-8)

Tabla de contenido

El editor no es e1

La Asociación de Graduados de la Universidad Árabe-Americana considera que es atractivo inaugurar su nueva serie de publicaciones, Documentos Especiales, con un artículo de Oded Yinin que apareció en Kivunim (Directions), la revista del Departamento de Información de la Organización Sionista Mundial. Oded Yinon es un periodista israelí y estuvo vinculado al Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel. A nuestro entender, este documento es la declaración más explícita, detallada e inequívoca hasta la fecha de la estrategia sionista en el Medio Oriente. Además, es una representación precisa de la “visión” para todo el Medio Oriente del régimen sionista actual de Begin, Sharon y Eitan. Su importancia, por lo tanto, no radica en su valor histórico, sino en la pesadilla que presenta.

2

El plan opera en dos premisas esenciales. Para sobrevivir, Israel debe 1) convertirse en una potencia regional imperial, y 2) debe efectuar la división de toda el área en pequeños estados mediante la disolución de todos los estados árabes existentes. Lo pequeño aquí dependerá de la composición étnica o sectaria de cada estado. En consecuencia, la esperanza sionista es que los estados sectarios se conviertan en satélites de Israel e, irónicamente, su fuente de legitimación moral.

3

Esta no es una idea nueva, ni aparece por primera vez en el pensamiento estratégico sionista. De hecho, la fragmentación de todos los estados árabes en unidades más pequeñas ha sido un tema recurrente. Este tema ha sido documentado en una escala muy modesta en la publicación AAUG, El Terrorismo Sagrado de Israel (1980), de Livia Rokach. Sobre la base de las memorias de Moshe Sharett, ex Primer Ministro de Israel, el estudio de Rokach documenta, con convincente detalle, el plan sionista, ya que se aplica al Líbano y se preparó a mediados de los años cincuenta.

4

La primera invasión masiva israelí del Líbano en 1978 llevó a cabo este plan hasta el más mínimo detalle. El segundo y más bárbaro y global invasión israelí del Líbano el 6 de junio de 1982, apunta a llevar a cabo ciertas partes de este plan que espera ver no solo al Líbano, sino también a Siria y Jordania, en fragmentos. Esto debería burlarse de las afirmaciones públicas israelíes sobre su deseo de un gobierno central libanés fuerte e independiente. Más exactamente, quieren un gobierno central libanés que sancione sus diseños imperialistas regionales firmando un tratado de paz con ellos. También buscan el consentimiento de sus designios por parte de los gobiernos sirios, iraquíes, jordanos y otros gobiernos árabes, así como por el pueblo palestino. Lo que quieren y para lo que planean no es un mundo árabe, sino un mundo de fragmentos árabes que está listo para sucumbir a la hegemonía israelí. Por lo tanto, Oded Yinon en su ensayo, “Una estrategia para Israel en la década de 1980”, habla de “oportunidades de gran alcance por primera vez desde 1967” que se crean por la “situación muy tormentosa [que] rodea a Israel”.

5

La política sionista de desplazar a los palestinos de Palestina es una política muy activa, pero se persigue con más fuerza en tiempos de conflicto, como en la guerra de 1947-1948 y en la guerra de 1967. En esta publicación se incluye un apéndice titulado “Las conversaciones de Israel sobre un nuevo éxodo” para demostrar los dispersos sionistas de palestinos desde su patria y para mostrar, además del documento sionista principal que presentamos, otra planificación sionista para la des-palestinización de Palestina.

6

Del documento Kivunim, publicado en febrero de 1982, se desprende claramente que las “oportunidades de largo alcance” que los estrategas sionistas han estado pensando son las mismas “oportunidades” que intentan convencer al mundo y que afirman que se generaron. Por su invasión de junio de 1982. También está claro que los palestinos nunca fueron el único objetivo de los planes sionistas, sino el objetivo prioritario, ya que su presencia viable e independiente como pueblo niega la esencia del estado sionista. Sin embargo, cada estado árabe, especialmente aquellos con direcciones nacionalistas coherentes y claras, es un objetivo real, tarde o temprano.

7

En contraste con la estrategia sionista detallada e inequívoca explicada en este documento, la estrategia árabe y palestina, desafortunadamente, sufre de ambigüedad e incoherencia. No hay indicios de que los estrategas árabes hayan internalizado el plan sionista en todas sus ramificaciones. En cambio, reaccionan con incredulidad y conmoción cada vez que se desarrolla una nueva etapa. Esto es evidente en la reacción árabe, aunque silenciada, al asedio israelí de Beirut. El hecho triste es que mientras la estrategia sionista para el Medio Oriente no se tome en serio, la reacción árabe ante cualquier asedio futuro de otras capitales árabes será la misma.

Khalil Nakhleh

23 de julio de 1982

Adelante

por Israel Shahak

1

El siguiente ensayo representa, en mi opinión, el plan preciso y detallado del actual régimen sionista (de Sharon y Eitan) para el Medio Oriente, que se basa en la división de toda el área en pequeños estados, y la disolución de todos los existentes. Estados arabes Comentaré sobre el aspecto militar de este plan en una nota final. Aquí quiero llamar la atención de los lectores a varios puntos importantes:

2

1. La idea de que todos los estados árabes deben ser divididos, por Israel, en unidades pequeñas, se repite una y otra vez en el pensamiento estratégico israelí. Por ejemplo, Ze’ev Schiff, el corresponsal militar de Ha’aretz (y probablemente el más entendido en Israel, sobre este tema) escribe sobre lo “mejor” que puede ocurrir para los intereses israelíes en Irak: “La disolución de Irak en una Estado chií, un estado suní y la separación de la parte kurda ”( Ha’aretz 2/2/1982). En realidad, este aspecto del plan es muy antiguo.

3

2. La fuerte conexión con el pensamiento neoconservador en los Estados Unidos es muy prominente, especialmente en las notas del autor. Pero, si bien se paga por la idea de la “defensa de Occidente” del poder soviético, el objetivo real del autor y del actual establecimiento israelí es claro: convertir a un Israel imperial en una potencia mundial. En otras palabras, el objetivo de Sharon es engañar a los estadounidenses después de que él haya engañado a todos los demás.

