Escobar: Quema, el Neoliberalismo, se quema!

Escobar: Quema, el Neoliberalismo, se quema!

Escrito por Pepe Escobar a través de The Strategic Culture Foundation,

El neoliberalismo es, literalmente, ardor. Y desde Ecuador hasta Chile, América del Sur, una vez más, está mostrando el camino.

En contra de la cruel prescripción de austeridad del FMI, que despliega armas de destrucción económica masiva para aplastar la soberanía nacional y fomentar la desigualdad social, América del Sur finalmente parece preparada para reclamar el poder de forjar su propia historia.

Tres elecciones presidenciales están en juego.

Los de Bolivia parecen haberse resuelto el domingo pasado, incluso cuando los sospechosos habituales gritan “¡Fraude!” Argentina y Uruguay están el próximo domingo.

El retroceso contra lo que David Harvey ha conceptualizado espléndidamente como la  acumulación por desposesión  es, y seguirá siendo, una perra. Eventualmente llegará a Brasil, que tal como está continúa siendo destrozado por los fantasmas pinochetistas. Brasil, eventualmente, después de un inmenso dolor, se levantará nuevamente. Después de todo, los excluidos y humillados en toda América del Sur finalmente están descubriendo que llevan un Joker dentro de sí mismos.

Chile privatiza todo

La pregunta que plantea la calle chilena es cruda: “¿Qué es peor, evadir impuestos o invadir el metro?”. Todo es cuestión de hacer las matemáticas de la lucha de clases. El PIB de Chile creció un 1,1% el año pasado, mientras que las ganancias de las corporaciones más grandes crecieron diez veces más. No es difícil encontrar de dónde se extrajo la gran brecha. La calle chilena enfatiza cómo  se privatizaron el agua, la electricidad, el gas, la salud, la medicina, el transporte, la educación, el  salar (salinas) en Atacama, incluso los glaciares.

Esa es la acumulación clásica por desposesión, ya que el costo de vida se ha vuelto insoportable para la abrumadora mayoría de 19 millones de chilenos, cuyos ingresos mensuales promedio no superan los $ 500.

Paul Walder, director del portal Politika y analista del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE) señala que menos de una semana después del final de las protestas en Ecuador, que obligaron al buitre neoliberal Lenin Moreno a deshacerse de un aumento en el precio de la gasolina. Chile entró en un ciclo muy similar de protestas.

Walder define correctamente al presidente de Chile, Sebastián Piñera, como el pavo en un banquete de larga duración que involucra a toda la clase política chilena. No es de extrañar que la calle chilena loca como el infierno ahora no haga ninguna diferencia entre el gobierno, los partidos políticos y la policía. Piñera, como era de esperar, criminalizó todos los movimientos sociales; envió al ejército a las calles para una represión total; e instaló un toque de queda.

Piñera es el séptimo multimillonario más rico de Chile, con activos valorados en $ 2.7 mil millones, distribuidos en aerolíneas, supermercados, televisión, tarjetas de crédito y fútbol. Es una especie de Moreno turboalimentado, un pinochetista neoliberal. El hermano de Pinera, José, era en realidad un ministro de Pinochet, y el hombre que implementó el sistema de bienestar privatizado de Chile, una fuente clave de desintegración social y desesperación. Y todo está interconectado: el actual ministro de Finanzas de Brasil, Paulo Guedes, un chico de Chicago, vivía y trabajaba en Chile en ese momento, y ahora quiere repetir el experimento absolutamente desastroso en Brasil.

La conclusión es que el “modelo” económico que Guedes quiere imponer en Brasil se ha derrumbado totalmente en Chile.

El principal recurso de Chile es el cobre. Las minas de cobre, históricamente, eran propiedad de los Estados Unidos, pero luego fueron nacionalizadas por el presidente Salvador Allende en 1971; así, el plan del criminal de guerra Henry Kissinger para eliminar a Allende, que culminó en el 11 de septiembre original, en 1973.

La dictadura de Pinochet luego volvió a privatizar las minas. El más grande de todos, Escondida, en el desierto de Atacama, que representa el 9% del cobre del mundo, pertenece al gigante anglo-australiano Bhp Billiton. El mayor comprador de cobre en los mercados mundiales es China. Al menos dos tercios de los ingresos generados por el cobre chileno no se destinan al pueblo chileno, sino a las multinacionales extranjeras.

La debacle argentina

Antes de Chile, Ecuador estaba semiparalizado: escuelas inactivas, falta de transporte urbano, escasez de alimentos, especulación desenfrenada, graves perturbaciones en las exportaciones de petróleo. Bajo el fuego de la movilización de 25,000 pueblos indígenas en las calles, el presidente Lenin Moreno dejó un vacío de poder en Quito, transfiriendo la sede del gobierno a Guayaquil. Los pueblos indígenas se hicieron cargo de la gobernanza en muchas ciudades y pueblos importantes. La Asamblea Nacional estuvo ausente durante casi dos semanas, sin la voluntad de tratar de resolver la crisis política.

Al anunciar un estado de emergencia y un toque de queda, Moreno tendió una alfombra roja para las Fuerzas Armadas, y Piñera repitió debidamente el procedimiento en Chile . La diferencia es que en Ecuador Moreno apostó por la división y el gobierno entre los movimientos de los pueblos indígenas y el resto de la población. Piñera recurre a la fuerza bruta absoluta.