4

3. Es obvio que gran parte de los datos relevantes, tanto en las notas como en el texto, son confusos u omitidos, como la ayuda financiera de EE . UU . A Israel . Mucho de esto es pura fantasía. Pero , el plan no debe considerarse como no influyente, o como no es capaz de realizarlo por un corto tiempo. El plan sigue fielmente las ideas geopolíticas actuales en Alemania de 1890-1933, que Hitler y el movimiento nazi se tragaron en su totalidad y determinaron sus objetivos para Europa del Este . Esos objetivos, especialmente la división de los estados existentes, se llevaron a cabo en 1939-1941, y solo una alianza a escala global impidió su consolidación por un período de tiempo.

5

Las notas del autor siguen el texto. Para evitar confusiones, no agregué ninguna nota propia, pero he puesto la esencia de ellas en este aviso y la conclusión al final. Sin embargo, he enfatizado algunas partes del texto.

Israel Shahak

13 de junio de 1982

Una estrategia para Israel en los años ochenta.
por Oded Yinon

Este ensayo apareció originalmente en hebreo en KIVUNIM (Directions) , un diario para el judaísmo y el sionismo; Edición no, 14 – Invierno, 5742, febrero de 1982, Editor: Yoram Beck. Comité de redacción: Eli Eyal, Yoram Beck, Amnon Hadari, Yohanan Manor, Elieser Schweid. Publicado por el Departamento de Publicidad / La Organización Sionista Mundial , Jerusalén.

1

A comienzos de los años ochenta, el Estado de Israel necesita una nueva perspectiva en cuanto a su lugar, sus objetivos y sus objetivos nacionales, en el país y en el extranjero. Esta necesidad se ha vuelto aún más vital debido a una serie de procesos centrales que están experimentando el país, la región y el mundo. Vivimos hoy en las primeras etapas de una nueva época en la historia de la humanidad que no se parece en nada a su predecesora, y sus características son totalmente diferentes de lo que hasta ahora hemos conocido. Es por eso que necesitamos una comprensión de los procesos centrales que tipifican esta época histórica, por una parte, y por otra parte, necesitamos una perspectiva mundial y una estrategia operativa de acuerdo con las nuevas condiciones. La existencia, la prosperidad y la firmeza del estado judío dependerán de su capacidad para adoptar un nuevo marco para sus asuntos internos y externos.

2

Esta época se caracteriza por varios rasgos que ya podemos diagnosticar y que simbolizan una auténtica revolución en nuestro estilo de vida actual. El proceso dominante es la ruptura de la perspectiva racionalista y humanista como la piedra angular principal que apoya la vida y los logros de la civilización occidental desde el Renacimiento. Los puntos de vista políticos, sociales y económicos que han emanado de esta fundación se han basado en varias “verdades” que están desapareciendo en la actualidad; por ejemplo, el punto de vista de que el hombre como individuo es el centro del universo y todo existe para cumplir sus objetivos. Necesidades materiales básicas. Esta posición está siendo invalidada en el presente cuando ha quedado claro que la cantidad de recursos en el cosmos no cumple con los requisitos del Hombre, sus necesidades económicas o sus limitaciones demográficas. En un mundo en el que hay cuatro mil millones de seres humanos y recursos económicos y energéticos que no crecen proporcionalmente para satisfacer las necesidades de la humanidad, no es realista esperar cumplir con el requisito principal de la Sociedad Occidental, 1 es decir, el deseo y la aspiración de Consumo ilimitado. La visión de que la ética no juega ningún papel en la determinación de la dirección que toma el hombre, sino sus necesidades materiales, esa visión prevalece hoy en día a medida que vemos un mundo en el que casi todos los valores están desapareciendo. Estamos perdiendo la capacidad de evaluar las cosas más simples, especialmente cuando se refieren a la simple pregunta de qué es el bien y qué es el mal.

3

La visión de las aspiraciones y habilidades ilimitadas del hombre se contrae ante los tristes hechos de la vida, cuando somos testigos de la ruptura del orden mundial que nos rodea. La visión que promete libertad y libertad a la humanidad parece absurda a la luz del triste hecho de que tres cuartas partes de la raza humana viven bajo regímenes totalitarios. Las opiniones sobre la igualdad y la justicia social han sido transformadas por el socialismo y especialmente por el comunismo en una acción de risa. No hay ningún argumento sobre la verdad de estas dos ideas, pero está claro que no se han puesto en práctica adecuadamente y que la mayoría de la humanidad ha perdido la libertad, la libertad y la oportunidad de igualdad y justicia. En este mundo nuclear en el que vivimos (todavía) en relativa paz durante treinta años, el concepto de paz y convivencia entre naciones no tiene sentido cuando una superpotencia como la URSS tiene una doctrina militar y política como la que tiene: que no solo es posible y necesaria una guerra nuclear para alcanzar los fines del marxismo, pero es posible sobrevivir después de ella, sin hablar del hecho de que uno puede ser victorioso en ella. 2

4

Los conceptos esenciales de la sociedad humana, especialmente los de Occidente, están experimentando un cambio debido a las transformaciones políticas, militares y económicas. Así, el poder nuclear y convencional de la URSS ha transformado la época que acaba de terminar en el último respiro ante la gran saga que demolerá una gran parte de nuestro mundo en una guerra global multidimensional, en comparación con la que el mundo pasado Las guerras habrán sido un simple juego de niños. El poder de las armas nucleares y de las armas convencionales, su cantidad, su precisión y calidad harán que la mayor parte de nuestro mundo se vuelva del revés en unos pocos años, y debemos alinearnos para enfrentarlo en Israel. Esa es, entonces, la principal amenaza para nuestra existencia y la del mundo occidental. 3 La guerra por los recursos en el mundo, el monopolio árabe del petróleo y la necesidad de Occidente de importar la mayor parte de sus materias primas del Tercer Mundo están transformando el mundo que conocemos, dado que uno de los principales objetivos de la URSS es derrotar a Occidente mediante el control de los recursos gigantescos en el Golfo Pérsico y en la parte sur de África, en la que se encuentra la mayoría de los minerales del mundo. Podemos imaginar las dimensiones de la confrontación global que nos enfrentará en el futuro.

5

La doctrina Gorshkov exige el control soviético de los océanos y las áreas ricas en minerales del Tercer Mundo. Que junto con la presente doctrina nuclear soviética que sostiene que es posible gestionar, ganar y sobrevivir una guerra nuclear, en el curso de la cual los militares de Occidente bien podrían ser destruidos y sus habitantes hechos esclavos al servicio del marxismo-leninismo, es El principal peligro para la paz mundial y para nuestra propia existencia. Desde 1967, los soviéticos han transformado el dictamen de Clausewitz en “La guerra es la continuación de la política en medios nucleares”, y la han convertido en el lema que guía todas sus políticas. Ya hoy están ocupados cumpliendo sus objetivos en nuestra región y en todo el mundo, y la necesidad de enfrentarlos se convierte en el elemento principal de la política de seguridad de nuestro país y, por supuesto, en la del resto del Mundo Libre. Ese es nuestro mayor desafío extranjero. 4

6

El mundo árabe musulmán, por lo tanto, no es el principal problema estratégico que enfrentaremos en los años ochenta, a pesar de que conlleva la principal amenaza contra Israel, debido a su creciente poder militar. Este mundo, con sus minorías étnicas, sus facciones y crisis internas, que es sorprendentemente autodestructivo, como podemos ver en el Líbano, en el Irán no árabe y ahora también en Siria, es incapaz de abordar con éxito sus problemas fundamentales y lo hace. por lo tanto, no constituyen una amenaza real contra el Estado de Israel a largo plazo, sino solo a corto plazo, donde su poder militar inmediato tiene gran importancia. A largo plazo, este mundo no podrá existir dentro de su marco actual en las áreas que nos rodean sin tener que pasar por cambios revolucionarios genuinos. El mundo árabe musulmán se construye como un castillo de naipes temporal organizado por extranjeros (Francia y Gran Bretaña en los años veinte) sin que se hayan tenido en cuenta los deseos y deseos de los habitantes. Se dividió arbitrariamente en 19 estados, todos compuestos de combinaciones de minorías y grupos étnicos que son hostiles entre sí, de modo que cada estado árabe musulmán se enfrenta actualmente a la destrucción étnica social desde dentro, y en algunos ya se está librando una guerra civil. 5 La mayoría de los árabes, 118 millones de los 170 millones, viven en África, principalmente en Egipto (45 millones en la actualidad).

7

Aparte de Egipto, todos los estados del Magreb se componen de una mezcla de árabes y no bereberes árabes. En Argelia ya existe una guerra civil en las montañas de Kabile entre las dos naciones del país. Marruecos y Argelia están en guerra entre sí por el Sahara español, además de la lucha interna en cada uno de ellos. El Islam militante pone en peligro la integridad de Túnez y Gadafi organiza guerras que son destructivas desde el punto de vista árabe, desde un país escasamente poblado y que no puede convertirse en una nación poderosa. Es por eso que en el pasado ha intentado realizar unificaciones con estados más genuinos, como Egipto y Siria. Sudán, el estado más destrozado en el mundo árabe musulmán en la actualidad, se basa en cuatro grupos hostiles entre sí, una minoría árabe musulmana sunita que gobierna a una mayoría de africanos no africanos, paganos y cristianos. En Egipto hay una mayoría musulmana sunita que se enfrenta a una gran minoría de cristianos que domina el alto Egipto: unos 7 millones de ellos, por lo que incluso Sadat, en su discurso del 8 de mayo, expresó el temor de que querrán un estado de su estado. propia, algo así como un “segundo” Líbano cristiano en Egipto.

8

Todos los Estados árabes al este de Israel están destrozados, divididos y plagados de conflictos internos incluso más que los del Magreb. Siria no es fundamentalmente diferente del Líbano, excepto en el fuerte régimen militar que lo gobierna. Pero la verdadera guerra civil que tiene lugar hoy en día entre la mayoría sunita y la minoría gobernante chiíta de Alawi (solo un 12% de la población) atestigua la gravedad del problema doméstico.

9

Irak, una vez más, no es diferente en esencia de sus vecinos, aunque su mayoría es chiíta y la minoría gobernante sunita. El sesenta y cinco por ciento de la población no tiene voz en la política, en la que una elite del 20 por ciento tiene el poder. Además, hay una gran minoría kurda en el norte, y si no fuera por la fuerza del régimen gobernante, el ejército y los ingresos del petróleo, el futuro estado de Irak no sería diferente al del Líbano en el pasado o de Siria. hoy. Las semillas del conflicto interno y la guerra civil ya son evidentes hoy en día, especialmente después del ascenso de Jomeini al poder en Irán, un líder a quien los chiítas en Irak consideran su líder natural.

10

Todos los principados del Golfo y Arabia Saudita están construidos sobre una delicada casa de arena en la que solo hay petróleo. En Kuwait, los kuwaitíes constituyen solo una cuarta parte de la población. En Bahrein, los chiítas son mayoría, pero están privados del poder. En los EAU, los chiítas son una vez más la mayoría, pero los sunitas están en el poder. Lo mismo se aplica a Omán y al norte de Yemen. Incluso en el marxista del sur de Yemen hay una importante minoría chiíta. En Arabia Saudita, la mitad de la población es extranjera, egipcia y yemenita, pero una minoría saudí tiene el poder.

11

Jordania es en realidad palestino, gobernado por una minoría beduina transjordana, pero la mayor parte del ejército y ciertamente la burocracia ahora es palestina. De hecho, Amman es tan palestino como Nablus. Todos estos países tienen ejércitos poderosos, relativamente hablando. Pero hay un problema allí también. El ejército sirio de hoy es mayormente sunní con un cuerpo de oficiales de Alawi, el ejército iraquí chiíta con comandantes sunitas. Esto tiene un gran significado a largo plazo, y es por eso que no será posible mantener la lealtad del ejército durante mucho tiempo, excepto cuando se trata del único denominador común: la hostilidad hacia Israel, y hoy en día incluso eso es insuficiente. .