Además de aplicar las mismas viejas tácticas de aumentar los precios para obtener más fondos del FMI, Ecuador también mostró una articulación clásica entre un gobierno neoliberal, las grandes empresas y el proverbial embajador de EE. UU., En este caso Michael Fitzpatrick, un ex subsecretario para asuntos del hemisferio occidental en a cargo de la región andina, Brasil y el Cono Sur hasta 2018.

El caso más claro de fracaso neoliberal total en América del Sur es Argentina. Hace menos de dos meses en Buenos Aires, vi los viciosos efectos sociales del peso en caída libre, la inflación al 54%, una emergencia alimentaria de facto y el empobrecimiento de sectores incluso sólidos de la clase media. El gobierno de Mauricio Macri literalmente quemó la mayor parte del préstamo del FMI de $ 58 mil millones, todavía hay $ 5 mil millones por llegar. Macri perderá las elecciones presidenciales: los argentinos deberán pagar su enorme factura.

El modelo económico de Macri   no podía ser más que el de Pinera, en realidad el de Pinochet, donde los servicios públicos se administran como un negocio. Una conexión clave entre Macri y Pinera es la Fundación Libertad ultra neoliberal patrocinada por Mario Vargas Llosa, quien al menos se jacta de la calidad redentora de haber sido un novelista decente hace mucho tiempo.

Macri, un millonario, discípulo de Ayn Rand e incapaz de mostrar empatía hacia nadie, es esencialmente una cifra, prefabricada por su gurú ecuatoriano Jaime Duran Barba como un producto robótico de minería de datos, redes sociales y grupos focales. Se puede encontrar una versión hilarante de sus inseguridades en  La Cabeza de Macri: Como Piensa, Vive y Manda el Primer Presidente de la No Política , de Franco Lindner.

Entre miles de travesuras, Macri está indirectamente vinculado a la fabulosa máquina de lavado de dinero HSBC. El presidente de HSBC en Argentina fue Gabriel Martino. En 2015, se descubrieron cuatro mil cuentas argentinas por valor de $ 3.5 mil millones en HSBC en Suiza. Esta espectacular fuga de capitales fue diseñada por el banco. Sin embargo, Martino fue esencialmente salvado por Macri, y se convirtió en uno de sus principales asesores.

Cuidado con las empresas de buitres del FMI

Todos los ojos ahora deberían estar en Bolivia. Al momento de escribir este artículo, el presidente Evo Morales ganó las elecciones presidenciales del domingo en la primera vuelta, obteniendo, por un pequeño margen, el margen del 10% necesario para que un candidato gane si no obtiene el 50% más uno de los votos. Básicamente, Morales acertó al final, cuando los votos de las zonas rurales y del extranjero se contaron por completo, y la oposición ya había comenzado a salir a las calles para ejercer presión. No es sorprendente que la OEA, servil a los intereses estadounidenses, haya proclamado una “falta de confianza en el proceso electoral”.

Evo Morales representa un proyecto de desarrollo sostenible, inclusivo y crucial, autónomo de las finanzas internacionales. No es de extrañar que todo el aparato del Consenso de Washington odie sus entrañas. El ministro de Economía, Luis Arce Catacora, fue al grano: “Cuando Evo Morales ganó sus primeras elecciones en 2005, el 65% de la población era de bajos ingresos, ahora el 62% de la población tiene acceso a un ingreso medio”.

La oposición, sin ningún proyecto excepto privatizaciones salvajes, y sin ninguna preocupación por las políticas sociales, grita “¡Fraude!”, Pero esto podría dar un giro muy desagradable en los próximos días. En los suburbios de Tony del sur de La Paz, el odio de clase contra Evo Morales es el deporte favorito: se hace referencia al presidente como “indio”, “tirano” e “ignorante”. Los cholos  del Altiplano son definidos habitualmente por las élites terratenientes blancas en las llanuras como una “raza malvada”.

Nada de eso cambia el hecho de que Bolivia es ahora la economía más dinámica de América Latina, como  destacó el  destacado analista argentino  Atilio Borón .

La campaña de descrédito Morales, que está obligado a ser aún más vicioso, es parte de Imperial War 5G, que, escribe boro, totalmente borra “la pobreza crónica que la mayoría absoluta de la población sufrió durante siglos”, un estado que siempre “ mantuvo a la población bajo total falta de protección institucional “y el” saqueo de la riqueza natural y el bien común “.

Por supuesto, el espectro de las empresas de buitres del FMI no desaparecerá en América del Sur como un encanto. Incluso cuando los sospechosos habituales, a través de los informes del Banco Mundial, ahora parecen “preocupados” por la pobreza; Los escandinavos ofrecen el Premio Nobel de Economía a tres académicos que estudian la pobreza; y Thomas Piketty, en  Capital and Ideology , intenta desarmar la justificación hegemónica de la acumulación de riqueza.

Lo que aún queda absolutamente fuera de los límites para los guardianes del sistema mundial actual es investigar realmente el neoliberalismo incondicional como la causa raíz de la hiperconcentración de la riqueza y la desigualdad social. Ya no es suficiente ofrecer curitas. Las calles de América del Sur están encendidas. Blowback ahora está en pleno efecto.

Copyright © 2009-2019 ZeroHedge.com/ABC Media, Burno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s