12

Junto a los árabes, divididos como están, los otros estados musulmanes comparten una situación similar. La mitad de la población de Irán está compuesta por un grupo de habla persa y la otra mitad de un grupo étnicamente turco. La población de Turquía comprende una mayoría musulmana sunita, un 50%, y dos grandes minorías, 12 millones de alawis chiítas y 6 millones de kurdos sunitas. En Afganistán hay 5 millones.

Los chiítas que constituyen un tercio de la población. En el Pakistán sunita hay 15 millones de chiítas que ponen en peligro la existencia de ese estado.

13

Esta imagen de minoría étnica nacional que se extiende desde Marruecos a la India y desde Somalia a Turquía apunta a la ausencia de estabilidad y una rápida degeneración en toda la región. Cuando esta imagen se agrega a la imagen económica, vemos cómo toda la región se construye como un castillo de naipes, incapaz de soportar sus graves problemas.

14

En este mundo gigante y fracturado hay unos pocos grupos ricos y una gran masa de personas pobres. La mayoría de los árabes tienen un ingreso promedio anual de 300 dólares. Esa es la situación en Egipto, en la mayoría de los países del Magreb, excepto en Libia, y en Irak. El Líbano está destrozado y su economía se está derrumbando. Es un estado en el que no hay poder centralizado, sino solo 5 autoridades soberanas de facto (cristianos en el norte, apoyados por los sirios y bajo el gobierno del clan Franjieh, en el este un área de conquista directa siria, en el centre un enclave cristiano controlado por los falangistas, en el sur y hasta el río Litani en una región mayoritariamente palestina controlada por la OLP y el estado de los cristianos del mayor Haddad y medio millón de chiítas). Siria se encuentra en una situación aún más grave e incluso la asistencia que obtendrá en el futuro después de la unificación con Libia no será suficiente para enfrentar los problemas básicos de la existencia y el mantenimiento de un gran ejército. Egipto se encuentra en la peor situación: millones de personas están al borde del hambre, la mitad de la fuerza laboral está desempleada y la vivienda escasea en esta zona más densamente poblada del mundo. A excepción del ejército, no hay un solo departamento que funcione de manera eficiente y el estado se encuentra en un estado de bancarrota permanente y depende completamente de la asistencia extranjera estadounidense otorgada desde la paz. 6

15

En los estados del Golfo, Arabia Saudita, Libia y Egipto, existe la mayor acumulación de dinero y petróleo en el mundo, pero quienes la disfrutan son pequeñas élites que carecen de una base amplia de apoyo y confianza en sí mismas, algo que ningún ejército puede garantizar. 7 El ejército saudí con todo su equipo no puede defender al régimen de peligros reales en el país o en el extranjero, y lo que tuvo lugar en La Meca en 1980 es solo un ejemplo. Una situación triste y muy tormentosa rodea a Israel y crea desafíos para ella, problemas, riesgos, pero también oportunidades de gran alcance por primera vez desde 1967 . Es probable que las oportunidades perdidas en ese momento se puedan alcanzar en los años ochenta en una medida y en dimensiones que ni siquiera podemos imaginar hoy en día.

dieciséis

La política de “paz” y el retorno de los territorios, a través de una dependencia de los EE. UU., Impide la realización de la nueva opción creada para nosotros. Desde 1967, todos los gobiernos de Israel han atado nuestros objetivos nacionales a la reducción de las necesidades políticas, por un lado, y por el otro, a opiniones destructivas en el país que neutralizaron nuestras capacidades tanto en el país como en el extranjero. El no haber tomado medidas hacia la población árabe en los nuevos territorios, adquiridos en el curso de una guerra que se nos impone, es el principal error estratégico cometido por Israel en la mañana después de la Guerra de los Seis Días. Podríamos habernos salvado todos los conflictos amargos y peligrosos desde entonces si hubiéramos entregado el Jordán a los palestinos que viven al oeste del río Jordán. Al hacerlo, habríamos neutralizado el problema palestino al que nos enfrentamos hoy en día, y al que hemos encontrado soluciones que realmente no son ninguna solución, como el compromiso territorial o la autonomía que, de hecho, equivalen a lo mismo. 8 Hoy, de repente, nos enfrentamos a inmensas oportunidades para transformar la situación a fondo y esto debemos hacerlo en la próxima década, de lo contrario no sobreviviremos como estado.

17

A lo largo de los años ochenta, el Estado de Israel tendrá que atravesar cambios de gran alcance en su régimen político y económico a nivel nacional, junto con cambios radicales en su política exterior, para enfrentar los desafíos globales y regionales de esta nueva epoca La pérdida de los yacimientos petrolíferos del Canal de Suez, del inmenso potencial del petróleo, el gas y otros recursos naturales en la península del Sinaí, que es geomorfológicamente idéntica a los ricos países productores de petróleo de la región, provocará un drenaje de energía en el futuro. futuro y destruirá nuestra economía doméstica: una cuarta parte de nuestro PNB actual, así como un tercio del presupuesto, se utiliza para la compra de petróleo. 9 La búsqueda de materias primas en el Negev y en la costa no servirá, en un futuro próximo, para alterar ese estado de cosas.

18

(Recuperar) la península del Sinaí con sus recursos actuales y potenciales es, por lo tanto, una prioridad política que se ve obstaculizada por Camp David y los acuerdos de paz . La culpa de esto reside, por supuesto, en el actual gobierno israelí y los gobiernos que allanaron el camino hacia la política de compromiso territorial, los gobiernos de Alineación desde 1967. Los egipcios no necesitarán mantener el tratado de paz después del regreso del Sinaí, y Harán todo lo que puedan para volver al redil del mundo árabe y a la URSS a fin de obtener apoyo y asistencia militar. La ayuda estadounidense está garantizada solo por un corto tiempo, ya que los términos de la paz y el debilitamiento de los Estados Unidos tanto en el país como en el extranjero traerá consigo una reducción de la ayuda. Sin el petróleo y los ingresos derivados de él, con el enorme gasto actual, no podremos atravesar 1982 en las condiciones actuales y tendremos que actuar para devolver la situación al status quo que existía en el Sinaí antes de Sadat. La visita y el acuerdo de paz erróneo firmado con él en marzo de 1979 . 1 0

19

Israel tiene dos rutas principales a través de las cuales realizar este propósito, uno directo y otro indirecto. La opción directa es la menos realista debido a la naturaleza del régimen y el gobierno en Israel, así como a la sabiduría de Sadat que obtuvo nuestra retirada de Sinaí, que fue, junto a la guerra de 1973, su mayor logro desde que asumió el poder. .Israel no romperá unilateralmente el tratado, ni hoy, ni en 1982, a menos que sea muy presionado económica y políticamente, y Egipto le proporciona a Israel la excusa para que el Sinaí vuelva a nuestras manos por cuarta vez en nuestra corta historia. Lo que queda por tanto, es la opción indirecta. La situación económica en Egipto, la naturaleza del régimen y su pan-

La política árabe provocará una situación después de abril de 1982 en la que Israel se verá obligado a actuar directa o indirectamente para recuperar el control sobre Sinaí como una reserva estratégica, económica y de energía para el largo plazo . Egipto no constituye un problema estratégico militar debido a sus conflictos internos y podría ser devuelto a la situación de guerra posterior a 1967 en no más de un día. 1 1

20

El mito de Egipto como el líder fuerte del mundo árabe fue demolido en 1956 y definitivamente no sobrevivió a 1967, pero nuestra política, como en el regreso del Sinaí, sirvió para convertir el mito en un “hecho”. Sin embargo, en realidad El poder de Egipto en proporción tanto a Israel solo como al resto del mundo árabe ha disminuido en un 50 por ciento desde 1967. Egipto ya no es el principal poder político en el mundo árabe y está económicamente al borde de una crisis. Sin ayuda extranjera la crisis llegará mañana. 12En el corto plazo, debido al retorno del Sinaí, Egipto ganará varias ventajas a nuestro costo, pero solo a corto plazo hasta 1982, y eso no cambiará el equilibrio de poder en su beneficio, y posiblemente traerá consigo su caída. Egipto, en su actual panorama político interno, ya es un cadáver, y más aún si tenemos en cuenta la creciente ruptura musulmán-cristiana. Dividir territorialmente a Egipto en distintas regiones geográficas es el objetivo político de Israel en los años ochenta en su frente occidental .

21

Egipto está dividido y dividido en muchos focos de autoridad. Si Egipto se derrumba, países como Libia, Sudán o incluso los estados más distantes no continuarán existiendo en su forma actual y se unirán a la caída y disolución de Egipto. La visión de un Estado copto cristiano en el Alto Egipto junto con una serie de estados débiles con un poder muy localizado y sin un gobierno centralizado hasta la fecha, es la clave para un desarrollo histórico que solo fue retrasado por el acuerdo de paz pero que parece inevitable en el largo plazo . 1 3

22

El frente occidental, que a primera vista parece más problemático, es, de hecho, menos complicado que el frente oriental, en el que la mayoría de los eventos que aparecen en los titulares han tenido lugar recientemente. Disolución total del Líbano en cinco provincias sirve como un precedente para todo el mundo árabe incluyendo Egipto, Siria, Irak y la península Arábiga y ya está siguiendo esa pista. La disolución de Siria e Irak más adelante en áreas étnicas o religiosamente no tradicionales, como en el Líbano, es el objetivo principal de Israel en el frente oriental a largo plazo, mientras que la disolución del poder militar de esos estados sirve como objetivo principal a corto plazo. Siria se desmoronará, de acuerdo con su estructura étnica y religiosa, en varios estados, como en el actual Líbano, de modo que habrá un estado chií de Alawi a lo largo de su costa, un estado sunita en el área de Alepo, otro estado sunita. en Damasco, hostil a su vecino del norte, y los drusos que establecerán un estado , tal vez incluso en nuestro Golán, y ciertamente en el Hauran y en el norte de Jordania.. Este estado de cosas será la garantía de paz y seguridad en el área a largo plazo, y ese objetivo ya está a nuestro alcance hoy . 1 4

23

Irak, rico en petróleo por un lado y desgarrado internamente por el otro, está garantizado como candidato para los objetivos de Israel . Su disolución es aún más importante para nosotros que la de Siria. Irak es más fuerte que Siria. A corto plazo, es el poder iraquí el que constituye la mayor amenaza para Israel. Una guerra iraquí-iraní destruirá a Irak y causará su caída en el país incluso antes de que pueda organizar una lucha en un amplio frente contra nosotros. Todo tipo de confrontación interárabe nos ayudará en el corto plazo y acortará el camino hacia el objetivo más importante de dividir a Irak en denominaciones como en Siria y en el Líbano.. En Irak, es posible una división en provincias siguiendo líneas étnicas / religiosas como en Siria durante la época otomana. Entonces, tres (o más) estados existirán alrededor de las tres ciudades principales: Basora, Bagdad y Mosul, y las áreas chiítas en el sur se separarán del norte suní y kurdo. Es posible que la actual confrontación iraní-iraquí profundice esta polarización. 1 5

24

Toda la península árabe es un candidato natural para la disolución debido a presiones internas y externas, y el asunto es inevitable, especialmente en Arabia Saudita. Independientemente de si su poder económico basado en el petróleo permanece intacto o si disminuye a largo plazo, las rupturas internas y las averías son un desarrollo claro y natural a la luz de la estructura política actual. 1 6

25

Jordania constituye un objetivo estratégico inmediato a corto plazo pero no a largo plazo, ya que no constituye una amenaza real a largo plazo después de su disolución , la finalización del prolongado gobierno del rey Hussein y la transferencia del poder a los palestinos a corto plazo.

26

No existe ninguna posibilidad de que Jordania continúe existiendo en su estructura actual durante mucho tiempo, y la política de Israel, tanto en la guerra como en la paz, debe estar dirigida a la liquidación de Jordania bajo el régimen actual y la transferencia de poder a Mayoría palestina. Cambiar el régimen al este del río también causará la terminación del problema de los territorios densamente poblados con árabes al oeste del Jordán. Ya sea en la guerra o en condiciones de paz, la emigración de los territorios y la congelación demográfica económica en ellos, son las garantías para el cambio que se avecina en ambas orillas del río, y debemos estar activos para acelerar este proceso en el futuro más cercano.. El plan de autonomía también debe ser rechazado, así como cualquier compromiso o división de los territorios, dado los planes de la OLP y los de los árabes israelíes, el plan de Shefa’amr de septiembre de 1980, no es posible hacerlo. en vivir en este país en la situación actual sin separar a las dos naciones, los árabes a Jordania y los judíos a las áreas al oeste del río . La auténtica convivencia y la paz reinarán sobre la tierra solo cuando los árabes entiendan que sin el gobierno judío entre el Jordán y el mar no tendrán ni existencia ni seguridad. Una nación propia y segura será suya solo en Jordania. 1 7

27

Dentro de Israel, la distinción entre las áreas del ’67 y los territorios más allá de ellos, los del ’48, siempre ha sido sin sentido para los árabes y hoy en día ya no tiene ningún significado para nosotros. El problema se debe ver en su totalidad sin ninguna división a partir del ’67. Debería quedar claro, bajo cualquier situación política futura o constelación militar, que la solución del problema de los árabes indígenas vendrá solo cuando reconozcan la existencia de Israel en las fronteras seguras hasta el río Jordán y más allá, como nuestra necesidad existencial. En esta época difícil, la época nuclear a la que pronto entraremos. Ya no es posible vivir con tres cuartas partes de la población judía en la densa costa que es tan peligrosa en una época nuclear.

28

La dispersión de la población es, por lo tanto, un objetivo estratégico nacional de primer orden; De lo contrario, dejaremos de existir dentro de cualquier frontera. Judea, Samaria y Galilea son nuestra única garantía para la existencia nacional, y si no somos mayoría en las zonas montañosas, no gobernaremos en el país y seremos como los Cruzados, quienes perdieron este país que no era el suyo. De todos modos, y en el que, para empezar, eran extranjeros. El reequilibrio demográfico, estratégico y económico del país es el objetivo más alto y central en la actualidad. Tomar posesión de la cuenca de la montaña desde Beersheba hasta la Alta Galilea es el objetivo nacional generado por la mayor consideración estratégica que está asentando la parte montañosa del país, hoy vacía de judíos . l 8

29

La realización de nuestros objetivos en el frente oriental depende primero de la realización de este objetivo estratégico interno. La transformación de la estructura política y económica, para permitir la realización de estos objetivos estratégicos, es la clave para lograr el cambio completo. Necesitamos cambiar de una economía centralizada en la que el gobierno participa activamente, a un mercado abierto y libre, así como pasar de depender del contribuyente estadounidense a desarrollar, con nuestras propias manos, una verdadera infraestructura económica productiva. Si no somos capaces de hacer este cambio de forma libre y voluntaria, los desarrollos mundiales nos obligarán a hacerlo, especialmente en las áreas de economía, energía y política, y nuestro propio aislamiento. l 9

30

Desde un punto de vista militar y estratégico, Occidente liderado por los Estados Unidos no puede soportar las presiones globales de la URSS en todo el mundo, e Israel, por lo tanto, debe permanecer solo en los años ochenta, sin asistencia extranjera, militar o económica, y esto Está dentro de nuestras capacidades hoy, sin compromisos. 20 Los rápidos cambios en el mundo también provocarán un cambio en la condición de los judíos del mundo al cual Israel se convertirá no solo en un último recurso, sino en la única opción existencial. No podemos asumir que los judíos de los Estados Unidos y las comunidades de Europa y América Latina continuarán existiendo en la forma presente en el futuro . 2 1

31

Nuestra existencia en este país en sí es cierta, y no hay ninguna fuerza que nos pueda sacar de aquí, ya sea por la fuerza o por la traición (método de Sadat). A pesar de las dificultades de la equivocada política de “paz” y del problema de los árabes israelíes y los de los territorios, podemos abordar estos problemas de manera efectiva en el futuro previsible.

Conclusión

1

Se deben aclarar tres puntos importantes para poder comprender las posibilidades significativas de realización de este plan sionista para el Medio Oriente, y también por qué se tuvo que publicar.

2

Los antecedentes militares del plan

Las condiciones militares de este plan no se han mencionado anteriormente, pero en las muchas ocasiones en que algo muy parecido se está “explicando” en reuniones privadas a miembros del Establecimiento israelí, se aclara este punto. Se supone que las fuerzas militares israelíes, en todas sus ramas, son insuficientes para el trabajo real de ocupación de territorios tan amplios como se discutió anteriormente. De hecho, incluso en tiempos de intensos “disturbios” palestinos en Cisjordania, las fuerzas del ejército israelí se estiran demasiado. La respuesta a eso es el método de gobernar por medio de “Fuerzas de Haddad” o de “Asociaciones de Aldeas” (también conocidas como “Ligas de Aldeas”): fuerzas locales bajo “líderes” completamente disociadas de la población, que no tienen siquiera ningún feudal o Estructura del partido (como la que tienen los falangistas, por ejemplo).Los “estados” propuestos por Yinon son “Haddadland” y “Asociaciones de Aldeas”, y sus fuerzas armadas serán, sin duda, bastante similares. Además, la superioridad militar israelí en tal situación será mucho mayor de lo que es ahora, por lo que cualquier movimiento de revuelta será “castigado” ya sea por humillación masiva como en Cisjordania y la Franja de Gaza, o por bombardeo y destrucción de ciudades, como en el Líbano ahora (junio de 1982), o por ambas. Para asegurar esto,o por ambos. Para asegurar esto,o por ambos. Para asegurar esto,El plan , como se explica oralmente, exige el establecimiento de guarniciones israelíes en lugares focales entre los mini estados, equipados con las fuerzas destructivas móviles necesarias. De hecho, hemos visto algo como esto en Haddadland y es casi seguro que pronto veremos cómo funciona el primer ejemplo de este sistema en el sur del Líbano o en todo el Líbano.

3

Es obvio que las suposiciones militares anteriores, y todo el plan también, dependen también de que los árabes continúen aún más divididos de lo que están ahora, y de la falta de un movimiento de masas verdaderamente progresista entre ellos. Es posible que esas dos condiciones se eliminen solo cuando el plan esté bien avanzado, con consecuencias que no se pueden prever.

4

¿Por qué es necesario publicar esto en Israel?

El motivo de la publicación es la naturaleza dual de la sociedad israelí-judía: una medida muy grande de libertad y democracia, especialmente para los judíos, combinada con el expansionismo y la discriminación racista. En tal situación, la elite israelí-judía (porque las masas siguen la televisión y los discursos de Begin) debe ser persuadida. Los primeros pasos en el proceso de persuasión son orales, como se indicó anteriormente, pero llega un momento en que se vuelve inconveniente. El material escrito debe producirse en beneficio de los “persuasores” y “explicadores” más estúpidos (por ejemplo, los oficiales de rango medio, que son, por lo general, notablemente estúpidos). Luego “aprenden”, más o menos, y predican a otros. Cabe destacar que Israel, e incluso el Yishuv de los años veinte, siempre ha funcionado de esta manera. Yo mismo recuerdo bien cómo (antes de que yo estuviera “en oposición”) la necesidad de una guerra me fue explicada a mí y a otros un año antes de la guerra de 1956, y la necesidad de conquistar “el resto de la Palestina occidental cuando tengamos la oportunidad” Fue explicado en los años 1965-67.

5

¿Por qué se supone que no existe un riesgo especial desde el exterior en la publicación de dichos planes?

Tales riesgos pueden provenir de dos fuentes, siempre que la oposición de principios dentro de Israel sea muy débil (una situación que puede cambiar como consecuencia de la guerra en el Líbano): el mundo árabe, incluidos los palestinos, y los Estados Unidos. El mundo árabe se ha mostrado hasta ahora bastante incapaz de un análisis detallado y racional de la sociedad israelí-judía, y los palestinos no han sido, en promedio, mejores que el resto. En tal situación, incluso aquellos que están gritando sobre los peligros del expansionismo israelí (que son lo suficientemente reales) lo están haciendo, no por el conocimiento objetivo y detallado, sino por la creencia en el mito. Un buen ejemplo es la creencia muy persistente en la escritura inexistente en la pared de la Knesset del versículo bíblico sobre el Nilo y el Éufrates. Otro ejemplo es el persistente,y declaraciones completamente falsas, hechas por algunos de los líderes árabes más importantes, de que las dos franjas azules de la bandera israelí simbolizan el Nilo y el Éufrates, mientras que en realidad están tomadas de las franjas del chal de oración judío (Talit) . Los especialistas israelíes asumen que, en general, los árabes no prestarán atención a sus serios debates sobre el futuro, y la guerra del Líbano ha demostrado que están en lo cierto. Entonces, ¿por qué no deberían continuar con sus viejos métodos de persuadir a otros israelíes?Los árabes no prestarán atención a sus serias discusiones sobre el futuro, y la guerra del Líbano ha demostrado que son acertadas. Entonces, ¿por qué no deberían continuar con sus viejos métodos de persuadir a otros israelíes?Los árabes no prestarán atención a sus serias discusiones sobre el futuro, y la guerra del Líbano ha demostrado que son acertadas. Entonces, ¿por qué no deberían continuar con sus viejos métodos de persuadir a otros israelíes?

6

En los Estados Unidos existe una situación muy similar, al menos hasta ahora. Los comentaristas más o menos serios toman su información sobre Israel, y gran parte de sus opiniones al respecto, de dos fuentes. El primero es de artículos en la prensa estadounidense “liberal”, escritos casi totalmente por admiradores judíos de Israel que, aunque son críticos de algunos aspectos del estado israelí, practican lealmente lo que Stalin solía llamar “la crítica constructiva”. De hecho, aquellos entre ellos que afirman ser también “antiestalinistas” son en realidad más estalinistas que Stalin, con Israel como su dios que aún no ha fallado). En el marco de tal adoración crítica se debe asumir que Israel siempre tiene “buenas intenciones” y solo “comete errores,”Y, por lo tanto, tal plan no sería un tema de discusión, exactamente como no se mencionan los genocidios bíblicos cometidos por los judíos. La otra fuente de información,El Jerusalem Post , tiene políticas similares. Por lo tanto, mientras exista la situación en la que Israel es realmente una “sociedad cerrada” para el resto del mundo, porque el mundo quiere cerrar los ojos , la publicación e incluso el comienzo de la realización de dicho plan es realista. y factible.

Israel Shahak

17 de junio de 1982 Jerusalén

Sobre el traductor

Israel Shahak es profesor de química orgánica en la Universidad Hebrea de Jerusalén y presidente de la Liga Israelí para los Derechos Humanos y Civiles. Publicó The Shahak Papers , colecciones de artículos clave de la prensa hebrea, y es autor de numerosos artículos y libros, entre ellos, no judíos en el Estado judío . Su último libro es El rol global de Israel: Armas para la represión , publicado por la AAUG en 1982. Israel Shahak: (1933-2001)

Globalresearch

Estados Unidos:Está ya en Bancarrota con una deuda total de 222, seguido de 12 ceros(222 billones), de dólares y por tal necesitan la guerra urgente

El tamaño real de la deuda nacional de los EE. UU., Incluidos los pasivos no financiados, es de 222 billones de dólares

Foto de perfil para el usuario Tyler Durden

por Tyler DurdenViernes, 29/03/2019 – 16:450

Escrito por Michael Snyder a través del blog The End of The American Dream,

Los Estados Unidos están en un camino hacia la ruina financiera, y todos pueden ver lo que está sucediendo, pero nadie puede encontrar una manera de detenerlo. Según el Tesoro de los Estados Unidos, el gobierno federal tiene actualmente una deuda de 22 billones de dólares , y eso representa la deuda más grande en la historia del planeta. Durante la última década, hemos estado sumando a esa deuda a una tasa de alrededor de 1.1 billones de dólares al año , y agregaremos más de un billón de dólares a ese total una vez más este año. Pero cuando agrega nuestros pasivos no financiados, nuestra perspectiva financiera a largo plazo como nación parece francamente apocalíptica. Según el profesor de economía de la Universidad de Boston, Laurence Kotlikoff, los Estados Unidos enfrentan actualmente 200 billones de dólares en pasivos no financiados, y cuando suma esa cantidad a nuestra deuda de 22 billones de dólares, obtiene un total de 222 billones de dólares.

Por supuesto, nunca vamos a pagar toda esta deuda.

La verdad es que seguiremos acumulando más deuda hasta que el sistema se derrumbe por completo y por completo.

Y a pesar de que el gobierno federal es el mayor infractor, también hay otros culpables del lío en el que nos encontramos. Los gobiernos estatales y locales tienen más de 3 billones de dólares en deuda, la deuda corporativa se ha más que duplicado desde la última crisis financiera Y los consumidores estadounidenses tienen más de 13 billones de dólares en deuda.

Cuando lo suman todos juntos, el monto total de la deuda en nuestra sociedad es muy superior al 300 por ciento del PIB, y sigue aumentando con cada año que pasa.

Pero por el momento, concentrémonos en la gigantesca montaña de deudas que el gobierno federal ha acumulado. El déficit presupuestario de Estados Unidos para el mes pasado fue de 234 mil millones de dólares , y ese fue un récord histórico para un solo mes. Nuestra deuda explosiva es una amenaza existencial para nuestra nación, y estamos literalmente destruyendo el brillante futuro que se suponía que nuestros hijos y nuestros nietos tenían.

Y no es solo una deuda de 22 billones de dólares con la que los estamos dejando. También hemos hecho decenas de billones de dólares en promesas futuras que esperamos que las generaciones futuras cumplan. Estos se denominan “pasivos no financiados” porque actualmente no tenemos el dinero para cumplir con esas obligaciones.

Según las proyecciones oficiales del gobierno, la Administración de la Seguridad Social enfrenta un pasivo no financiado de 13 billones de dólares en los próximos 75 años, y Medicare enfrenta un pasivo no financiado de 37 billones de dólares en el mismo período.

Sumando esos dos números, obtenemos un gran total de 50 billones de dólares.

¿En qué lugar del mundo podríamos obtener tanto dinero cuando ya nos estamos ahogando en deudas?

Desafortunadamente, como suele ser el caso con las proyecciones gubernamentales, los números de responsabilidad no financiados son realmente muy optimistas.

Laurence Kotlikoff, profesor de economía de la Universidad de Boston, ha estado estudiando nuestra crisis de responsabilidad no financiada durante muchos años y, según él, el número real es de 200 billones de dólares …

Según Kotlikoff, los consumidores sufrirán en gran medida la mayor parte de la ruina financiera del país, por lo que es crucial otorgarles el poder de tomar mejores decisiones financieras.

Si bien la deuda oficial de los Estados Unidos es de $ 20 billones, la brecha fiscal es 10 veces mayor: $ 200 billones. Eso se debe a la adición de pasivos no incluidos en el libro, incluida la deuda que está en manos de la Reserva Federal, dijo Kotlikoff.

Si Kotlikoff tiene razón, eso significa que el tamaño real de la obligación financiera que estamos imponiendo a las generaciones futuras es de 222 billones de dólares, y ese número sigue aumentando mes tras mes.

Muchos expertos hablan de un día en que Estados Unidos estará en bancarrota en el futuro, pero según Kotlikoff estamos en bancarrota “en este momento”

Pero el terrible pronóstico de Kotlikoff para los Estados Unidos es suficiente para que cualquiera pueda salir del sueño más profundo del verano.

“La evidencia está ante nuestros ojos de que estamos en bancarrota”, dijo Kotlikoff. “No está en bancarrota en el futuro. Está en bancarrota ahora mismo.

Desafortunadamente, no parece haber una salida fácil. Cualquier político que sea lo suficientemente tonto como para amenazar con reducir los beneficios del Seguro Social y de Medicare será inmediatamente expulsado de su cargo. La población de Estados Unidos está envejeciendo rápidamente, y casi la mitad de los adultos mayores de los Estados Unidos no tienen nada guardado para su jubilación …

La mala noticia es que casi la mitad de los estadounidenses que se acercan a la jubilación no tienen nada guardado en una cuenta 401 (k) u otra cuenta individual. La buena noticia es que la nueva estimación, de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno de EE. UU., Es ligeramente mejor que hace unos años.

De esos 55 y más, el 48 por ciento no tenía nada guardado en un plan de contribución definida estilo 401 (k) o una cuenta de jubilación individual, según una estimación de la GAO para 2016 que se publicó el martes.

Los adultos mayores de los Estados Unidos cuentan con nosotros para cumplir las promesas que les hemos hecho.

Lamentablemente, no parece que podamos hacerlo por mucho más tiempo.

Al final, tendremos que tomar algunas decisiones muy difíciles. Un demócrata en realidad inició una petición para vender el estado de Montana a Canadá por un billón de dólares, y hasta el momento tiene más de 18,000 firmas. Por supuesto, no vamos a vender partes de nuestro país, pero tendremos que encontrar la manera de encontrar una enorme cantidad de dinero.

Cuando me postulé para el Congreso el año pasado, hice que hacer algo sobre la deuda nacional fuera uno de mis principales problemas .Desafortunadamente, la preocupación por la deuda nacional no es una prioridad para ninguno de los partidos políticos en este momento, y ese es un gran error.

Puedes gastar más dinero del que llevas durante bastante tiempo, pero al final llega un día de cómputo. Cualquiera que haya incurrido en demasiada deuda de tarjetas de crédito sabe exactamente de lo que estoy hablando. Hemos estado en la mayor deuda de la historia del mundo, y nos ha permitido disfrutar de un nivel de vida que va mucho más allá de lo que realmente merecemos, pero el precio que pagaremos por semejante tontería será extremadamente doloroso. en efecto.

Aviso de DiscriminaciónPolítica de cookiesCopyright © 2009-2019 ZeroHedge.com/ABC Media, LTD